1. Baja California Sur

Mendoza, investigado por la DEA

El panista Carlos Mendoza Davis es investigado por la DEA por tener un nexo familiar con Avelino Montoya, involucrado en operaciones del cártel de los Arellano Félix.

Montoya  está casado con Valeria Velázquez, cuñada del virtual gobernador de Baja California. La vinculación de Montoya con el ganador de la elección del pasado domingo ocurrió cuando el año pasado fueron incautadas seis toneladas de mariguana en bodegas de San Diego, propiedad del concuño de Mendoza.

La DEA investiga si Montoya colaboró con la campaña de Mendoza para ser senador, en el 2012.

A esto se suma  una llamada de Mendoza donde habla con Francisco Domínguez, candidato ganador en la elección de Querétaro,  en la que se refieren a una aportación de “seis kilos mensuales” que recibirían de un personaje de sobrenombre “Kors”.

2. Campeche

Moreno, y su cercana Oceanografía

Alejandro Moreno, el priista ganador de la contienda en Campeche, ha sido acusado de defender a varios de los involucrados en el fraude de la empresa Oceanografía a Pemex.

En el 2006, Moreno fue electo senador por Campeche y en ese entonces fortaleció los lazos con la empresa Oceanografía, la favorita en materia petrolera durante el sexenio de Felipe Calderón.

Cuando comenzaron las investigaciones por el fraude se publicó que Moreno abogó por Amado Yañez, quien incluso le prestaba su avión para que el entonces diputado viajara sin restricciones.

Se dice que desde Los Pinos se pensó en no apoyar su candidatura, pero pudo más la idea de que si no lo postulaba el PRI, otro lo haría.

3. Colima

Peralta y Preciado, en empate

En Colima José Ignacio Peralta, el candidato del PRI y el panista Jorge Luis Preciado están empatados.

Cualquiera que resulté ganador, tiene escándalos pendientes.

Peralta fue denunciado por desfalco a la hacienda pública en sus funciones como subsecretario de Comunicaciones en la SCT. 

El supuesto quebranto fue por mil 196 millones de pesos por contratos firmados por Peralta en el 2013, algunos de ellos duplicados.

Preciado fue señalado cuando se descubrió que se construía un castillo en un terreno de su propiedad.

Ha sido criticado también por ser empresario de hoteles y moteles en la entidad, siendo parte del PAN, un partido de derecha.

4. Guerrero

Astudillo y el desvío de recursos

El priista Héctor Astudillo, virtual ganador de la contienda en Guerrero, ha tenido acusaciones de múltiples actividades ilegales.

La revista Proceso publicó en febrero pasado que se le acusó de desvío de recursos de la Secretaría de Educación de Guerrero para financiar su campaña política contra el perredista Zeferino Torreblanca, en el 2005.

Más tarde se presentó una denuncia en su contra por extorsión por presuntamente pedir dinero a una empresaria para autorizarle una licencia, mientras él era alcalde de Chilpancingo.

Se le acusó también de dar plazas en el gobierno municipal a sus familiares y a los de sus cercanos; por ese hecho fue denunciado por amenazas de muerte por los trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo, quienes se inconformaron por esas plazas.

5. Nuevo León

‘El Bronco’ y sus escándalos

No por ser independiente se salvará de ser señalado por diversos escándalos.

Jaime Rodríguez, “El Bronco”, llegará a la gubernatura de Nuevo León con denuncias por estar implicado en el despojo de 80 hectáreas que hizo la empresa Javer a la comunidad de El Fraile, en el municipio de García.

Los vecinos de esa localidad señalaron que fueron desalojados de sus casas por personas armadas, apoyadas por la Policía municipal de García, cuando “El Bronco” era alcalde.

Rodríguez fue acusado también, en un audio que circuló en redes sociales de una supuesta llamada con su esposa, de haber “entregado” a un general del Ejército Mexicano para ser asesinado.

“El Bronco” aclaró que la voz que se escucha en la grabación no es la de su esposa; dijo que se trató de una guerra sucia orquestada en su contra.

6. Querétaro

Domínguez y los casinos

El panista Francisco Domínguez, quien recuperó para el PAN la gubernatura de Querétaro, ha estado involucrado en varios escándalos.

Uno de los primeros fue cuando estuvo acusado de generar un quebranto de 8 millones de pesos de los recursos de Querétaro, cuando fue alcalde de esa ciudad, entre el 2009 y el 2011.

Domínguez también ha sido señalado por tener cercanía con empresas cuestionadas como Oceanografía y Gas Express Nieto.

Se ha publicado también su cercanía con empresarios casineros como Javier Rodríguez, quien también está implicado en investigaciones de ordeña de ductos.

7. Sonora

Pavlovich, ‘la guapa’

La abanderada del PRI, el PVEM y Nueva Alianza fue acusade de intercerder por algunos amigos empresarios de su entidad ante la SCT para que se les otorgaran algunos contratos de obras en la entidad.

A cambio, Pavlovich pidió prestada la avioneta de uno de ellos para trasladarse a otros puntos del estado en los días que comenzaba su campaña.

El otro escándalo que le fue revelado a Pavlovich fue una llamada donde se escucha pedir a uno de sus colaboradores que pida a un empresario por quien hizo gestiones “que se ponga guapo”, para que le dé un moche, después de haberle gestionado apoyos federales por más de 7 millones de pesos.

8. San Luis Potosí 

Carreras y las pensiones

Juan Manuel Carreras, triunfador de la contienda por la gubernatura de San Luis Potosí, ha sido cuestionado por la supuesta desaparición de 400 millones de pesos para pagar pensiones de maestros del sistema de Telesecundaria en su entidad.

La revista Proceso publicó que Carreras fungía como secretario de Educación de su estado cuando esos recursos fueron depositados en las arcas del gobierno estatal, pero nunca llegaron a los maestros.

Carreras ha sido cuestionado también por poseer bienes millonarios y favorecer a la Universidad IDEP (Instituto de Educación Proactiva), de la que es dueño, mientras fue secretario de Educación.

9. Michoacán

Silavdo Aureoles, y su red 

Durante la campaña política por la gubernatura de su estado, Silvano Aureoles fue denunciado penalmente por senadores del PRI de encabezar una red de corrupción.

Aureoles fue acusado de haber gestionado recursos por 5 mil 333 millones de pesos para Michoacán en el 2013, y 264 millones en el 2014 y beneficiar a personas cercanos a él.

Sin embargo, la mayor parte de esos recursos se destinaron presuntamente a empresas de quienes luego serían candidatos del PRD a diversos cargos.