Carlos Salinas de Gortari siempre fue buen orador. Durante su mandato –y aún después- todo lo que dijo encontró reacciones. El exmandatario no pasa desapercibido. Para bien o para mal.

Ahora, vuelve a cimbrar la escena política al mandar velados mensajes sobre las reformas, golpes de estado, tratados de libre comercio, levantamientos armados y los comisionados para la paz.

Él habla de lo que pasó en su gobierno… así, cualquier referencia con lo que pasa actualmente en el país lo deja a la imaginación de los más aventurados.

Cuando el PRI regresó a Los Pinos, Salinas de Gortari no ocultó su felicidad.

“Voy a tener que hacerme cirugía plástica para quitarme la sonrisa”, dijo el expresidentes apenas se oficializó a Enrique Peña Nieto como presidente de México.

Ahora, parece que su sonrisa se desvanece un poco con la expulsión del gabinete presidencial de algunos de sus hombres clave. Y elije justo este momento en el que las aguas del país se encuentran más revueltas para romper el silencio.

En una entrevista concedida a El Universal, el polémico exmandatario asegura que el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y los asesinatos de Luis Donaldo Colosio y José Francisco Ruiz Massieu fueron un ataque contra las reformas propuestas por su administración.

Había el interés de “descarrilar” las reformas de su gobierno, dice. 

“Había una resistencia de los grupos que antes se beneficiaban de un sistema tan cerrado y anquilosado, que habían querido descarrilar las reformas y no pudieron, entonces decidieron descarrilar al gobierno, y eso es lo que intentaron en 1994“.

El exmandatario reconoce haberse ganado enemigos por el proceso reformador que emprendió, no solo en el sector económico, sino también por las modificaciones al Artículo 27, la Reforma Educativa y las nuevas relaciones con la Iglesia.

Salinas de Gortari se refiere al Tratado de Libre Comercio (TLC) como uno de sus grandes logros y asegura que que la crisis de la época estuvo vinculada a las reformas avaladas en años anteriores y lo complicado de las sucesiones presidenciales en México.

A 20 años del levantamiento del EZLN, el expresidente señala que Manuel Camacho Solís, quien entonces participó en los diálogos de paz en Chiapas, se había vuelto irrelevante.

Aseguró, además, que no recuerda el informe de Camacho en donde le advierte de los riesgos de retomar acciones militares, pero reconoce que hubo errores en los sistemas de información, sobre todo, porque las Fuerzas Armadas se vieron sorprendidas por la capacidad de combate de los grupos guerrilleros.

Fiel a su costumbre, Salinas de Gortari deja en el aire más respuestas que preguntas. ¿Tienen que ver sus palabras con el supuesto distanciamiento con Peña Nieto? ¿A quién le habla el expresidente?

Salinas en frases

EZLN

“El levantamiento del EZLN tuvo un extraordinario impacto mediático, nulo impacto una vez que ya se pudo contener en términos militares”

REFORMAS

“Habían querido descarrilar las reformas y no pudieron, entonces decidieron descarrilar al gobierno, y eso es lo que intentaron en el 94 (…) No lograron ni revertir las reformas ni tampoco derribar al gobierno”

TLC

“Ahí está el Tratado (de Libre Comercio) 20 años después. ¿Qué tal? ¿Cómo ve el Tratado 20 años después? No se cayó. Fue un anticlímax que generó el levantamiento del EZLN, se volvió un anticlímax mediático, y lo que hoy perdura son precisamente los resultados de esa gran reforma, uno más, ese instrumento que es el TLC”

COMISIONADO PARA LA PAZ

“Yo lo definiría, con las palabras de Luis Donaldo Colosio, candidato, a propósito de Manuel Camacho: ‘este Manuel no cambia porque no aprende’ (…) Camacho fue candidato a la presidencia, en el 2000, y no sacó ni 1 por ciento de los votos ¡Qué razón tuvo el PRI de no hacerlo candidato en 94!”

FRANCISCO RUIZ MASSIEU

“Ahí está el veredicto de las investigaciones que, por cierto, se torcieron después, como conocemos, y se acusó injustamente a mi hermano (Raúl Salinas) de tener responsabilidad de ello. Y 10 años después de tenerlo injustamente preso resulta que quedó totalmente exonerado de cualquier responsabilidad”

LUIS DONALDO COLOSIO

“Como dirigente nacional del PRI, era la esperanza de tener por fin un ex presidente del partido que era candidato a la presidencia de la República, y su convicción de la consolidación de las reformas para la modernización económica y política del país. Era el candidato ideal, esperado, dentro del proceso reformador y dentro del propio PRI”.