¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

PRD

Los ‘fieles’ progresistas

Icela Lagunas

En la “misa” de los lunes en la calle de Don Juan, en la colonia Nativitas de Tlalpan, René Cervera se desenvuelve como el sacristán que dispone que todo esté listo para el encuentro entre Marcelo Ebrard Casaubón y sus discípulos de Vanguardia Progresista.

En punto de las 8:45 de este lunes, comenzó el desfile de camionetas negras que llegaron a la catedral del progresismo en el Distrito Federal.

Hasta ahí llegaron los aliados del ex jefe de gobierno capitalino, muchos de los cuales no lograron ser aceptados en el gabinete de Miguel Ángel Mancera.


Jul 15, 2013
Lectura 7 min

Cada día Mancera aprende más de política, y el dardo que lanzó la semana pasada al dejarse fotografiar muy “amigo” de Andrés Manuel López Obrador dio en el blanco

"No hubo beneficios electorales (en las elecciones del 7 de julio) y se debe discutir el cambio de estrategia, visión y dirección del partido"

- Minuta

Reunión 
de Vanguardia Progresista

http://www.youtube.com/watch?v=5Y3Es0lKhwY

En la “misa” de los lunes en la calle de Don Juan, en la colonia Nativitas de Tlalpan, René Cervera se desenvuelve como el sacristán que dispone que todo esté listo para el encuentro entre Marcelo Ebrard Casaubón y sus discípulos de Vanguardia Progresista.

En punto de las 8:45 de este lunes, comenzó el desfile de camionetas negras que llegaron a la catedral del progresismo en el Distrito Federal.

Hasta ahí llegaron los aliados del ex jefe de gobierno capitalino, muchos de los cuales no lograron ser aceptados en el gabinete de Miguel Ángel Mancera.

Ahí se discuten los temas nacionales del país, sin perder de vista lo que ocurre en el Gobierno del Distrito Federal (GDF) y su titular, Miguel Ángel Mancera Espinosa, quien se encuentra bajo la lupa de los progresistas.

Ahora que las fuerzas de la izquierda se han reacomodado en el Distrito Federal, se sabe que Marcelo Ebrard se alió con el líder de la IDN, René Bejarano, para formar un bloque contra el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera.

Pero para sorpresa de muchos, Mancera Espinosa exhibió públicamente su “amistad” con el polémico tabasqueño, excandidato del PRD a la presidencia de la república en las pasadas elecciones, Andrés Manuel López Obrador.

Por eso es que en la llamada “misa” de este lunes, había mucho de qué hablar. 

En plena construcción

Algunos de los que acudieron puntual a la cita de Vanguardia Progresista  se mostraron sorprendidos cuando fueron captados y fotografiados a su llegada.

Entre ellos el exdirigente del PRD en el Distrito Federal, Agustín Guerrero, quien cruzó avenida Tlalpan por el bajo puente e ingresó a pie a las instalaciones de Don Juan.

También arribó a dichas oficinas el exsecretario de Transportes y Vialidad del PRD, y líder de la corriente Unidad y Renovación (UNyR) Armando Quintero, quien fue descartado por Miguel Ángel Mancera para repetir al frente de la Setravi.

Así las cosas, las últimas semanas el movimiento Vanguardia Progresista ha intensificado sus acciones para marcar el regreso de Marcelo Ebrard al escenario político nacional y local.

Primero con miras a buscar consolidar la candidatura para ocupar la presidencia nacional del PRD en sustitución del actual líder del Sol Azteca, Jesús Zambrano, y posteriormente buscar entrar a la contienda para la presidencia de la República en el 2018.

Los progresistas que siguen a Ebrard responden cada lunes al llamado que con anticipación les hace René Cervera, quien entre sus múltiples funciones les informa los temas que se discutirán como parte de la agenda del país y la postura progresista frente a las diferentes problemáticas.

Estos y su líder moral no pierden de vista los temas álgidos de la agenda nacional, pero tampoco se desmarcan de lo que ocurre en el Distrito Federal y, sobre todo, los movimientos que realiza el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera.

