https://www.youtube.com/watch?v=_sUYcjRNUiM

Cuando la Procuraduría General de la República anunció el viernes 28 de febrero que se iniciaba una investigación contra Oceanografía por un presunto fraude a Banamex, nadie imaginó que unos de los grandes beneficiados serían los funcionarios puestos ahí por la autoridad para administrar la empresa. 

La divulgación de que se abría una investigación contra la contratista de Pemex vino acompañada de otra decisión: la empresa quedaría a cargo del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

El motivo, arguyeron tanto el Procurador como la dirección general de Pemex, fue que era necesario mantener la operación de la empresa durante el curso de las investigaciones. 

A partir de la primera quincena de marzo, al mismo tiempo que iniciaban los trámites para regularizar el pago a 11 mil trabajadores, los funcionarios del SAE tomaron posesión de las instalaciones e iniciaron un inventario de los bienes.

Para fines de ese mes, de acuerdo con la copia de sus recibos de honorarios obtenidos por Reporte Indigo, un funcionario puesto por ese organismo comenzó a cobrar 619 mil pesos mensuales por fungir como el nuevo “director general” de la empresa investigada. 

Otros dos funcionarios que contaron con el visto bueno de este director general comenzaron a cobrar 200 mil pesos mensuales, cada uno, por ser directores generales de administración y de finanzas. 

En el entramado de estos sueldos que exceden el del propio presidente Enrique Peña Nieto, aparece la mano de Pemex, en especial el vínculo de uno de los beneficiados con el abogado general de la petrolera.

Gana 5 veces más que el presidente

Los recibos de honorarios en poder de este medio muestran que el mayor beneficiario de estos sueldos fue Luis Alfonso Maza Urueta, de 65 años, administrador de empresas por la UNAM, quien cobró 309 mil 833 pesos quincenales desde la segunda quincena de marzo. 

Maza Urueta tiene como dirección fiscal el sexto piso de la avenida Contreras 246, en la colonia San Jerónimo Lídice, en el Distrito Federal. 

No cobró como funcionario del SAE ni como representante de ninguna autoridad, aunque en la prensa se le ha mencionado como el síndico-administrador propuesto por esa dependencia. 

Su registro fiscal indica que lo hizo como persona física con actividad empresarial y profesional. 

Sus recibos de honorarios fueron remitidos a la dirección fiscal de Oceanografía con sede en la colonia María La Piedad, en Coatzacoalcos, Veracruz. 

Estas oficinas fueron cateadas desde la mañana del 28 de febrero por elementos de la PGR, como reportó entonces la prensa local en esa ciudad.

En los documentos obtenidos por este diario no se indica vínculo alguno de Maza Urueta con las autoridades. Tampoco en el portal de transparencia del IFAI aparece registro de su nombre como trabajador activo del SAE, dependencia que supuestamente era encargada desde entonces de la administración de la compañía. 

Este cobro sucedió, al menos, durante marzo, abril y mayo, de acuerdo con los recibos obtenidos por Reporte Indigo de una fuente confiable al interior de la empresa.

El monto del sueldo significa tres veces más de lo que gana el presidente Enrique Peña Nieto, quien percibe 120 mil pesos mensuales, de acuerdo con sus recibos de nómina obtenidos en marzo de este año por el diario El Universal.

Sueldos asignados a directivos Oceanografía

> Director general:
$619,000 mensuales

> Cada uno de dos ejecutivos:
$200,000 mensuales

> Ingreso del presidente de la República:
$120,000 mensuales

Pemex siempre presente

El nuevo director general de Oceanografía no es ajeno a los altos mandos de Pemex: su trayectoria indica que es cercano al actual abogado general de la petrolera.

Maza Urueta trabajó como director de finanzas de Banamex durante los 90 y en el gobierno de Vicente Fox, en 2003, fungió como director de Finanzas de Banobras, bajo las órdenes de Tomás Ruiz González, quien luego presidió el partido Nueva Alianza y fue el primer secretario de Finanzas de Veracruz durante el gobierno de Javier Duarte.

El director Fiduciario de Banobras en ese mismo periodo era el actual abogado general de Pemex, Marco Antonio de la Peña Sánchez.

Maza Urueta se quedó en Banobras durante el inicio de la administración de Luis Pazos de la Torre, quien luego dirigió la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) durante el sexenio calderonista. 

