Tras la detención, por parte de elementos de la Fiscalía General de la República (FGR), de Menachem ‘E.A.’ y Moshe ‘J. R.’, líderes de la secta Lev Tahor, en Chiapas, han trascendido varios detalles sobre la forma de vida de este grupo ultraortodoxo judio instalado en el sureste del país.

La detención de los miembros de Lev Tahor se produjo después de un operativo en Tapachula, ordenado tras la sospecha de abuso a menores.

Fue una investigación de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada la que determinó que las infancias que se encuentran dentro de la secta podrían correr peligro.

En el operativo, además de la detención de Menachem ‘E.A.’ y Moshe ‘J. R.’, se hallaron a 17 personas, entre ellas menores de edad, que fueron trasladados a las instalaciones del Sistema Integral de la Familia (DIF) en el municipio de Huixtla.

¿Qué es Lev Tahor, secta judía relacionada con casos de abuso infantil?

Este grupo ha sido denominado popularmente, en los países en los que se ha asentado, como los “talibanes judíos”, debido a que las mujeres que forman parte de él, visten de negro de la cabeza a los pies.

Lev Tahor se ha establecido en Canadá, Estados Unidos y Guatemala, y se le relaciona con casos de maltrato infantil.

Posee múltiples acusaciones por secuestro de menores, la más famosa de ellas es una que data de 2018, cuando dos niños fueron llevados a Nueva York por su madre, tras escapar de la comunidad judía que se asentó en Guatemala.

En dicho momento, se señaló a nueve de los miembros de Lev Tahor, quienes fueron encarcelados tras montar un operativo para recuperar a los menores, arrebatarlos a su madre y llevarlos de vuelta a la vida dentro de la secta.

En Guatemala, esta comunidad acusó que los señalamientos en su contra se trataban de persecución política por sus ideales.

La secta surgida en los años ochenta, se caracteriza por prácticas como matrimonios infantiles, secuestros y maltrato a menores.

Se trata de un grupo judío ultraortodoxo, cuyas reglas se basan en el judaísmo más recalcitrante, aunque adicionando aspectos, como el hecho de que las mujeres deban cubrirse de pies a cabeza con vestimentas negras.

Los hombres también visten de negro, cubren sus cabezas con sombreros y nunca se cortan la barba, mientras que los niños no consumen jamás golosinas.

Su alimentación sigue las reglas del kashrut; que establece que los productos deben ser kosher, que no se deben mezclar cárnicos y lácteos, entre otras reglas, además de que todo debe ser natural, sin hacer uso de alimentos procesados.

Tampoco usan aparatos electrónicos, televisores o computadoras.

También se habla del uso de castigos corporales y el matrimonio forzado entre niñas y adolescentes con hombres mayores.