El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, nombró a Edmundo Garrido como titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Garrido, era el encargado de la dependencia tras la renuncia de Rodolfo Ríos de la Garza a finales de junio.

Al ahora procurador, le toca continuar con las investigaciones del caso Lesvy, la joven hallada muerta en Ciudad Universitaria en mayo y el multihomicidio de la colonia Narvarte.

Leer más: La historia detrás de la caída del procurador

Otro problema que debe enfrentar Garrido de la administración anterior es al aumento en el número de homicidios dolosos, los cuales se elevaron en los primeros cinco meses del 2017 en un 18% con respecto al periodo del año anterior.

Mientras en 2016 entre enero y mayo los casos registrados de homicidios dolosos en la PGJ fueron 370, en el mismo periodo de 2017 llegaron a los 438.