Al fin Emilio Lozoya Austin habló ante un juez. Aunque la primera audiencia se realizó mediante videoconferencia en un hospital del sur de la Ciudad de México por los problemas de salud que padece el extitular de Petróleos Mexicanos (Pemex), el protagonista de uno de los juicios más trascendentales de la política mexicana dio la cara.

El exfuncionario fue tajante desde el inicio de la audiencia al declararse inocente de adquirir un inmueble con recursos de procedencia ilícita con supuestos sobornos que le habrían entregado a cambio de la compra de la planta Agronitrogenados a Altos Hornos de México cuando fungió como director general de Pemex.

Tras la evaluación de los elementos de prueba entregados por la Fiscalía General de la República (FGR) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el juez de control José Artemio Zúñiga Mendoza determinó vincular a proceso a Lozoya Austin después de 11 horas de audiencia.


Emilio Lozoya continuará bajo vigilancia, se le colocará un localizador electrónico y deberá entregar su pasaporte y visa para evitar que salga del país

También se le impusieron una serie de medidas cautelares por lo que continuará bajo vigilancia de la Policía Ministerial en el hospital que se encuentra y se le colocará un localizador electrónico que él deberá pagar; además de que deberá entregar su pasaporte y visa para evitar que salga del país.

Desde sus primeras intervenciones, Lozoya Austin dejó en claro que más personajes fueron partícipes de los delitos que se le imputan y reiteró su voluntad de cooperar con la justicia para que los corresponsables comparezcan.

“Mi compromiso fue renunciar al juicio de extradición para que se aclare mi situación jurídica y en el momento de la exposición de datos de prueba demostraré que no soy responsable ni culpable de los delitos que se imputan”, dijo el exdirector de Pemex en la audiencia inicial de formulación de imputación por el caso de Agronitrogenados.

En la causa penal 211/2019 la FGR establece que entre junio y noviembre de 2012 Alonso Ancira, a través de Altos Hornos de México, transfirió 3 millones de dólares a una cuenta de la compañía Tochos Holding Limited, de la cual se identifica a Gilda Susana, hermana de Emilio Lozoya, como la beneficiaria.

En la investigación se asienta que 34.2 millones de pesos transferidos sirvieron para la compra de una casa en la colonia La Retana, en la zona de Lomas de Bezares, en la alcaldía Miguel Hidalgo de la capital.

La demanda indica que, tras las transferencias y la compra del inmueble, Lozoya alentó una actividad ilícita al proponer ante el Consejo de Administración de Pemex la compra de Agronitrogenados al argumentar la relevancia de producir fertilizantes y la importancia que tendría la adquisición para Pemex.

La decisión de la compra se acordó en julio de 2013 por el Consejo y en diciembre de ese mismo año se concretó la compraventa mediante la empresa PMI Holdings, filial de Petróleos Mexicanos, que aprobó 455 millones de dólares para la adquisición de la planta y otros 200 millones para rehabilitarla y modernizarla.

Al realizar una revisión sobre la adquisición de Agronitrogenados, se determinó que el 60 por ciento de los activos de la planta debían ser reemplazados, también se establece que una planta nueva hubiera tenido un costo de 200 a 300 millones de dólares.

“Se puede afirmar que usted adquirió un bien inmueble en territorio nacional con conocimiento de que el recurso para la compra provenía de un origen ilícito, porque en fechas anteriores hubo un acuerdo entre usted y Alonso N. para que una vez en el cargo de Pemex promoviera y alentara de manera indebida la compra de una empresa inactiva con un precio superior al valor real”, indicó el juez a Emilio Lozoya.

La UIF, por su parte, presentó elementos de prueba para determinar que el último beneficiario de las transferencias a Tochos Holding Limited era el exdirector de Pemex y no su hermana Gilda Susana.

Otro de los indicios son los avalúos que se hicieron sobre la planta de Agronitrogenados, ubicada en la zona de Pajaritos, Veracruz, y el sobreprecio que se pagó por la propiedad.

Emilio Lozoya enfrentará hoy una segunda audiencia por el caso Odebrecht y la supuesta recepción de sobornos a cambio de contratos.

Criterio de oportunidad para Lozoya

En su defensa, Lozoya Austin manifestó que denunciará a los autores de los hechos por los que se le imputan y reiteró su disposición para colaborar y señalar a otros responsables.


Como comenta mi abogado quisiera añadir y hacer de su conocimiento con relación a los hechos objeto de esta investigación, fui sistemáticamente intimidado, presionado e instrumentalizado

Emilio Lozoya

Exdirector de Pemex

Por su parte, el juez Zúñiga Mendoza dejó al descubierto que Lozoya busca un criterio de oportunidad, el cual solicitó a la FGR con el propósito de revelar más datos relevantes para la investigación sobre el caso de Agronitrogenados.

Para el abogado Paulo Díez Gargari es importante conocer bajo qué términos el exdirector de Pemex podría acceder al criterio de oportunidad.


Lo primero que debemos tomar en cuenta para que se le otorgue es que la Fiscalía debe constatar que se haya garantizado la reparación del daño a la víctima. Aquí tenemos un ofendido que es Pemex y se habla de una cantidad muy importante de dinero

Paulo Díez Gargari

Abogado

El especialista en materia legal agrega que otro de los puntos por los cuales Lozoya podría beneficiarse de la figura del criterio de oportunidad es entregar pruebas que lleven a la investigación de otros delitos o se señale a personajes que también formaron parte de los actos de corrupción.

“Esa información debe ser esencial y eficaz para la persecución de un delito más grave del que se le imputa (…) lo que debería ocurrir es que tendría que señalar a alguien que haya generado una mayor afectación o una responsabilidad mayor, puede uno pensar en los miembros del Consejo directivo, Luis Videgaray (exsecretario de Hacienda) o el expresidente Peña Nieto”, agrega Díez.

También puedes leer: Emilio Lozoya no pisará la cárcel; lo vinculan a proceso por lavado