De los seis expedientes que tiene la Secretaría de Gobernación sobre la evidencia de intimidación de Carlos Romero Deschamps, el más extenso es el del Frente Nacional Petrolero, fundado en 2002 y actualmente dirigido por Sergio Morales Quintana.

En el expediente 5908430 “Democratización del Sindicato. Frente Nacional Petrolero”, el grupo le solicita a Segob su intervención por las amenazas de muerte recibidas el 17 de mayo del 2004 por parte de Romero Deschamps afuera de los juzgados de la PGR del Reclusorio Sur a donde acudió a enfrentar su proceso judicial por el Pemexgate y en donde lo esperaban con mantas miembros del grupo opositor.


“Ya hay cuatro compañeros muertos en supuestos accidentes, el 5 de febrero abiertamente Romero Deschamps nos dijo en Villahermosa que las denuncias en su contra ‘se las pasaba por el arco del triunfo’”

Denuncia del Frente Nacional Petrolero

“El pasado 17 de mayo sus guaruras rompieron las mantas que teníamos y destruyeron nuestro mural (…) Se solicita la intervención de Segob por las amenazas de muerte por parte de Romero Deschamps por haber manifestado nuestro desacuerdo por la forma en la que se está llevando el Pemexgate”, denunció el Frente Nacional Petrolero.

En el expediente número 5908175 “Conflicto laboral, Democratización del Sindicato Petrolero” se revela cómo el Gobierno federal tenía conocimiento de que a través del “Programa de Servidores Públicos por Labastida” se seleccionaron a trabajadores de Pemex para promover el voto a favor del priista y para armar la red de desvío de fondos.

En ese mismo expediente se da a conocer cómo Romero Deschamps incluso pagaba sus gastos de representación legal con dinero de Pemex. El 8 de junio del 2000 la Gerencia Jurídica del STPRM pidió un préstamo a Pemex por 640 millones de pesos para “atender los casos y costos originados por las demandas interpuestas en contra del Comité Ejecutivo General y de las 36 secciones que lo integran, de carácter laboral, penal, fiscal y civil”.

Para el 28 de septiembre del mismo año, el STPRM volvió a pedir otro préstamo pero ahora por mil 080 millones de pesos, los cuales fueron entregados por la empresa productiva del Estado.

Los fraudes en contra de los trabajadores en Pemex, de acuerdo con el expediente 5908371 “Conflicto Sindical en la Sección XXXVIII del STPRM Gran Alianza de Trabajadores Petroleros”, datan desde 1996 con la “piramidación salarial” para calcular el ISR. Desde ese entonces, le descontaban a los empleados más dinero del que Pemex y el sindicato aportaban a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En el 2004, un grupo de trabajadores jubilados miembros del Grupo Unificador Revolucionario Nacionalista y Humanista, denunciaron en la Segob la desaparición del fondo del Fideicomiso de los Extrabajadores Petroleros que hasta el 30 de noviembre del 2000 tenía 37 millones de pesos en el Banco de Crédito Rural del Golfo y que nunca se supo de su destino.

Dicho grupo también denunció la venta de plazas de 150 mil a 500 mil pesos por Joaquín Mendoza Brik, Gerente Jurídico Laboral de Pemex y afín a Romero Deschamps.

“Joaquín Mendoza Brik nos dijo que estaba protegido porque su madrina es Martha Sahagún. También nos amenazó diciendo ‘ya no me molesten más o los voy a mandar golpear’. Lo cumplió, mandó a golpear al trabajador con ficha 684335 que fue agredido por agentes especiales de Pemex y dado por muerto. También amenazó de muerte a nuestros compañeros por celular cuando estaban en huelga”, acusaron.

Pese a que las denuncias de los distintos grupos disidentes eran diversas, todos coincidían en que eran necesarias elecciones libres para elegir al secretario general del STPRM y a los líderes distritales, ya que los comicios siempre se llevaron a cabo por cédulas en las que el trabajador debía de anotar su nombre y clave laboral.

Después de veinte años, los trabajadores petroleros podrían comenzar una nueva era protagonizada por unas elecciones libres. El principal problema es que hay más de diez líderes distritales buscando el cargo y ninguno está dispuesto a ceder.

También puedes leer:

STPRM sigue en busca de una nueva cabeza tras 2 años

¿Una nueva era para el STPRM sin Romero Deschamps?