El GDF bajo la lupa

En el entendido que gran parte de los progresistas fueron gobierno en el Distrito Federal, responsables de gran parte de los proyectos y estrategias que están en marcha, lo que ocurre en la capital les incumbe directamente.

Así por ejemplo, la agenda progresista incluyó el análisis de lo que fueron las pasadas elecciones del 7 de julio, en la que advirtieron que el PRI, a través de sus gobiernos (federal y estatales) estuvieron “alejados de la legalidad”.

“El pasado proceso estuvo enmarcado por la violencia, el saldo: 15 muertos, 3 desaparecidos, candidatos “bajados” por amenazas, 25 eventos de violencia grave (golpeados, robos, etc.), así como infinidad de denuncias y campañas negras de parte de los partidos y sus candidatos”, analizaron los progresistas.

A raíz de lo cual señalaron que el PRI mostró a todas luces que no está interesado en la consolidación de un régimen democrático, sino que su prioridad está fincada en lograr mayores espacios de poder.

En resumen, de acuerdo con los razonamientos de los progresistas, el PRD y su dirigente, Jesús Zambrano, fue “ingenuo” al acordar el respeto a la ley en todo el proceso electoral.

“No hubo beneficios electorales y se debe discutir el cambio de estrategia, visión y dirección del partido”, apunta un documento en poder de Reporte Índigo.

Pero así como debaten sobre el acontecer nacional, los progresistas que abandera Marcelo Ebrard, no pierden de vista lo que ocurre en la Ciudad de México.

Es por eso que como parte de su agenda mantienen el monitoreo permanente de lo que ocurre en torno a la Supervía, una de las obras más polémicas que ordenó Marcelo Ebrard, que le ganó una de las confrontaciones más fuertes con un grupo de ciudadanos y especialistas que se opusieron a la construcción.

“Temas estrictamente políticos… que se consideran importantes para el debate semanal”… Defensa de la Supervía.

Y es que el debate y la inconformidad en torno a la construcción y operación de esta vía rápida que fue concesionada a la empresa española OHL, que recibirá las ganancias por su explotación por 30 años, alcanzó al jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, quien se vio obligado a pronunciarse.

Recientemente Mancera dijo que el Gobierno del Distrito Federal no está pensando en subsidiar el costo de la supervía a efecto de que se disminuya el costo de 31 pesos que cuesta el recorrido.

“Es un tema que está ahí la opción, así se planteó la concesión y lo que yo tendría que buscar ahora es el beneficio hacia la ciudad, me refiero al tema del transporte público”, declaró el mandatario capitalino ante los cuestionamientos de si subsidiaría el costo que tiene usar la Supervía.

Mancera fue lo más claro posible al respecto al tratar de deslindarse de lo que Ebrard negoció en torno a esa vía y la empresa OHL.

Pero sí habló de la posibilidad de introducir un transporte público a efecto de que más capitalinos se vean beneficiados con el uso de la Supervía, que hasta ahora es utilizada por los particulares que tienen vehículo y pagan por recorrer este tramo que acorta la distancia hacia la zona de Santa Fe.

Mancera, por su parte tampoco pierde de vista los movimientos que realizan los progresistas en su territorio, el Distrito Federal. 

Cada día que pasa el jefe de gobierno aprende más de política, y el dardo que lanzó la semana pasada al dejarse fotografiar muy “amigo” de Andrés Manuel López Obrador dio en el blanco. 


Notas relacionadas

Dic 14, 2019
Lectura 2 min

Feb 22, 2019
Lectura 7 min

PRD

La guerra por lo que queda

Laura Islas


Feb 22, 2019 Lectura 7 min

Ene 14, 2019
Lectura 13 min

PRD

El incierto futuro del Sol Azteca

Eduardo Buendia


Ene 14, 2019 Lectura 13 min

Oct 22, 2018
Lectura 2 min

PRD

Manuel Granados renuncia a la presidencia del PRD

Indigo Staff


Oct 22, 2018 Lectura 2 min

Comentarios