En la recta final de su administración, el jefe de Gobierno realizó ajustes en el equipo de trabajo y sacó del gabinete a Julián Andrade, director de Comunicación Social, y a Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades Indígenas.

Durante la conferencia matutina que Miguel Ángel Mancera Espinosa ofrece diariamente para informar de las acciones después del sismo del 19 de septiembre de 2017, sorpresivamente le pidió a las funcionarias que recién nombró subieran al templete para protestarlas en su nuevo cargo.


“Les hemos deseado que les vaya bien en sus nuevos proyectos, en sus nuevas tareas (…) también de esa forma les deseo éxito a quienes están ocupando ahora estas responsabilidades”

Miguel Ángel Mancera

Jefe de Gobierno, sobre la renuncia de dos secretarios

“Quiero pedir a Evangelina que pase para acá por favor, y a Zarife (Maza). A partir de hoy Evangelina Hernández será la nueva titular de Sederec y Zarife será la titular de Comunicación Social”, dijo Mancera.

Luego explicó que aceptó las renuncias de quien ocupaba la titularidad en Sederec (sin mencionar el nombre de Rosa Icela), así como el de Comunicación Social, en referencia a Julián Andrade.

“Les hemos deseado que les vaya bien en sus nuevos proyectos, en sus nuevas tareas, les hemos agradecido la labor que han desarrollado y desempeñado durante su encargo y bueno, pues esto continua, hay que seguir trabajando, así que también de esa forma les deseo éxito a quienes están ocupando ahora estas responsabilidades”.

Zarife Maza será la quinta funcionaria en ocupar la responsabilidad informativa y difusión de las tareas del jefe de Gobierno; fue reportera de Azteca Noticias y llegó al Gobierno de la Ciudad cuando Óscar Kauffman estaba al frente de Comunicación Social.

El relevo en Sederec

En lugar de Rosa Icela Rodríguez en la titularidad de Sederec entró Evangelina Hernández, quien ya se desempeñaba como directora general de Equidad para los Pueblos y Comunidades.

En el pasado proceso electoral, Hernández fue una de las piezas cercanas al jefe de Gobierno capitalino, quien intentó impulsarla como diputada local para la Asamblea Legislativa.

Por su parte, Rosa Icela Rodríguez se desempeñó al principio de este sexenio como secretaria de Desarrollo Social. Sin embargo, en el proceso electoral de 2015 fue señalada de operar a favor de Morena en distintos puntos de la ciudad.

A partir de esa fecha la relación de Rodríguez con el mandatario local sufrió un quiebre y la removió de Sedeso (una de las más importantes por la cantidad de presupuesto que maneja) para enviarla a Sederec.

Evangelina Hernández fue periodista de El Universal y el jefe de Gobierno la invitó a su equipo apenas llegó a la administración capitalina para incorporarla a la Secretaría de Desarrollo Social, que encabezaba entonces Rosa Icela Rodríguez.

De esa área, Evangelina Hernández pasó al cargo de directora de Comunicación Social del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).


Evangelina Hernández será la titular en Sederec, antes era directora general de Equidad para los Pueblos y Comunidades de esa dependencia

En razón de que ocupó ese puesto, su candidatura por el distrito 26 en la delegación Coyoacán fue rechazada por el propio Instituto Electoral del Distrito Federal, que la consideró improcedente.

Aquella negativa se basó en el argumento de que la aspirante del PRD incumplía con la fracción II del artículo 294 del Código Electoral del DF, el cual dispone que para ocupar un cargo de elección popular no se debe haber tenido cargo de dirección en los órganos electorales, a menos que se hubiera separado del mismo cinco años antes de la fecha.

La entonces aspirante no se dio por vencida e impugnó la decisión del IEDF que le negaba el registro. El Tribunal Electoral de la capital (IEDF) terminó por darle la razón y comenzó su campaña de manera tardía al resto de los aspirantes que ya promovían su imagen en territorio.

Muy pocos del arranque

Del gabinete original que llegó con Miguel Ángel Mancera a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México ya quedan muy pocos o están en un cargo distinto al que comenzaron.

En la Consejería Jurídica y de Servicios Legales ya no está José Ramón Amieva, a quien inicialmente puso en esa responsabilidad.

Hiram Almeida pasó de la Contraloría General a la Secretaría de Seguridad Pública; Salomón Chertorivski dejó Desarrollo Económico para ir a precampaña en busca de la candidatura a jefe de Gobierno.

En Sedeso removió primero a Rosa Icela Rodríguez, quien ahora está afuera del gabinete; en Seduvi ya no está Simón Neumann.

En Educación tampoco está Mara Robles; en Secretaría de Gobierno ya no despacha Héctor Serrano, quien se fue a Semovi y finalmente renunció para organizar la fallida campaña de Mancera a la presidencia de la República.

Luis Alberto Rábago, quien abrió sexenio en Obras y Servicios, murió, y actualmente está Édgar Tüngui al frente.

De la Oficialía Mayor salió del gabinete Édgar Armando González Rojas; en la Procuraduría General de Justicia tampoco está Rodolfo Ríos Garza, y en Salud, Armando Ahued recién renunció para ir a precampaña.

En la Secretaría del Trabajo, Carlos Navarrete fue removido y en su lugar está Amalia García; la Secretaría de Turismo fue abandonada por Miguel Torruco, y de la Secretaría de Cultura el titular René Drucker Colín, murió.

De los “originales” que llegaron con Mancera resisten en el mismo cargo el secretario de Finanzas, Édgar Amador Zamora, y en la Secretaría del Medio Ambiente, Tania Müller.