El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, afirmó que la situación en el poblado de San José de Gracia, donde presuntamente 17 personas fueron fusiladas por un grupo del crimen organizado, se encuentra bajo control, por lo que hizo un llamado a la población a la tranquilidad.

Informó que con la colaboración del gobierno de Jalisco se estableció en el lugar un operativo policiaco de fuerzas federales y estatales y que todas las actividades se realizan de manera segura.

Afirmó que no hay cuerpos ni heridos y que solo se hallaron casquillos y otros elementos que sirven de indicios a la Fiscalía de Justicia de Michoacán para que realice sus investigaciones.

En entrevista en la Cámara de Diputados a donde acudió a la clausura de los foros de parlamento abierto sobre la reforma eléctrica, dijo que hasta el momento nadie se ha adjudicado los hechos, por lo que se está investigando en todo el estado de Michoacán.

“No podemos decir qué grupo, qué cártel fue el que detonó las armas de fuego y los que aparecen por supuesto también en los videos.

“El tema principal, y ahorita lo que se está haciendo es una búsqueda en todo Michoacán, en la parte del occidente de Michoacán que colinda con Jalisco y en todo el estado de Jalisco para lograr más evidencias sobre lo ocurrido”.

Por ello, afirmó que se trata de un tema complejo, que ha tenido gran exposición mediática sobre todo por las redes sociales y algunos videos sobre lo acontecido.

Lee también: AMLO: Se han encontrado casquillos, restos humanos, pero no los 17 cuerpos en Michoacán

“Lo que es real es que no tenemos, la fiscalía de Michoacán, el reporte que nos da, es que al momento de que ellos llegan ayer en la tarde noche a lugar del acontecimiento, pues no hay cuerpos, no hay evidencias, más allá de algunos casquillos y algunos otros indicios de lo ocurrido. Pero tenemos por supuesto los videos que se están corroborando por parte, también de la fiscalía, esto está ya en el terreno de las fiscalías que son las que están colaborando”.

Bedolla Ramírez dijo que el reporte de los hechos tardó mucho en llegar a las autoridades y eso es algo que también se está investigando.

San José de Gracia es una pequeña población que está al occidente de Michoacán, aproximadamente a 30, 40 minutos de Jiquilpan, que es la población más grande. Se prestó de inmediato el respaldo, el apoyo; hay que decirlo, todo indica de qué ocurrió este acontecimiento, aproximadamente entre las 3 y 3:30 de la tarde, a que llegó el reporte a las autoridades policiacas y la Fiscalía de Michoacán, pues pasaron más de tres horas de eso, es mucho tiempo. Se está investigando también por qué tardó tanto en llegar la llamada de alerta de esto que estaba sucediendo.

Sin embargo, indicó que la situación está bajo control. “Es totalmente seguro las actividades productivas en esta región. Hay el tránsito normal entre Michoacán y Jalisco en esta zona y estamos trabajando coordinadamente con el Gobernador de Jalisco”.

Por ello, el gobernador Bedolla estatal hizo un llamado a la población a la tranquilidad.

“Yo llamo a la tranquilidad a que podamos realizar en Michoacán las actividades comunes normales y que estamos reforzando esta zona, sobre todo las zonas fronterizas de Michoacán con colaboración con los gobernadores. La semana pasada firmamos un acuerdo con el gobernador del Estado de México, y hoy muy temprano ya teníamos comunicación con el gobernador de Jalisco”.