La octava cumbre de la Alianza del Pacifico, celebrada en Cartagena, Colombia, concluyó con la firma de un convenio entre los países integrantes para eliminar el 92 por ciento de los aranceles. 

Con esta firma se busca un incremento el los niveles de intercambio comercial.

Los jefes de Estado firmaron el llamado Protocolo Adicional para la Liberalización de bienes, servicios e inversiones entre los estados miembros.

Al cierre de la Cumbre, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que la suscripción del protocolo favorecerá el proceso de integración de México en la Alianza del Pacífico, generará más empleos y dará una mayor movilidad en el comercio.

El mandatario mexicano remarcó que la Alianza no es política, y por ello que no hay intención de intimidar, aislar o provocar a ningún país latinoamericano.

Sobre el convenio firmado, Peña Nieto aseguró que habrá mayor derrama económica, mayor crecimiento, más empleos una mayor movilidad en comercio y, en consecuencia, mejores condiciones de bienestar para las naciones.

El jefe del Ejecutivo mexicano celebró el acuerdo, al que calificó como un instrumento sólido para la consolidación de acuerdos económicos benéficos. 

Santos tras la reelección

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos -anfitrión de la Cumbre- informó que buscará reelegirse en mayo de este año.

Ante ello, el exmagnate de las telecomunicaciones quiso mostrar liderazgo durante la cumbre.

“No hemos venido a Cartagena a darnos simples palmaditas en la espalda con lo que hemos logrado, sino a discutir qué más podemos hacer”, sostuvo en el único discurso pronunciado durante la ceremonia de inauguración.

El colombiano afirmó que todo mundo está al pendiente de la Alianza del Pacífico, a la que denominó como “La niña bonita y cotizada” de la región.

Durante el cierre, Santos despidió al presidente de Chile, Sebastián Piñera, pues es la última cumbre a la que asiste ante la llegada de la presidente electa Michelle Bachelet en marzo próximo. 

Ahí, aclamó la participación de Piñera en la consolidación de la Alianza.

El mandatario colombiano afirmó que países como Finlandia, Singapur, Israel y Marruecos han solicitado ser observadores del mecanismo de la Alianza.

“Es el mundo el que quiere venir y hacer negocios con nosotros”, dijo. “La Alianza tiene lo que el mundo necesita y se convierte en una oferta complementaria para el Asía-Pacífico”.

Casi cinco

A la cumbre también asistió la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, quien firmó la decisión de su país de adherirse al Acuerdo de la Alianza del Pacífico. Con esto, se inicia el proceso para que el país centroamericano se convierta en el quinto miembro de esta alianza estratégica.

Chinchilla dijo que Costa Rica asume este reto de desarrollo que significa una nueva y robusta plataforma de integración al mundo.

“De expandir el espacio económico, crear empleo digno y fortalecer la democracia. Esta Alianza crea valor para nuestros productos. Es la forma inteligente de proyectarnos al mundo”, agregó la mandataria.