La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó la liberación inmediata de tres individuos. La decisión llegó tras siete años de prisión, ya que los hombres estaban detenidos desde 2015 acusados de intento de secuestro y con una sentencia de 50 años.

El caso de Héctor Muñoz, Juan Luis López y Gonzalo García se popularizó luego de que Netflix realizó el documental Duda razonable. En la producción se muestran los errores que existieron a lo largo del proceso jurídico.

En este contexto, los 11 ministros de la SCJN votaron por la liberación de manera unánime al considerar que las pruebas de la Fiscalía no eran suficientes para condenarlos por tentativa de secuestro. En consecuencia otorgaron un amparo para su liberación inmediata.

“Se aprueba el proyecto en el sentido de conceder el amparo a los quejosos de manera lisa y llana. Por lo tanto, se instruye en este momento a la Secretaría de Acuerdos de este Tribunal Pleno para que notifique por los medios más eficaces y expeditos a las autoridades correspondientes para que se ponga en inmediata y absoluta libertad a los quejosos”, detalló Arturo Zaldivar, ministro presidente de la SCJN.

Este hecho puso fin desde la SCJN a la sentencia condenatoria dictada el 11 de diciembre de 2018 por la Tercera Sala Penal de Oralidad del Tribunal Superior de Justicia de Tabasco.

Familiares celebran la liberación

Familiares de los tres hombres implicados y protagonistas de Duda Razonable celebraron la inminente liberación.

“Se ha hecho justicia divina”, expresó Gonzalo García tras la exposición del ministro Arturo Zaldívar. También aprovechó para expresar su agradecimiento a la Corte tras actuar “correctamente” luego de un par de días de deliberación.

Las personas cercanas a los prisioneros esperaban para recibirlos fuera del penal de Macuspana. “Ahora sí ya estamos contentos. Ellos son inocentes, nosotros lo sabíamos y por fin se les hizo justicia”, aseguró Marbella Muñoz, madre de Héctor.

Liberan a protagonistas de ‘Duda Razonable’ de Netflix

Entre vítores y aplausos, Héctor, Juan Luis y Gonzalo fueron recibidos por sus personas más cercanas al momento de abandonar el penal de Macuspana, en Tabasco.

Los tres hombres inmediatamente comenzaron a abrazar tanto a sus abogados como a sus familiares. “Tantos años de sufrimiento y ya están libres”, se escucha decir a una voz femenina entre lágrimas.