¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

José Antonio Meade

Ofrece Meade continuidad a las reformas

Rubén Zermeño

La precampaña iniciará el 14 de diciembre y deberá concluir a las 24 horas del 11 de febrero de 2018, a fin de buscar el voto de los delegados priistas para lograr la candidatura.


Dic 3, 2017
Lectura 5 min
portada post

José Antonio Meade logró convertirse esta tarde en el primer candidato no militante del PRI a la presidencia de l República en 201 y con ello sus propuestas de ser elegido, las cuales se centran en fortalecimiento de la seguridad, combate a la corrupción y crecimiento de la economía familiar.

El precandidato señaló que la situación actual del país se debe al liderazgo de Peña Nieto y sus reformas estructurales a las cuales les daría seguimiento en caso de ser elegido como presidente.

“Hoy tenemos un nuevo sistema de justicia más cercano y transparente que tenemos que consolidar; un sistema educativo donde los mexicanos aprenden y desarrollan su talento; un sistema de salud con cobertura universal para los más vulnerables; un sector exportador y turístico más fuerte; una economía estable con nuevos motores de crecimiento y hemos reivindicado al sector energético como palanca del desarrollo”, dijo el ex secretario después de firmar el registro como precandidato del Revolucionario Institucional.

Meade agregó que su labor será fortalecer lo que se ha hecho bien, pero que también es autocrítico y reconoce que hay realidades que los ofenden, lastiman y vulneran, las cuales cambiará.

Después, de una matera patriarcal, dijo que conducirá el país como lo hace con su familia.

Uno de los temas más endebles del gobierno de Peña Nieto es el de la seguridad y el de la presencia del ejercito en las calles, a lo que el ex secretario de hacienda se comprometió a que en México se cumplirán las leyes para que las familias puedan vivir tranquilas y que se le corresponderá a las Fuerzas Armadas.

“Las Fuerzas Armadas nos han dado certeza, es tiempo de que les correspondamos. Mi reconocimiento a los soldados, pilotos y marinos, por el esfuerzo y gran sacrificio que hacen para defender al país y a nuestras familias”, señaló Meade Kuribreña.

En materia económica, el aspirante se comprometió a que habrá mayores oportunidades para las familias, las mujeres y los niños y los discapacitados, pero no hondó en ello.

Otro de los puntos que destacó durante su discurso fue el del combate frontal a la corrupción y dijo que no habrá un solo peso al margen de la ley.

Lo siguiente fueron replicas y propuestas del Revolucionario Institucional para las siguientes elecciones, más candidaturas para jóvenes y mujeres.

Desde temprana hora, centenas de militantes abarrotaron las inmediaciones y el estacionamiento del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional para recibir y dar su apoyo al único precandidato registrado ante la Comisión de Procesos Internos.

Al llegar Meade Kuribreña acompañado de su esposa Juana Cuevas a las instalaciones del CEN los asistentes se le rindieron con gritos apoyando sus aspiraciones. “Pepe amigo, el PRI está contigo y “Pepe Presidente”, fueron las consignas que arroparon al precandidato.

A Meade se le vio contento, en ningún momento pudo disimular la sonrisa de haberlo logrado y hasta estuvo casi una hora tomándose fotos y saludando a los priistas de los sectores campesino, obrero, popular y a los integrantes de los cinco grupos del PRI.

Minutos antes de las 13:00 horas, la Comisión de Procesos Internos entregó al política la constancia de su precandidatura.

Durante su discurso, el precandidato señaló que para lograr la transformación de México se debe de acabar con la idea de que la nación se debe de transformar cada seis años, “no hay que demolerlo todo”, dijo al respecto para después hablar sobre los logros del sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto, gobierno en el cual lideró tres secretarías de estado.

A los presentes les pidió su apoyo y agradeció el dado por la cúpula priista.

“Me siento orgulloso y agradecido de ser precandidato a la Presidencia de la República”,dijo el precandidato.

Zafarrancho en el PRI

Los militantes priistas que llegaron al evento de José Antonio Meade fueron más de los que cabían en el lugar por lo que entre insultos y empujones la seguridad del lugar les negó el acceso.

Entre los afectados se encontraba una integrante de la Mesa de Procesos Internos, a la que Meade solicitaría su registro.

“Entonces que la mesa no se forme, qué chingados”, dijo la mujer cuando se le negó el acceso por la puerta 7.

Otros priistas acusaban de que si el partido le abría las puertas a un no militante para ser su candidato, los militantes tenían más derecho de entrar.

“Lo bueno es que tenemos las puertas abiertas para todos”, dijo una de las personas a las que se les negó el acceso.

El disgusto de las personas terminó en un portazo por el cual un par de personas terminaron en el piso y los militantes lograron entrar.

Comentarios