¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

Marco Antonio Sánchez

Marco Antonio, presunta víctima de desaparición forzada, regresa a casa; acusan impunidad

Indigo Staff

Marco Antonio, estudiante de la UNAM, desapareció tras ser arrestado por policías capitalinos el pasado 23 de enero; activistas acusan de desaparición forzada a los elementos involucrados


May 12, 2018
Lectura 2 min
portada post

La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) informó que Marco Antonio, el estudiante de la Escuela Nacional Preparatoria número 8 de la Universidad Nacional Autónoma de México, posible víctima de desaparición forzada, dejó el Instituto Nacional de Neurología, en el que se le atendía, para volver a casa e iniciar otra modalidad del tratamiento profesional con el que se espera que el muchacho se recupere.

El pasado 23 de enero, alumnos de la máxima casa de estudios y activistas inciaron una campaña para dar con el paradero de Marco, quien desapareció tras ser detenido por policías capitalinas en las inmediaciones del Metrobús El Rosario.
Los uniformados involucrados argumentaron que dejaron ir a Marco antes de presentarlo ante un Ministerio Público.

El 28 de enero, Marco Antonio fue encontrado en el Estado de México, y la policía de esa entidad lo entregó a sus familiares, quienes lo llevaron aon Instituto Nacional de Pediatría y posteriormente al Instituto Nacional de Neurología.

En un comunicado, Redim consideró que el caso sigue impune: “Los policías agresores siguen libre y en activo, la investigación local no ha aportado ninguna evidencia sobre lo acontecido los 6 días de la desaparición del adolescente y la policía de la Ciudad se mantiene en la posición de reducir a un error de protocolos, sin reconocer el actuar delictivo de sus elementos”.

La Procuraduría General de la República a través de la Fiscalía sobre Desaparición Forzada tiene abierta una carpeta de investigación con diversas actuaciones.

Es preciso señalar que de acuerdo con reportes de testigo, Marco Antonio fue golpeado por los agentes que llevaron a cabo su detención.

“El pasado 2 de abril la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH emitió medidas cautelares al Estado Mexicano por considerar que la integridad, la vida y la salud de Marco Antonio seguían en riesgo”, destacó Redim.

A más de tres meses de internamiento hospitalario se ha logrado la mejoría en la condición física del muchacho, por lo que ahora necesita otra modalidad de tratamiento y nuevos dispositivos de apoyo que garanticen su completa recuperación.

Comentarios