40,000

Personas con este padecimiento se reportan en el DF


En la Clínica Wellness Center, ubicada en la calle de Florencia No. 41, en la Zona Rosa, se darán diagnóstico de VIH y de otras enfermedades de transmisión sexual


"Es poco realista hablar de que está bajando la incidencia cuando las pruebas no están accesibles a todas las personas que lo requieren"

Doctora Patricia Campos

Jefa de la Oficina de Aids Healthcare Foundation en México


En 2012 se publicó la Ley para la Prevención y Atención Integral del VIH-Sida en el DF que otorga derechos en materia de prevención y programas de atención integral 

Hace un tiempo Ramiro falleció en completa soledad luego de que una enfermedad insospechada le cayó encima como una losa. 

De un día para otro el joven (cuyo nombre aquí empleado no es real) se sintió muy enfermo. Una fuerte gripe lo tumbó y pensaron que había contraído influenza. Yendo de una clínica a otra con diagnósticos y tratamientos erróneos terminó parando en el Hospital General GEA González, de la delegación Tlalpan.

Tras permanecer ahí dos meses le detectaron el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (sida) que ya estaba en una etapa muy avanzada, por lo que lo desahuciaron y lo enviaron a morir a su casa. 

En el lugar donde el chico de 19 años y su hermana crecieron huérfanos de madre no encontró consuelo ni los cuidados necesarios para hacer frente a sus últimos días de vida. 

Su padre, que “se había juntado con otra mujer” lo ignoró, y ésta con grandes esfuerzo le ponía platos con comida en la entrada de la puerta del cuarto adonde nadie se atrevía a entrar.

Lo más doloroso fue el rechazo de quien había sido su pareja los últimos tres años, una joven mayor que él que desde que se enteró que Ramiro tenía sida nunca más volvió a verlo. Se esfumó de su vida.

Su pariente política me cuenta esta historia y dice que ella alcanzó a verlo en pleno deterioro. Su sobrino ya no la reconoció, estaba “muy ulcerado del rostro, cuando aún no sabíamos que tenía eso”. 

Ella pensó que era cáncer y recalca varias veces que “lo de la novia lo sumió en una tremenda depresión”. En 15 días Ramiro se fue quedando en puros huesos y murió delirando, en completa soledad.

Natalia me confiesa que antes de fallecer “se supo que de chico lo habían violado, no supe nada más”. Y agrega: “era un buen muchacho, tranquilo, nomás iba del trabajo a la casa”, que está ubicada en la colonia Santa Úrsula, en Coyoacán.

Este 1 de diciembre, en el marco del Día Mundial de la Lucha Contra el VIH-Sida, se informó que esta epidemia global va a la baja. 

La Organización de las Naciones Unidas, que da seguimiento a esta pandemia, informó que las nuevas infecciones se redujeron un 33 por ciento en el 2012 con respecto al año 2001.

La doctora Patricia Campos, jefa de la Oficina de Aids Healthcare Foundation (AHF), al respecto comenta “desafortunadamente no puedo ser tan optimista para pensar que la incidencia está bajando, más bien creo que seguimos enfrentando un subdiagnóstico todos los días”.

Considera que los casos que llegan a la mayor parte de los Capasits (Centros Ambulatorios de Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual) y de las clínicas mexicanas llegan en etapas muy avanzadas, lo que significa que las personas no están teniendo ni la información ni el acceso a las pruebas de detección.

“Es poco realista hablar de que está bajando la incidencia cuando las pruebas no están accesibles a todas las personas que lo requieren, que están teniendo prácticas de alto riesgo, incluyendo a los jóvenes”, sostiene en entrevista con Reporte Indigo.

Prueba de ello es el Distrito Federal, la entidad que presenta más casos de VIH-SIDA por el número de personas infectadas, por la tasa poblacional, nuevos casos anuales y un aumento anual de mujeres que se contagian con el virus de inmunodeficiencia adquirida.

México es el tercer país en América Latina, después de Estados Unidos y Brasil, con la mayor incidencia de VIH.

La Secretaría de Salud del DF reporta, de acuerdo con el censo de la Clínica de Atención Condesa, que hay cerca de 40 mil personas con este padecimiento, y que más de la mitad no sabe que tiene la  infección. 

