La Cooperativa la Cruz Azul y sus trabajadores padecieron un cáncer durante 33 años que casi los lleva a la muerte. Desde la dirección de la cementera se desviaron más de 45 mil millones de pesos que después se lavaron en empresas fantasma gracias a la red de corrupción que orquestó su exdirector Guillermo “Billy” Álvarez, quien actualmente se encuentra prófugo de la justicia.

La historia del autoritarismo de Álvarez, su complicidad con otros cooperativistas y el desfalco a miles de trabajadores pronto verá a la luz en el documental Azul oscuro, azul celeste, que actualmente se encuentra en producción.

En 1988 “Billy” tomó el relevo que dejó su padre Guillermo Álvarez Macías con su muerte en 1976, por lo que la familia Álvarez conserva una longeva relación dentro de la cementera hidalguense que tiene 87 años de existencia.

En estos años, Álvarez tomó el poder que dejó su padre, y más que seguir el legado de construir un porvenir para los miembros de la empresa de cemento en Ciudad Cooperativa Cruz Azul (antes Jasso) ubicada en Tula de Allende, Hidalgo, se dedicó a delinquir, manejar ilícitamente la empresa, desviar y lavar dinero e incluso fabricarle delitos a sus rivales.

Enterado de estos antecedentes y desde que se revelaron las imputaciones legales contra “Billy” Álvarez, el cineasta Carlos Carrera junto con Carlos Bátiz, comenzaron a trabajar junto con la Cooperativa para producir un documental.

En entrevista con Reporte Índigo, Carrera comenta que sigue en desarrollo lo que será una miniserie documental de cinco capítulos, además de un largometraje, este último será la versión contraída y se enfocará en el conflicto de Álvarez, quien actualmente es incluso es buscado por la Interpol.


Todavía no se acaba la historia, estamos trabajando Carlos Bátiz y yo, pero siguen sucediendo cosas, todavía no se recupera la planta de Hidalgo, no sabemos cuánto tiempo va a llevar eso, o cómo se mide el tiempo en resoluciones judiciales y a ver si no hay resistencia del grupo opositor que tiene ahorita el poder sobre esta planta, falta que sucedan muchas cosas para darle un final

Carlos Carrera

Cineasta

Los implicados alrededor del caso “Billy” Álvarez son decenas de personas de su confianza, entre los que encuentran Víctor Manuel Garcés Rojo, exdirector jurídico de la Cooperativa y cuñado de Álvarez, Federico Sarabia Pozo y Alberto López Morales quienes fueron designados como presidentes de los consejos de Administración y Vigilancia al interior de la empresa, además de dos hijos del ahora expresidente del Cruz Azul, todos ellos cuentan con una orden de aprehensión por parte de la Fiscalía General de la República.

Según se revela en el avance de Azul oscuro, azul celeste, “Billy” Álvarez y sus allegados habrían obtenido 42 mil millones de pesos de manerva ilícita, lo que sería siete veces el desfalco de la llamada Estafa Maestra, el millonario entramado de empresas fantasma con las que se hicieron desvíos de recursos federales, en la administración federal pasada.

Delincuencia organizada en Cooperativa la Cruz Azul

Carrera comenta que entre los hallazgos que encontró durante el desarrollo del documental se encuentra que el que fuera presidente de la Cooperativa la Cruz Azul, contaba con el cobijo de funcionarios públicos de alto nivel.

Además de que varios de los entrevistados señalan a Álvarez como el dirigente de la red delictiva al interior de Cruz Azul.

“Álvarez está acusado de delincuencia organizada, no por narcotráfico ni nada de eso, es por la definición amplia, de una organización que se dedica a delinquir, porque tenía métodos, hay testimonios de familiares, de cooperativistas amenazados por hombres armados en camionetas, cosas así”, agrega el cineasta.

La producción audiovisual cuenta con más de 80 entrevistas a personas allegadas tanto a la Cooperativa, como al club de futbol homónimo, las fuentes coinciden en que “Billy” Álvarez incluso fabricaba delitos para que sus opositores fueran detenidos por la justicia y así detener su confrontación, mientras él y sus allegados lavaban el dinero a través de empresas fantasma.

“Lo que vamos a ver en la serie es la lucha de estas bases (cooperativistas) contra el abuso de los exdirigentes, estos que siendo parte de la Cooperativa, se dedicaron a saquearla como si fuera de ellos, habrían compañías a su nombre, una serie de abusos que serán exhibidos con pruebas”, subraya el codirector.

Carrera piensa que a raíz de la llegada de la administración morenista al poder, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) a cargo de Santiago Nieto Castillo, dio un seguimiento puntual al caso Álvarez que antes no se había visto.

“Hasta el 2018, según testimonios de los cooperativistas, tenían la batalla perdidísima, no había manera, ‘Billy’ Álvarez era inamovible, sus conectes con el poder lo hacían intocable y a partir del cambio de la administración ya se le podía demandar sin que hubiera represalias”, señala.


En 1988 ‘Billy’ Álvarez tomó el control de la Cooperativa. En vez de seguir con el legado de su padre, orquestó una red de desvío y lavado de dinero

Problemas en el futbol

Mientras Álvarez estaba enraizado en la cima de la cementera, Carrera concuerda que fueron los peores años para “La Máquina” en los torneos de futbol en México.

No le atribuye los problemas de la Cooperativa al club de balompié, pero sí observa este paralelismo, y que ambas instancias tenían sus propias dificultades.

“Son dos problemas, sí hay manejos también abusivos de dinero, y luego compras de jugadores por cientos de miles de dólares, que luego se revenden en millones de dólares, y cosas rarísimas, que es como parte del manejo de negocios donde hay muchos intermediarios que se van quedando con dineros, pero ese es como un mal del futbol en general”, reflexiona.

El Club Deportivo Cruz Azul se fundó porque los cooperativistas buscaban tener presencia en el terreno deportivo. Fue bajo la gestión del padre de “Billy”, Guillermo Álvarez Macías, que el equipo de La Noria logró su época de oro con cinco títulos, todo esto eventualmente se fue disolviendo, ya que solo se lograron tres campeonatos más, uno solo en la administración de Álvarez Cuevas.

“El hecho de que Billy Álvarez y Alfredo Álvarez y Víctor Garcés, o sea hermanos y cuñados sean los que manejan, no solo la Cooperativa, sino también el equipo de futbol, de que todos los comentaristas deportivos los trataban como si fueran los dueños del equipo, y pues no, los dueños del equipo son todos los miembros trabajadores de la cooperativa”, subraya.

También puedes leer: Inician suspensión de ‘Billy’ Álvarez de Cooperativa La Cruz Azul