La gestión de Clara Brugada al frente de Iztapalapa no ha estado exenta de malas prácticas e irregularidades que han sido evidenciadas por autoridades fiscalizadoras,

Existen al menos tres auditorías —la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México (SCGCDMX) y la Auditoría Superior de la Ciudad de México (ASCM)— que revelan que desde el 2019 se han cometido incongruencias en el ejercicio de recursos públicos, como deficiencias y malas prácticas en contrataciones.

Clara Brugada ganó en 2018 de la mano de Morena la alcaldía del suroriente de la capital y en este 2021 logró la reelección con cerca del 60 por ciento de las preferencias electorales de la demarcación

Contratos irregulares en Iztapalapa

En el 2019, el primer año completo de Clara Brugada al frente de Iztapalapa, la Contraloría de la capital detectó diversas deficiencias en los procesos de adjudicación directa, invitación restringida y licitación pública llevados a cabo por el Gobierno de la demarcación.

La auditoría A-3/2021 del órgano, obtenida a través de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), fiscalizó el 40 por ciento de los contratos celebrados durante 2019 que suman un monto de 545 millones 188 mil 680 pesos, y realizó tres observaciones por irregularidades.

La primera es que hubo deficiencias en la integración de los expedientes de los contratos de adjudicación directa, invitación restringida y licitación pública.

Ante esto, la Contraloría solicitó aclarar deficiencias e integrar de manera correcta los documentos de los procesos de compras públicas celebrados por la alcaldía.

Después, se halló que existieron adquisiciones derivadas de procesos de invitación restringida a tres proveedores que no estaban contempladas en el Programa Anual de Adquisiciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios (PAAAPS) 2019, por lo que se le pidió a Iztapalapa informar por qué se realizaron si no estaban dentro de su proyecto de gasto.

Por último, la alcaldía tampoco entregó facturas que comprueben que realizó los pagos correspondientes a diversos proveedores.

En esta ocasión, la Contraloría pidió a Iztapalapa remitir las facturas originales y validadas por las áreas requirientes que comprueben el gasto y que sean integradas a los expedientes.

Recursos federales con anomalías

El reporte de resultados de la auditoría 2019-D-09007-19-0636- 2020 636-DS-GF, de la Secretaría de la Función Pública (SFP), revela que en 2019 Iztapalapa fue favorecida con recursos de más por parte de las autoridades del Gobierno Central, lo que violó la Ley de Coordinación Fiscal.

“La Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) recibió en los primeros 10 meses del año por partes iguales los 6 mil 974 millones 695 mil pesos del FORTAMUNDF 2019 asignados, de manera ágil y directa, sin limitaciones ni restricciones, conforme al calendario de enteros publicado, donde se incluyen los recursos asignados a la alcaldía de Iztapalapa (…).

“La SAF le asignó recursos de más del FORTAMUNDF 2019 a la alcaldía de Iztapalapa por 38 millones 479 mil pesos, toda vez que lo publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México Núm. 22, publicada el 31 de enero de 2019, a la alcaldía de Iztapalapa le correspondían mil 429 millones 456 mil pesos y se le asignaron recursos por mil 467 millones 935 mil pesos, en incumplimiento de la Ley de Coordinación Fiscal, artículos 36 y 38”, señala la auditoría.

Además de lo anterior, Iztapalapa no reintegró los 850 mil pesos de recursos no comprometidos en el plazo estipulado (máximo el 31 de diciembre de 2019), sino devolvió el recurso hasta abril de 2020.

Por ambas observaciones, la SFP solicitó a la Contraloría promover las sanciones correspondientes a los funcionarios responsables; sin embargo, en las bases de datos de la PNT no existe algún documento que certifique si se le dio seguimiento.

Las instancias que investigaron las irregularidades fueron la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México (SCGCDMX) y de la Auditoría Superior de la Ciudad de México (ASCM)

Apoyo fantasma

Por último, la alcaldía Iztapalapa no tuvo cómo comprobar que depositó apoyos económicos a 8 beneficiarios del programa “Ayuda Económica y Bienestar Integral para Personas Adultas Mayores de 60 a 64 años que residen en Iztapalapa”, en el año 2019, consta el informe de resultados ASCM/72/19 de la ASCM.

“Respecto al soporte documental del pago a los beneficiarios, no proporcionó la evidencia de las ayudas entregadas (transferencias, órdenes de pago, pólizas cheque u otro documento)”, indica la auditoría.

Según el máximo órgano revisor del servicio público local, la alcaldía argumentó que el apoyo fue entregado en eventos masivos y que los beneficiarios rechazaron que su pago fuera por medio de tarjeta bancaria o cheque.

Además, la auditoría detalla que Iztapalapa también atribuyó a que, debido a la contingencia sanitaria, careció del personal necesario para digitalizar las pruebas documentales de que sí se proporcionaron los apoyos.

“Se solicitó integrar la documentación justificativa que acreditara haber entregado a cada beneficiario la ayuda otorgada, económica o en especie, en su caso (ya sea mediante tarjeta, orden de pago o cheque), sin que la alcaldía diera respuesta al requerimiento. Derivado de la contingencia sanitaria, esta entidad de fiscalización se vio imposibilitada para revisar físicamente la documentación soporte de la entrega de los apoyos económicos”, revela el documento consultado.

En esta ocasión, debido a la contingencia por COVID-19, la ASCM se dijo imposibilitada de emitir una recomendación porque el proceso de auditoría fue limitado por las condiciones sanitarias.

También puedes leer: Corrupción en compra de insumos en Iztapalapa