30

manifestaciones
 fueron contabilizadas por la Cámara de Comecio 
de la Ciudad de México 
el pasado fin de semana, 21 de esas eran del CNTE

En estos días, las marchas y movilizaciones han desquiciado al país y afectado a miles de comerciantes, sin embargo, para el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, estas no son un factor decisivo en la colocación de inversiones de mediano y largo plazo.

Guajardo incluso señaló que para este año se espera que se rompa récord en la captación de Inversión Extranjera Directa (IEd).

El miércoles 28 de agosto, la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope-Servytur) del Distrito Federal informó que en los últimos días de protestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), había contabilizado la pérdida de 100 millones de pesos. Con esas cifras, los perjuicios económicos para el pequeño comercio, la prestación de servicios profesionales y el turismo de la pequeña y mediana empresa ascendieron a 500 millones de pesos.

Sin embargo, dos días después, en conferencia de prensa, el secretario de Economía aseguró que los inversionistas están acostumbrados a que con los cambios hay grupos que ven afectados sus intereses.

Durante el anuncio del programa El Buen Fin 2013 -que se desarrollará del 15 al 18 de noviembre- Guajardo indicó que se espera lograr la aprobación de las reformas fiscal y energética antes de finalizar el presente año.

Mediante un comunicado de prensa, el presidente de la Canacope, Gerardo López Becerra, urgió a las autoridades locales y federales a que dejen de apoyar al movimiento de los que llamó “maestros ninis”, que ni quieren estudiar para acreditar sus exámenes de evaluación, ni quieren trabajar frente a los grupos de estudiantes.

Desde la semana pasada, maestros de la CNTE bloquearon vías principales de la Ciudad de México y en Michoacán, en protesta por la aprobación de la reforma educativa y sus leyes secundarias.

López Becerra insistió que los marchistas pretenden conservar sus privilegios mediante “chantaje” y “secuestro a la ciudadanía”, demandando la derogación de las reformas constitucionales que pueden generar nuevos esquemas para el desarrollo de la educación pública en el país.

“Es cierto que la tolerancia y prudencia debe imperar para evitar daños mayores, también es cierto que la cerrazón y la necedad de los grupos magisteriales hacen difícil el diálogo, e intentan crear un escenario en donde la única salida es la aceptación de sus propuestas”, precisó.

Por su parte, Guillermo Gazal, presidente de los Empresarios y Comerciantes Unidos para la Protección del Centro Histórico de la Ciudad de México (Procentrhico) destacó que como resultado del plantón que los maestros de la CNTE han mantenido en el Zócalo capitalino, la agrupación tiene pérdidas por más de  mil 200 millones de pesos.

Gazal destacó que estas manifestaciones no sólo generan caos en toda la capital del país, sino que han ahuyentado a los clientes y visitantes del Centro Histórico. El representante del comercio establecido exigió también al Gobierno del Distrito Federal una solución a esta situación.

En una entrevista publicada por CNN, Ricardo Navarro, presidente de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México señaló que la ocupación en los hoteles del primer cuadro de la capital bajó del 80 al 10 por ciento en dos semanas por el plantón de los maestros en el Zócalo y que actualmente los hoteles solo reciben cancelaciones.

“Hay mil 14 empresas que están en el perímetro A y B del Centro Histórico. Hemos detectado 30 manifestaciones, de las cuales, 21 pertenecen a la CNTE. Eso significa 159 millones de pesos, pero hay que sumarle otros 176 millones de la plaza, del plantón de la plancha del Zócalo, eso daba 335 millones de pesos al 23 de agosto. Se iba como a 455 millones de pesos por ahí y siguen subiendo”, dijo Navarro.

Ni quien los ayude

A pesar de las pérdidas económicas que han sufrido los comerciantes del Centro Histórico, el secretario de Finanzas del Distrito Federal, Edgar Amador, dijo que no prevén condonar impuestos o hacer excepciones fiscales a los establecimientos afectados, ya que estas no son causales consideradas en el Código Fiscal capitalino.

“No hay una figura o formato jurídico para ese procedimiento, vamos a ver conforme evolucionen las actividades”, indicó el funcionario en conferencia de prensa.

Amador reconoció que la dependencia recibió algunas solicitudes por parte particulares, las cuales serán analizadas individualmente para resolver si procede un descuento o condonación.