Reporte Indigo

POLíTICA

Lidia Camacho: la funcionaria de la SEP que encubrió a Roemer e intentó intimidar a su víctima

Lidia Camacho: la funcionaria de la SEP que encubrió a Roemer e intentó intimidar a su víctima

Lidia Camacho: la funcionaria de la SEP que encubrió a Roemer e intentó intimidar a su víctima

El pasado 14 de febrero, Itzel Schnaas, la bailarina mexicana que puso en jaque a Andrés Roemer, fue víctima de una trampa que el escritor y una cómplice organizaron para obligarla a desistir de su denuncia y no destapar la cloaca que, hasta ahora, consiguió una ficha de búsqueda internacional contra el escritor. Esa secuaz es Lidia Camacho Camacho, quien entonces se desempeñaba como directora General de Televisión Educativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

A las 11:00 horas del 14 de febrero, al restaurante Saks de San Ángel llegaron Itzel Schnaas, acompañada del académico Javier Contreras Villaseñor; y Andrés Roemer con Lidia Camacho, quien dos días antes ya se había reunido con la joven.

Ese desayuno lo organizó la misma Camacho, quien persuadió a Itzel para “privilegiar la palabra” cuando la joven estaba a punto de publicar el video donde exhibiría las agresiones sexuales con que Roemer la violentó.

“Me enteré de lo de Andrés. Yo tengo otra versión y otra imagen de Andrés que yo te comenté ayer”, se escucha decir a Lidia Camacho en el video con la grabación editada que el mismo Roemer publicó en su defensa, con el nombre y apellido de la funcionaria.


“Y pienso que la palabra, pues, y el entendimiento puede ser importante, porque pues bueno, a veces por una falsa percepción o cualquier cosa se han hecho hasta las guerras, ¿no?, digamos, en algunos contextos”.

En la conversación, la funcionaria de la SEP le insinúa a “Andresito” que las acusaciones de Itzel fueron orquestadas por personajes de poder dentro de Grupo Salinas y sugirió que la joven estaba mintiendo.

“Andresito, mira, es que yo justamente ayer le decía a Itzel que, el que estuvieran estos señores que yo desconozco de TV Azteca generando este tipo de.. digamos, atacándote de una manera indirecta, ¿no?… que te quieren hacer daño, la verdad no me parece justo”, manifiesta Camacho.

Días después de que Itzel publicara su denuncia, Roemer sacó en su defensa varias de las frases que ella dijo durante esa conversación, grabada sin su consentimiento, fuera de contexto y tergiversadas.

“La sra. Camacho y el sr. Roemer ya estaban en el lugar, supongo que, entre otras cosas, para organizar el procedimiento con el que nos iban a grabar”, apuntó Javier Contreras Villaseñor, el académico de la UNAM que acompañó a Itzel ese día como su testigo.


“Es decir, más que una reunión en la que se le iba a dar lugar a los beneficios del diálogo, de lo que se trataba era de hacer hablar a Itzel para aprovechar algún dicho que pudiera ser interpretado y manipulado como prueba en detrimento de la denuncia. Era una trampa. Muy previsible. Muy poca ética”, explica. 

Al momento, la SEP no ha emitido ningún pronunciamiento público sobre la posible salida de Camacho tras el escándalo de Roemer, quien tiene una orden de aprehensión por el delito de violación y una ficha de búsqueda internacional por la Interpol.

Sin embargo, en abril, la propia institución habría dado a conocer que Camacho abandonó su cargo: “interrumpimos este programa de ‘Aprende en Casa III’ para ofrecerles una noticia de última hora: Lidia Camacho ha dejado de ser nuestra directora”.

El director de Información de la SEP, Pedro Hernández, confirmó a Reporte Índigo que efectivamente Camacho ya no forma parte de la dirección. “No hay titular hasta el momento”, explicó.

Sin embargo, la mujer todavía se ostentaba en ese cargo cuando intentó disuadir a Itzel de hacer su denuncia y sugirió que era una mentirosa. Además, forma parte del Comité del Consejo Técnico de Educación Superior de la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu), desde octubre de 2020.

No fue el primer encuentro entre Itzel y la funcionaria

El día que la grabaron sin su consentimiento no fue el primer encuentro que Itzel Schnaas mantuvo con la funcionaria de la SEP.

Pocos días antes, Lidia Camacho consiguió su teléfono y le escribió un mensaje para encontrarse con ella por primera vez. “Hola Itzel, muy buenas tardes. Espero que te encuentres muy bien de salud. Te saluda Lidia Camacho. Me gustaría conversar contigo, cómo andas de tiempo?”, se lee en la conversación de mensajería instantánea.

Al día siguiente, en el encuentro, la funcionaria inició la conversación con una supuesta oferta para incorporar a la SEP el Teatro Ciego, proyecto al que Itzel dedica la mayor parte de su vida. Tras varios minutos, Itzel fue al grano.

“Le dije, oye, tengo una duda”, narra Itzel. “¿Tú me buscaste por mi trabajo con Teatro Ciego o por la denuncia contra Andrés? y ella me dice, bueno, por ambas”.


“Me dijo, él es un tipo maravilloso, buen padre, honradísimo, un gran académico, lo quiero a él, a sus hijos, su inteligencia, su sensibilidad, su alma de artista. Y se empezó a descoser con un montón de halagos hacia él”.