Poco más del 20 por ciento de casos nuevos ha sido registrado en el DF, considerando a nivel nacional hay cerca de 2 mil 100 casos nuevos, y 170 mil personas en esta condición en el país.

Clínica gratuita en el DF

En el contexto del 25 aniversario del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, la primera clínica de toda América Latina, operada al cien por ciento por AHF, acaba de ser abierta en la Ciudad de México. 

Ahí se trabajará de forma estratégica y con un enfoque integral para satisfacer al máximo las necesidades de los usuarios. 

Ofrecen dar “un trato amigable” y servicios cercanos y eficientes que se adapten a los horarios de la gente. 

En la Clínica Wellness Center, ubicada en la calle de Florencia No. 41, en la Zona Rosa, no solo se darán diagnóstico de VIH sino también de sífilis, gonorrea, clamidia, herpes y virus de papiloma humano a quienes acudan, contando a sus parejas.

Si al hacerse sus pruebas de detección estas arrojan “algún diagnóstico sindrómico o laboratorial de ITS (infecciones de transmisión sexual) se otorgará el tratamiento completo requerido”, afirma la doctora Campos.

Ofrecerán condones, pero también apoyo sicológico y consejería, “es una clínica integral” que proveerá todos los servicios de forma gratuita pues no tiene fines de lucro.

En caso de que alguien obtenga una prueba de VIH reactiva, la misma se reconfirmará con otra posterior y la persona será vinculada, en primera instancia, a la Clínica Condesa o al IMSS o el ISSSTE si están afiliados a estas instituciones públicas que tienen obligación de proveer los antirretrovirales requeridos.

El Centro Wellness luego verá si puede ofrecer algún tipo de vacunas para gente con VIH que ya esté en tratamiento y no logra tener un acceso sencillo a las mismas.

La Aids Healthcare Foundation tuvo un convenio de colaboración con la Subsecretaría General de Gobierno del GDF, que arrancó al crearse el Centro de Diversidad Sexual, localizado en la calle de Genova, pero éste concluyó y ahora se lanza de forma independiente a brindar ayuda directa para prevenir y tratar de forma adecuada esta pandemia cuyas cifras negras son grandes, pues mucha de esta información permanece en el anonimato.

AHF México busca ayudar enterando a las personas de su estado serológico respecto al VIH, mantenerse informado sobre los últimos tratamientos sobre este padecimiento  y enseñando cómo protegerse a sí mismos y a los demás.

Educar a los jóvenes

Ayer en el Foro Actualidades y retos en la respuesta ante el VIH y Sida celebrado en la Comisión de Derechos Humanos del DF, la ombudsman Perla Gómez informó que han recibido quejas “por irregularidades en los servicios  o por falta de medicamentos antirretrovirales” en la Clínica Condesa. 

Y destacó que es nodal “eliminar la discriminación y estigmatización de las personas que viven con VIH”.

Cecilia García destacó, por su parte, que la incidencia de nuevos casos de VIH-Sida la detentan adolescentes y jóvenes de entre 15 y 24 años, que a nivel global representan un 40 por ciento de infectados.

La directora del Programa de Género en Espolea, AC, refirió a este medio que “las y los jóvenes son actores estratégicos” y son sobre quienes hay que centrar la atención y las políticas públicas. E hizo un llamado a las autoridades educativas que juegan un rol esencial para brindar la enseñanza de una sexualidad integral. 

En 2008, en el marco de la 17 Conferencia Internacional de VIH-Sida celebrada en México, de la que emanó la firma de la Declaración Ministerial “Prevenir con Educación”, secretarios de salud y educación se comprometieron a reducir para 2015, en un 75 por ciento, la brecha en el número de escuelas que actualmente no han institucionalizado la educación integral en sexualidad, para los centros educativos bajo la jurisdicción de los Ministerios de Educación.

“Si bien es cierto que hay avances, sobre todo por parte de la Secretaría de Salud, precisó, sigue habiendo un gran rezago en términos educativos y de las herramientas que se proporcionan para prevenir efectivamente el VIH, las enfermedades de transmisión sexual, los embarazos no planeados a través de una educación de sexualidad integral que incorpora las  perspectivas de derechos humanos y género, entre otras”.