La Fiscalía General del Estado de Puebla informó que las dos personas linchadas y quemadas vivas ayer en Acatlán de Osorio, por presuntamente intentar raptar a unos niños, eran inocentes.

“De manera preliminar se descarta que los occisos hubieran participado en algún delito, presuntamente se dedicaban a labores del campo. La Fiscalía General del Estado de Puebla continúa con peritajes y técnicas de investigación dentro de la indagatoria”, informó la dependencia estatal.

Además, la FGE inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado en contra de los pobladores que privaron de la vida a Alberto Flores Morales de 56 años y a Ricardo Flores Rodríguez de 21, supuestamente tío y sobrino.

“Elementos de la Agencia Estatal de Investigación se constituyeron en el lugar para llevar a cabo el levantamiento de los cuerpos con el fin de trasladarlos a donde se efectuará la necropsia de ley. La Fiscalía de Investigación Regional desarrolla diversas diligencias para dar con los responsables”, agregó el comunicado.

No siguen protocolo

Ayer la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla informó que la autoridad municipal de Acatlán de Osorio, donde fueron linchados dos hombres ayer, no siguieron el protocolo establecido por la administración estatal.

“Pese al rescate realizado, los elementos no siguieron los protocolos de actuación establecidos; de igual forma, la autoridad municipal nunca envió negociadores para establecer el diálogo con el grupo creciente de personas, y tampoco informó de los hechos en tiempo y forma a la SSP y a la SGG para brindar pronto auxilio”, informó el gobierno de Puebla en un comunicado.