“Me dijo que una persona tan sensible jamás hubiera querido violentarme y que era maravilloso. Que seguramente todo fue un malentendido”, agrega Itzel.

Ella le respondió que no dudaba que fuera un gran académico, “pero eso no lo exonera de ser un violentador con cara de embajador de la cultura”.

Luego de tres horas de conversación, abandonaron el café de Coyoacán donde la funcionaria se desbarató en halagos hacia Roemer. Más tarde, le marcó por teléfono a la joven para tener un segundo encuentro.


“Yo veía a Lidia como una amiga real, honesta, genuina, que no tenía la capacidad de imaginar que su amigo hacía estas cosas. Entonces yo le dije sí, con mucho gusto, y fuimos a desayunar por segunda vez el 13 de febrero”.

Por segunda ocasión, la funcionaria intentó nuevamente convencerla de que no hiciera pública su historia de abuso.

“Me decía, Itzel, es que tienes que aprender a perdonar. Yo le decía, Lidia, cómo lo voy a perdonar si es ilógico”, narra la víctima. Tras esa conversación, la mujer la persuadió para encarar a su agresor.

“En la noche me vuelve a decir que está muy consternada y que la única forma de resolver esto es si Andrés y yo platicamos de frente, porque por malentendidos se hace la guerra”. Ese fue el precedente de la trampa que le pusieron entre ella y Roemer para grabar su voz, manipularla y tergiversar sus palabras en defensa del exdiplomático.


“Ellos llegaron ahí antes de que yo llegara, pusieron micrófonos. Lidia ya tenía información absolutamente de todo, por haberse acercado a mí supuestamente de manera solidaria”.

“No sólo hablaría de un audio ilegal y una manipulación con falsas evidencias”, continúa la víctima. “Roemer, en su defensa, trata de decir que él no es un violentador y cuestionar qué tipo de mujer soy. ¿Qué no es ese el tipo de violencia más profunda?”

Ella es Lidia Camacho Camacho

Tras su nombramiento como directora de la Televisión Educativa de la SEP en 2019, a Lidia Camacho se le encomendó la misión de “fomentar el desarrollo de las habilidades digitales de las niñas y niños de nuestro país”, cargo que abandonó, al parecer, hace alrededor de un mes.

Camacho es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Anáhuac, tiene una maestría en Historia del Arte por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y un doctorado en Ciencias Políticas y Sociales por la misma Universidad.

Fue titular de Radio Educación, estación pública del Festival Internacional Cervantino, del año 2000 al 2007. También fungió como directora de la Fonoteca Nacional en dos periodos: de 2007 a 2009 y de 2013 a 2017.

Entre sus cargos más importantes, destaca la dirección del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) de 2017 a 2018. En esa época, aspiró a la suplencia de la candidata plurinominal al Senado de la República por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Vanessa Rubio, sin embargo, meses más tarde se retiró de la candidatura.

A la fecha, ni la SEP ni la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación se han pronunciado en contra de la complicidad entre su funcionaria y el sujeto que acumula más de 60 acusaciones por delitos sexuales y una orden de aprehensión por violación equiparada.

Lidia Camacho y Andrés Roemer: una profunda amistad

“Uno de los mexicanos más destacados”, así describió Lidia Camacho al doctor en agosto de 2019, cuando el Instituto Mexicano de Ciencias y Humanidades le entregó la medalla Juan Rueda Ortiz.

En esa ocasión, Lidia destacó su colaboración con el exdiplomático en el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. “Fue mi jefe, por cierto”, dijo entre risas. Del año 2000 al 2003, Roemer se desempeñó como secretario Técnico en el extinto Conaculta, cargo que más tarde se convertiría en la Subsecretaría de Desarrollo Cultural.

Y es que Lidia Camacho ha estado con Roemer, tras bambalinas, en el desarrollo de sus más importantes festivales y eventos culturales, tales como La Ciudad de las Ideas (CDI), The Day of Knowledge y Mex I Am.

Recientemente, a Camacho le tocó conducir el segmento Re-Evolution/Mex I Can en CDI 2020. Ahí fue presentada como coordinadora general de Aprende, programa de capacitación para docentes del Sistema Educativo Nacional.

Años atrás, en 2015, Lidia Camacho acompañó a Roemer al festival Mex I am 2015, en San Francisco, donde alguien capturó una fotografía de ambos en compañía de José Antonio Meade previo a la inauguración.

También estuvieron juntos, como ponentes, en la inauguración del Festival Internacional Cervantino de 2009, acompañados del director cinematográfico Raúl Quintanilla, en la Plaza de San Fernando, Guanajuato.

“Personalmente, lo que más he recibido de Andrés… la amistad… y yo diría algo más, Andrés es mi hermano por devoción”, declaró Lidia en 2019, cuando acompañó a su “hermano” a recibir la medalla Juan Rueda Ortiz . “Un ser humano con virtudes especiales, con una enorme inteligencia… un ser humano completamente generoso”.

@ItsMonseOrtiz

Te puede interesar: Reportan ficha roja de Interpol contra Andrés Roemer, acusado en México de violación

Exit mobile version