¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

SaludParaTodos

Los retos del sistema de salud

Carlos Salazar

Garantizar los servicios de salubridad ante un aumento del envejecimiento de la población es uno de los desafíos que enfrenta el sector de salud. El CIEP propone un Sistema Universal con el propósito de mejorar la cobertura y la calidad de la atención médica


Jun 6, 2018
Lectura 6 min
portada post

En los próximos años, el Sistema de Salud en México enfrentará enormes retos que pondrán a prueba su viabilidad. Por un lado, la curva generacional y el envejecimiento de la población y por el otro los problemas para el financiamiento del propio sistema podrían poner en riesgo la cobertura y la calidad del servicio.

En el más reciente informe Sistema Universal de Salud: retos de cobertura y financiamiento en México, el Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP) pone sobre la mesa la propuesta para un sistema universal, resaltando la conveniencia de estandarizar los subsistemas existentes y de poner en marcha una transición hacia el nuevo modelo de cobertura de salud.

El tema no es menor, el sector salud ha sido uno de los más castigados por las políticas de austeridad en los últimos años. Se destina menos dinero al rubro de salud y sin embargo son cada vez más las personas que requieren atención médica

En teoría se está construyendo un sistema nacional de salud, pero en la práctica, insiste el CIEP, esto no quiere decir que la cobertura esté mejorando.

Si bien se percibe un esfuerzo por extender la afiliación, lo cierto es que mientras aumentan los usuarios de los diversos sistemas de salud los recursos son menores. Las consecuencias: largas esperas para las consultas -lo que se agrava en especialidades-, falta de medicamentos, entre otras.

2.5% del PIB es lo que representa el gasto público en salud

Y la situación podría agravarse. Debido a la curva generacional y el aumento de la población con mayor edad, existe un riesgo epidémico de enfermedades crónico degenerativas que afectará sobre todo a la población más vulnerable.

El reporte será entregado a los candidatos a la Presidencia de la República en los próximos días con una petición: Que la construcción de un verdadero Sistema Universal de Salud sea uno de los primeros temas en la agenda del nuevo gobierno; de lo contrario, debido a cuestiones fiscales, los temas que no lleguen rápido a la agenda pública probablemente nunca ocurran.

“La cuestión de las finanzas públicas es un tema del que no se quiere hablar. Si tú no dices cómo vas a pagar estas políticas públicas, la verdad es que no pasa de buenas intenciones”.

“Es muy fácil decir queremos gastar más en salud, pero no podemos evadir la realidad que ese gasto en salud le va a tocar competir con gasto en educación, con gasto en infraestructura, con gasto en pensiones y en general con muchas otras políticas públicas que también son urgentes”, asegura Héctor Villarreal, Director General del CIEP.

El documento gira en torno a dos ejes principales. El primero sobre la verdadera construcción de una cobertura universal, lo cual no es sinónimo de afiliación al 100 por ciento de la población y en la que resaltan factores como la homogeneidad en los servicios de salud y sobre todo que el gasto en el sector sea suficiente.

El segundo gran eje es el dinero, en un panorama en donde el margen de maniobra es tan reducido, uno de los grandes retos es como asegurar la viabilidad financiera para la construcción del Sistema Universal. Los investigadores del CIEP lo tienen claro, la implementación de este modelo será el gran desafío de los próximos años.

“Sin querer ser exagerados, el espacio fiscal en este momento para nuestro país está tan restringido que el diseño e implementación de un Sistema Universal de Salud probablemente sea la política pública más retadora, el gran reto para esta generación”, señala Villarreal.

Problema multidimensional

Uno de los grandes obstáculos que persisten para la implementación de un Sistema Universal de Salud es la gran heterogenedidad y diferente profundidad de servicios entre los diferentes subsistemas, así como los diferentes porcentajes en el llamado gasto-bolsillo en las diversas instituciones.

Esta desigualdad, advierte en el informe del CIEP se observa por ejemplo en el Sistema de Petróleos Mexicanos, que incluye cobertura para cirugías cosméticas y estéticas y por el otro lado los paquetes del seguro popular que alcanzan a cubrir en promedio, solo el 20 por ciento de los padecimientos del catálogo del IMSS.

Además, en promedio, el gasto público en materia de salud es del 53 por ciento en todos los sistemas y el 47 por ciento corresponde al gasto-bolsillo, esto es lo que el propio usuario del sistema de salud tiene que destinar. La recomendación internacional establece que el 80 por ciento debería estar cubierto por el sistema público y que el gasto-bolsillo no debería superar el 20 por ciento.

“Estamos encontrando que los servicios públicos de salud son altamente desiguales, de donde los veamos, cómo se financian, cuáles son sus costos, el tipo de cobertura que tienen y su efectividad. Nos queda claro que si vamos a hablar de un Sistema Universal de Salud tiene que haber una estandarización. Lo ideal sería llegar a un solo sistema, a un solo paquete”

- Héctor Villareal

Director General del CIEP

Para Judith Senyacen Méndez, coordinadora del área de salud y finanzas públicas del CIEP la construcción de un Sistema Universal es prioritaria, pero para poder alcanzarla se tiene que entender primero el concepto y establecer si realmente es factible de lograr en las condiciones actuales.

“No implica que solo tengamos afiliados al 100 por ciento de la población sino las otras dimensiones, que sea un paquete de servicios homogéneo, que el gasto sea suficiente para evitar gasto catastrófico de los hogares, queremos que todos estos ejes se tomen en consideración para saber si realmente podemos alcanzarlo y saber cuánto nos costaría”, afirma.

+21 millones de personas no están afiliadas a ninguna institución de salud

De igual forma, una de las recomendaciones incluidas en el informe establece la importancia de destinar recursos en materia de prevención ya que no solo traerá beneficios en el tema de salud sino incluso desde una perspectiva económica.

Lo anterior debido a que la presión en el gasto público es económicamente más viable en la prevención que en atención futura.

Uno de los grandes obstáculos para la implementación de un Sistema Universal es la diferencia entre los servicios de salud como los que ofrecen el IMSS, el ISSSTE o Pemex


Notas relacionadas
doPlay

Mar 12, 2019

SaludParaTodos

Sanar a México

Ernesto Santillán


Mar 12, 2019

Comentarios