¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

MEDIO AMBIENTE

Los hijos del smog

Luis Herrera

Los niños y adolescentes de Jalisco están entre los más afectados a nivel nacional por la mala calidad del aire, con padecimientos como el asma y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), revela estudio de Greenpeace y Redim


Oct 29, 2018
Lectura 6 min
portada post

La omisión del Gobierno de Jalisco en la implementación de políticas públicas para reducir la contaminación del aire durante este sexenio ha pasado factura a la salud de niñas, niños y adolescentes, según lo documentado por las organizaciones Greenpeace y la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

Incluso, una de las decisiones del gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, en enero de 2017, fue suspender todo el año el programa de verificación vehicular en Guadalajara, incluyendo la aplicación de multas para los automovilistas incumplidos.

En su reciente estudio titulado “No apto para pulmones pequeños. Diagnóstico de calidad del aire y el derecho de niñas, niños y adolescentes al aire limpio”, Greenpeace y Redim revelan que Jalisco es uno de los estados con la infancia más afectada por padecimientos derivados de esa mala calidad del aire.

Ahí se señala que a nivel mundial los estudios toxicológicos y epidemiológicos han confirmado que la exposición al aire contaminado está asociada a males como morbilidad por padecimientos cardiorespiratorios, aumento y agudización en casos de asma, disminución de la capacidad pulmonar, aumento en la irritabilidad de las vías respiratorias, inflamación pulmonar y de otros órganos del sistema respiratorio, reducción de la respuesta inmunológica y aumento en la necesidad de atención médica.

En el caso de Jalisco sus infantes y adolescentes resultaron particularmente afectados con dos tipos de padecimientos que están asociados con la mala calidad del aire: el asma y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

“Entre la población de 0 a 4 años, Chiapas es la entidad con más defunciones (12), seguida de Veracruz (10), el Estado de México y Puebla (6 cada uno). En tanto, las muertes de menores de 5 a 17 años alcanzan su punto más alto en el Estado de México y Veracruz (6 cada uno), seguido de Chiapas (5) y un tercer lugar que ocupan Chihuahua, Jalisco y Oaxaca (3 cada uno)”, concluye el estudio en su indicador de “mortalidad por asma”, con datos de 2016.

Mientras que en el indicador de “egresos hospitalarios por EPOC de 0 a 14 años”, la investigación que “en la distribución por entidades al año 2015, Chiapas es la entidad con mayor cantidad de egresos por EPOC en población de 0 a 14 años (29 casos), seguida de Durango y Michoacán (28 casos cada uno), Ciudad de México y Jalisco (26 casos cada uno)”.

Chiapas, Veracruz, Estado de México y Puebla son otras de las entidades con más daños por la polución atmosférica

Brazos cruzados

El gobierno de Aristóteles Sandoval Díaz no sólo suspendió la verificación vehicular durante 2017, también sepultó el nuevo programa que habría de sustituir y modernizar ese esquema de control de emisiones.

A propuesta del Ejecutivo, el Congreso del Estado aprobó en el 2016 una reforma al programa de verificación vehicular para volverlo mucho más exigente, incluso contemplando la imposición de multas automáticas para todos los automovilistas incumplidos.

Cuando Sandoval Díaz anunció en enero de 2017 que se ponía en suspenso el esquema tradicional de verificación vehicular, aseguró que el nuevo programa que debía ponerse en marcha ese mismo año sólo se estaba “posponiendo”, pero no cancelando.

Sin embargo, en diciembre de 2017, Sandoval Díaz cambió de opinión y anunció que ya no se implementaría durante su administración, a pesar de que todavía disponía de todo el año 2018 para concretarlo

Esta inacción ante la contaminación atmosférica que mantuvo durante todo su sexenio Sandoval Díaz, secundado por la secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), Magdalena Ruíz Mejía, tiene repercusiones graves como las que señala el estudio.

“La contaminación del aire como problemática mundial ha crecido hasta el punto que la OMS (Organización Mundial de la Salud) consideró este problema en 2014 como ‘el riesgo ambiental más grande para la salud’ en el mundo (…) Sin una intervención agresiva para atajar la contaminación del aire, la mortalidad derivada de este problema ambiental aumentará 50% a nivel mundial para 2050, causando en ese año 6.6 millones de muertes sólo por partículas PM 2.5”.

Algunos de los males asociados con el aire contaminado son:

>Morbilidad por padecimientos cardiorespiratorios

>Aumento y agudización en casos de asma

>Disminución de la capacidad pulmonar

>Aumento en la irritabilidad de las vías respiratorias

>Inflamación pulmonar y de otros órganos del sistema respiratorio

>Reducción de la respuesta inmunológica

>Aumento en la necesidad de atención médica

Ignoran convenciones internacionales

Con las acciones del Gobierno de Jalisco respecto al tema de la contaminación se dejaron de atender las convenciones internacionales que consideran a la salud y al medio ambiente como derechos de toda persona.

Por ejemplo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en septiembre de 2015, dicen en su Objetivo 11.- “Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”.

La Nueva Agenda Urbana, adoptada en octubre de 2016 en la tercera conferencia de la ONU sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III), dice en su punto 65, “nos comprometemos a facilitar la ordenación sostenible de los recursos naturales en las ciudades y los asentamientos humanos de una forma que proteja y mejore los ecosistemas urbanos y los servicios ambientales, reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación del aire…”.

Lo cierto, concluye el estudio, es que a nivel internacional y nacional “la mayor parte del impacto en mortalidad y morbilidad por contaminación del aire lo reciben, por mucho, niñas, niños y adolescentes, particularmente las y los menores de 5 años, un grupo que a nivel mundial registra anualmente alrededor de 600,000 muertes por contaminación del aire. En México, sólo en 2016 se registraron 1,680 muertes de menores de 5 años por asma o infección respiratoria aguda (IRA), padecimientos vinculados a la contaminación del aire”.


Notas relacionadas

Oct 16, 2019
Lectura 5 min

Oct 2, 2019
Lectura 3 min

MEDIO AMBIENTE

Llaman a proteger los océanos del cambio climático

José Pablo Espíndola


Oct 2, 2019 Lectura 3 min

Sep 30, 2019
Lectura 3 min

Sep 30, 2019
Lectura 6 min

MEDIO AMBIENTE

Los guardianes del cerro de la Estrella

David Martínez


Sep 30, 2019 Lectura 6 min

Comentarios