El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) lanzó una alerta tras detectar casos de virus coxsackie, popularmente conocido como enfermedad mano, pie, boca, en varios de los menores de edad asistentes a sus guarderías.

Este mal, causado por el virus Coxsackie A16, y algunos otros virus pertenecientes a la misma familia, ataca principalmente a bebés y niños en edad preescolar.

El IMSS alertó a los padres de niños asistentes a guarderías colocando letreros en los que informaban que habían salas aisladas por casos de coxsackie.

En los avisos, el IMSS pedía a los padres reportar cualquier síntoma en el área de Fomento.

¿Qué es el virus coxsackie? 

Se trata de un virus que causa síntomas como salpullido en manos y pies y llagas dolorosas en la boca (exterior, encías, lengua, paladar).

Además del sarpullido de pies y manos, que puede convertirse en ampollas, éste también aparece en el área genital.

Otros de los síntomas asociados a la enfermedad causada por coxsackie son: fiebre, dolor de garganta, malestar general y falta de apetito.

Esta enfermedad es común en las estaciones de verano y otoño, afectando sobre todo a bebés y niños, quienes lo adquieren en las guarderías y escuelas.

Te sugerimos: Así puedes prevenir e identificar la hepatitis aguda en niños; estos son los síntomas

El virus está presente en secreciones de la nariz, saliva, mucosidad, y en el líquido de las ampollas. Se propaga por la tos, estornudos, contacto directo con la persona enferma, a través de las heces, contacto con objetos contaminados, como juguetes, cubiertos, entre otros objetos.

No hay tratamiento específico para esta enfermedad, pues ésta remite sola en pocos días sin tratamiento.

El IMSS advierte que se trata de una enfermedad que no debe ser tratada con antibióticos, pues solo se atacan los síntomas del padecimiento.