Muy pronto fue designado como subdirector general de Finanzas y Sistemas de la Lotería Nacional (Lotenal). Nuevamente quedaba bajo el mando de Tomás Ruiz González, que dirigía la Lotería, pero en especial de Marco Antonio de la Peña, entonces el subdirector jurídico de Lotenal.

En 2007 entró como director de administración y finanzas de la compañía Satélites Mexicanos (Satmex), que opera tres satélites en posiciones contiguas, los cuales cubren “al 90 por ciento de la población de las Américas”. 

La empresa fue comprada en enero de este año por la francesa Eutelsat Communications, según un comunicado emitido por esta segunda compañía. 

Entre 2009 y 2014, Maza Urueta ha estado registrado como consejero independiente en el Consejo de Administración de HSBC México. 

El enlace Gil Díaz

Una requisición de personal de nuevo ingreso, fechada el 14 de mayo de este año, indicó que Maza Urueta contrató como su director general de administración a Gustavo Bazúa Witte, con un sueldo de 200 mil pesos mensuales. 

Validan el puesto y el sueldo el propio Bazúa Witte, como funcionario del cargo al que apenas se le iba a asignar y Jorge del C. Ruiz Sánchez, gerente de recursos humanos. 

El visto bueno para esta contratación y el sueldo asignado lo da la Dirección Ejecutiva de Administración de Empresas y Concursos Mercantiles del SAE, aunque no aparece el nombre o la firma de ningún funcionario. 

En efecto, Bazúa Witte, ha sido funcionario de esa dependencia, aunque ahora no aparece registrado como activo ante el IFAI. 

En 2012 era el director ejecutivo de Postventa y Atención a Clientes y coordinó su dirección de Finanzas de Activos. 

Durante el año pasado participó en el equipo que realizó la Implantación de Mecanismos para la Ley Anti-Lavado de Dinero.

Entre 2009 y 2011 estuvo comisionado por el SAE como director de la compañía Luz y Fuerza del Centro durante su proceso de liquidación. 

La principal conexión política de Bazúa Witte remite al gobierno de Vicente Fox, cuando su hermana, Claudia Bazúa Witte, fue nombrada titular de la Tesorería de la Federación. 

En agosto de 2002 ella laboraba como directora general de supervisión de instituciones financieras “B” en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Luego de la renuncia de la tesorera de la Federación, fue propuesta como sustituta por Francisco Gil Díaz, entonces secretario de Hacienda y tío de Martin Díaz Álvarez, uno de los socios de Oceanografía señalado como el operador financiero de la contratista. 

En un proceso de dictaminación que duró menos de media hora, Claudia Bazúa fue ratificada entonces por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Según reportó en esa fecha el diario Crónica, la recomendación de Bazúa por parte del presidente Fox sólo indicó que la consideraba “la persona idónea para cumplir con el cargo.

“El escueto oficio de tres párrafos no hace ningún comentario adicional sobre la trayectoria de Claudia Bazúa ni sobre el por qué considera que ella es la persona idónea”, reportó el diario.

La designación tuvo el apoyo de quien en ese momento era presidente de la Permanente, Diego Fernández de Cevallos.

Actualmente, la hermana del nuevo director general de administración de Oceanografía funge como directora general de Programación, Organización y Presupuesto de la Secretaría de Seguridad Pública, en proceso de incorporación a la Secretaría de Gobernación, según el IFAI. 

Asignan a experto en liquidaciones

Con la misma fecha del 14 de mayo en que fue contratado Bazúa Witte, se elaboró la ficha de nuevo ingreso de Alfonso Salvador Antonio Compeán Gallardo, como director de Contraloría de la contratista de Pemex. 

Le colocaron como fecha de inicio de labores el 1º de abril y como sueldo asignado 200 mil pesos mensuales.  

Compeán Gallardo es contador por la Universidad La Salle pertenece al Colegio de Contadores Públicos de México y ha sido empleado del SAE, aunque su puesto tampoco aparece actualmente registrado ante el IFAI. 

Como parte de la dependencia ha sido director de Destino de Bienes Muebles y director General Adjunto de Administración y Finanzas durante la liquidación de Ferrocarriles Nacionales de México.

Los dos funcionarios asignados por el nuevo director general han participado por el SAE en procesos de liquidación de empresas. 

El 15 de abril, Oceanografía entró en concurso mercantil. 

El caso ha sido llevado por el juez Felipe Consuelo Soto, el mismo quien tuvo a su cargo el concurso de Mexicana. 

