La participación de los Maiz García en la Torre Administrativa fue ocultada durante el sexenio de Natividad González Parás

http://www.youtube.com/watch?v=fg6X0zkRXbs

Los Maiz García, los constructores favoritos durante el sexenio que encabezó su cuñado, el exgobernador Natividad González Parás, hoy incursionan en el negocio de los bancos.

A los prósperos dueños de la Constructora Maiz Mier, que edificaron la polémica Torre Administrativa, les ha ido tan bien que hoy tienen suficiente dinero para rescatar un banco a punto de la quiebra en Estados Unidos.

José, Carlos y Ricardo Maiz García, cuñados del exmandatario estatal priista y  dueños de esta constructora, son parte de los inversionistas mexicanos que acaban de comprar el Grupo del Banco Metropolitano de Chicago.

La operación de compra- venta de este holding financiero, recién autorizada por la Reserva Federal de Estados Unidos, está estimada en 200 millones de dólares. 

En documentos oficiales, en poder de Reporte Indigo, aparece el nombre del actual diputado local del PRI, José Maiz García, junto con el de sus hermanos, como parte de los nuevos dueños de este conglomerado de bancos de Chicago, Illinois.

“Pepe” Maiz, dueño del equipo de beisbol Sultanes de Monterrey, es el cuñado más conocido del exgobernador Natividad González Parás, casado con Cristina Maiz García.

En las pasadas elecciones del 2012, González Parás impulsó a su cuñado para que fuera designado candidato del PRI a la Alcaldía de Monterrey, en lugar del priista Felipe Enríquez.

Pero finalmente el constructor fue designado por el PRI como candidato a diputado local por el Distrito 5 de Monterrey, perdiendo la elección con el panista Jesús Hurtado, pero logrando un curul por la vía de la representación proporcional.

Durante el sexenio de González Parás (2003-2009) hubo tres empresas que acapararon los contratos de obra pública en la administración estatal: Garza Ponce, Dycusa y Maiz Mier.

La constructora Garza Ponce, vinculada con un hermano de Natividad González Parás, construyó la ampliación de la Línea 2 del Metro a San Nicolás y Escobedo. 

Por su parte Dycusa, fundada por Juan Antonio Ballí González, ganó el contrato para construir el Paseo Santa Lucía, obra insignia del gobierno de González Parás.

Y la constructora Maiz Mier, pese a su relación con el exmandatario priista, fue favorecida con contratos para la edificación de puentes viales, la controvertida Torre Administrativa y el túnel en el Cerro de la Silla, ésta última obra que finalmente fue cancelada al no conseguir financiamiento.

La participación de los Maiz García en la Torre Administrativa fue ocultada durante el sexenio de Natividad González Parás, a quien en los círculos políticos se le menciona para ocupar la Embajada de Argentina, pese a que él ha rechazado esa posibilidad.

Los Maiz García son, junto con los dueños de Dycusa, los principales socios de la empresa Consorcio en Innovación y Construcción, S.A. de C.V.

Una compañía que se creó para construir la polémica Torre Administrativa, obra que comenzó en el sexenio pasado encabezado por el entonces gobernador Natividad González Parás y que todavía no ha concluido.

El proyecto fue adjudicado a la empresa Andrade Gutiérrez en el 2007, sin embargo la constructora brasileña subcontrató a la empresa que crearon los Maiz García, junto con los Ballí, para hacer el edificio.

La Torre Administrativa se ha convertido en una ignominia para el Estado de Nuevo León: el edificio de 36 pisos registra cuatro años de retraso y los sobrecostos superan los mil millones de pesos de este proyecto, que se suponía no iba a costar un centavo del erario.

Los Ballí, de Dycusa, y los Maiz, de Maiz Mier, a pesar de ser rivales, fueron socios cuando les convino a sus intereses.

No sólo en el proyecto de la Torre Administrativa participaron en sociedad, sino también en la construcción del polémico túnel del Cerro de la Silla, una obra que tuvo que ser suspendida por la crisis financiera.

Los favoritismos hacia la constructora Maiz Mier durante el gobierno de González Parás fueron denunciados por una de sus hermanas, Martha Maiz de Zuazua.

La también cuñada de Natividad González Parás, implicó a sus hermanos en el desvío de recursos, enriquecimiento inexplicable y los acusó de encabezar una red corrupta de constructoras en Nuevo León.

La mujer reveló a Reporte Indigo en 2010, que el exgobernador Natividad González Parás y José Maiz García, su cuñado, montaron un “teatro” legal en el 2004, para que la constructora de la familia ganara contratos sin cuestionamientos.

“Pepe Maiz, Nati, Luis González Parás, mi hermano menor Carlos Maiz García, quien presidió la Cámara de la Construcción y que es parte de Constructora Maiz Mier, son extremadamente peligrosos…”, comentó Martha Maiz a Reporte Indigo.

“Son gente sin escrúpulos con ansias  de dinero y de poder ilimitadas”.

Hoy los Maiz García, tres años después de esta denuncia, son prósperos banqueros en Estados Unidos.