No estamos retrocediendo en nuestra lucha, solo nos estamos reorganizando” 

Jesús López Zavala

Coordinadora Estatal
de Trabajadores de la Educación
en Guerrero

El cambio de postura de las secciones de Oaxaca, Guerrero y Michoacán de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que apunta a la posibilidad de comenzar el regreso paulatino a clases podría fraccionar el movimiento del magisterio democrático, pues la sección de Chiapas insiste en el paro indefinido de labores.

 

El regreso a clases de los maestros del ala democrática, los que ya llevan 15 días en paro de labores indefinido, se encuentra en el aire. 

 

La decisión del retorno a las aulas, que comenzó a ser consultada por parte de los maestros de la CNTE en Michoacán, Oaxaca y Guerrero, ha encontrado como condición el compromiso del Gobierno federal para que no despida a los maestros que atendieron el boicot al ciclo escolar. 

 

La única sección de la CNTE que ha dicho no rotundo a la posibilidad del inicio de clases es la de Chiapas. 

 

De acuerdo a José Luis Escobar, vocero de la sección 40 de la CNTE en esa entidad, no habrá retroceso en la postura de resistencia contra la Reforma Educativa. 

 

Por su parte, las delegaciones de la CNTE en Michoacán, Guerrero y Oaxaca acordaron iniciar una consulta a las bases para observar la posibilidad del regreso a clases a partir de la próxima semana.

 

Por lo que será hasta el sábado próximo cuando se defina el nuevo plan del magisterio democrático.

 

De acuerdo a datos de las delegaciones magisteriales en rebeldía, la CNTE mantiene suspendidas sus labores académicas en por lo menos 2 mil 800 escuelas de todo el país, principalmente en Michoacán, Guerrero, Chiapas y Oaxaca.

 

El titular de la SEP, Aurelio Nuño, anunció apenas el pasado martes a través de su cuenta de Twitter que “…poco más de 2 mil maestros en varios estados serán separados del servicio”, al reconocer públicamente que en Oaxaca ya “el 90 por ciento de las escuelas regresaron a clases (sic)”. 

 

Al hacer un recuento global, Nuño anunció que el ciclo arrancó con plena normalidad en el 99 por ciento de las escuelas de todo el país.

 

La postura oficial ha sido invariable desde el pasado 22 de agosto, cuando inició el boicot al ciclo escolar por parte de la CNTE: primero el retorno a clases de los maestros disidentes, después la mesa de diálogo.

 

Guerrero se reorganiza

 

La dirigencia de la sección 14 de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), encabezada por Ramos Reyes Guerrero, inició este miércoles reuniones de base para observar la posibilidad de la suspensión del paro magisterial.

 

Las cifras de la CNTE apuntan que más del 60 por ciento de las escuelas se mantiene en suspensión de clases, y el Gobierno estatal asegura que sólo es un 18 por ciento.

 

 “No estamos retrocediendo en nuestra lucha”, dijo Jesús López Zavala, de la CETEG, “solo nos estamos reorganizando”. 

 

La Secretaría de Educación estatal anunció el despido de 869 maestros que no aceptaron evaluarse e inició procesos de finiquito para 62 profesores que no han asistido a clases.  Además hay 17 órdenes de aprehensión contra quienes organizaron la toma de carreteras y vialidades.

 

Oaxaca dice no al recorte

 

Aun cuando la dirigencia de la CNTE en Oaxaca anunció la posibilidad del regreso a clases, también se reconoció que la lucha contra la Reforma Educativa no va a claudicar. 

 

De acuerdo a un comunicado de la sección 22, se ha decidido la “reorganización de estrategias, priorizando el compromiso con los padres de familia, con los niños y niñas de Oaxaca sin dejar de luchar”.

 

Frente a la posibilidad de que el Gobierno federal despida a mil 239 maestros que no se han presentado a clases desde el pasado 22 de agosto, la sección 22 del CNTE en Oaxaca advirtió que “no permitirá el recorte de personal docente en las escuelas, (ni) que priven a nuestros alumnos del derecho a contar con escuelas dignas”.

 

De acuerdo a fuentes oficiales del Gobierno estatal, apenas se anunció la posibilidad del regreso a las aulas se observó actividad en 28 escuelas de la capital del estado, en reuniones de acuerdo con los padres de familia para el reinicio de clases a partir de este mismo jueves.

 

Michoacán, sin consenso

 

El magisterio democrático de Michoacán no ha podido lograr un consenso. Fuentes extraoficiales confiaron a Reporte Indigo que en la mayoría prevalece la intención de continuar con el paro.

 

Aunque la dirigencia estatal de la sección 18 ha propuesto la normalización de clases a partir de la próxima semana, hay renuencia porque el Gobierno estatal no cedido en su intención de ejecutar al menos 12 órdenes de aprehensión contra maestros que han encabezado los bloques al ferrocarril y toma de carreteras.

 

La base magisterial pide que se suspenda la intención de despido de por lo menos mil 609 maestros, por no acudir a la evaluación y a otros por no haber iniciado el ciclo escolar.

 

De acuerdo al Gobierno estatal, sólo el 8 por ciento de las escuelas mantiene el paro; las cifras de la CNTE apuntan a que son más del 30 por ciento.