Todos los reportes de prensa relativos a este proceso de concurso indican que el empleado que cobra 600 mil pesos mensuales sí está avalado por la autoridad como síndico-administrador del concurso mercantil.

La historia de un fraude

El fraude de Oceanografía se comunicó públicamente en enero de este año. Hasta ahora ha evolucionado en que la empresa, intervenida por Hacienda, no ha pagado sueldos ni salarios caídos de los empleados.

> 2014

15 de enero: Oceanografía incumple sus obligaciones tras la expiración de un período de gracia de 30 días para el pago de intereses de 19 millones de dólares.

11 de febrero: La SFP, a solicitud de Pemex, sanciona a Oceanografía por irregularidades en el otorgamiento de fianzas previstas en la normatividad en materia de contrataciones públicas. La Agencia anticorrupción de México suspende a Oceanografía por 21 meses.

20 de febrero: Oceanografía es objeto de una investigación por fraude después de que Citigroup Inc., registra una pérdida de 400 millones de dólares prestados a la empresa a cambio de una garantía que no existía. .

28 de febrero: El procurador, Jesús Murillo Karam, ordenó al SAE que tomara control de la empresa luego de la denuncia interpuesta por Banamex. 

1 de marzo: Trabajadores de Oceanografía marchan frente a las oficinas en Ciudad del Carmen en espera de que se cubran sus sueldos. Denuncian que desde hace dos meses no se les paga por una supuesta falta de liquidez y viven la incertidumbre de no saber quién les pagará.

11 de marzo: El SAE utiliza un poco más de 200 millones de pesos que se encontraban en la caja de Oceanografía para cubrir los sueldos de 5 mil empleados.

23 de marzo: Un juez federal concede a la Procuraduría General de la República un arraigo por 40 días contra Amado Yáñez, quien tendrá su libertad restringida a su domicilio en Acapulco.

10 de abril: La Procuraduría General de la República presenta una demanda de concurso mercantil para resolver la posible quiebra de Oceanografía y salvaguardar los bienes e intereses labores de los trabajadores de la compañía.

15 de abril: El juez admite la demanda de concurso mercantil de la empresa Oceanografía a trámite y ordena suspender todas las acciones judiciales que los acreedores de la empresa pudieran intentar para recuperar sus deudas.

28 de mayo: Trasciende que el dueño de Oceanografía ha estado en el Hospital Ángeles Lomas en el DF.

29 de mayo: La PGR ejecuta orden de aprehensión contra Yáñez después de que un juez federal considerara su posible responsabilidad en el millonario fraude de Oceanografía tras revisar las evidencias.

Inicios de junio: Miguel Alemán Magnani, probable comprador de Oceanografía se reunió con trabajadores y les aseguró que serán recontratados.

3 de junio: El juez penal de ámbito federal en el caso dictó auto de formal prisión contra Amado Yáñez, imputándole la posible responsabilidad de un daño estimado en un poco más de 55 millones de dólares. Le fijó fianza de casi 87 millones de pesos, que paga. 

11 de junio: Yáñez acusa a su principal socio, Martín Díaz Álvarez, del fraude cometido contra Citi. Dice que Díaz era quien controlaba posesivamente las operaciones y que se asoció con él porque presumió tener buenas relaciones con directivos de Banamex como Francisco Gil Díaz, Emilio Granja y José González, lo que le ayudaría a reestructurar el financiamiento de Oceanografía.

24 de junio: La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) deslindó de responsabilidades a Martín Díaz Álvarez. Amado Omar Yáñez Osuna, Jorge Terán Vanoye, Juan Carlos Tapia Hernández, Joaquín García Gómez, y Alberto Duarte Martínez, serían los responsables.

25 de junio: Pemex fue puesto en riesgo por el caso Oceanografía, revelan funcionaros del Gabinete de Seguridad Nacional. El gobierno federal intervino la empresa naviera porque que de no haber continuado con la transportación de hidrocarburos, la paraestatal hubiera tenido que suspender sus actividades

30 de junio: Trabajadores de alrededor de la república han llegado a Ciudad del Carmen a protestar por la incertidumbre laboral y exigir sus salarios caídos. 

1 de julio: Se intensifican las protestas de los acreedores de Oceanografía. El SAE asegura que pagará 200 liquidaciones y saldos caídos por semana, tardando en total 50 semanas para cumplir con los más de 4 mil trabajadores que se registraron para recibir su finiquito. Pero la primera semana solo paga a 73.