Legalización rezagada

La demora para legalizar la mariguana en México contrasta con las políticas aplicadas en EU. Mientras que California ya se unió a los estados donde la cannabis es legal y aporta millones de dólares al fisco, aquí ni siquiera se termina de consolidar su uso con fines medicinales aprobado desde junio pasado

Comparte esta nota

Conforme Estados Unidos se consolida como el mercado más grande para la mariguana legal, en México el debate apenas se centra sobre cómo regular la venta de productos a base de cannabis para fines médicos.

Mientras en California comenzó este año a venderse mariguana con fines recreativos, en México se discute si el reglamento de la Cofepris, que está a punto de aprobar para la mariguana medicinal, sólo ayuda a los productores de fármacos extranjeros y no a los pacientes que requieren esta droga.

En Estados Unidos los weed shops ya generan millones de dólares al fisco por el pago de impuestos y en México lo único que aumentan son los muertos que deja la guerra contra el narco.

Allá cada vez hay más estados que despenalizan el uso de la hierba, acá cada vez se criminaliza más.

México está rezagado, aletargado en la legislación de la mariguana; cuando en otros países del continente americano ya se lucra con el uso de la planta para fines recreativos, aquí, los pacientes que la utilizan para tratar enfermedades crónicas y degenerativas son vistos como criminales.

Activistas, familiares de pacientes y legisladores coinciden en que mientras los socios comerciales de México están generando dinero por el cultivo y venta de la mariguana, en el país solamente se siguen perdiendo vidas humanas por una falta de legalización.

Para estos especialistas, los candados, trabas y rechazo a una legislación completa de la mariguana se deben a varios motivos, como un reacio conservadurismo, ignorancia, miedo, falta de voluntad, beneficios a las grandes farmacéuticas y políticas con fines electorales.

Estas voces señalan que el reglamento de la Cofepris está coartado ya que no contempla la siembra y cosecha de la planta para el auto consumo de pacientes que requieren de medicina a base de cannabis, solamente con fines de investigación, además de que la materia prima para fabricar los medicamentos y productos tendrá que ser con mariguana importada, conservando los costos altos de las medicinas para los familiares de enfermos.

‘Ley no resuelve nada’

El hijo de Margarita Garfias tiene 14 años y padece epilepsia, por la falta de medicamentos propios para su edad tuvo que consumir durante casi toda su vida siete fármacos para adultos, por los efectos secundarios las hospitalizaciones eran recurrentes y además de ser epiléptico se convirtió en asmático, su sistema inmunológico se debilitó al grado de la leucemia y vivía sedado.

Para Margarita, activista y madre de un menor que padece epilepsia, el reglamento que presentará la Cofepris no le resolverá nada, ya que los medicamentos que necesita su hijo seguirán siendo importados y el costo será muy alto

La mariguana llegó a su vida en un momento clave, el niño creó un tipo de alergia a los antiepilépticos, por lo que debían de retirárselos.

“Es increíble, tiene 14 años, desde hace 2 años toma aceite de cannabis. Con la cannabis espacia las crisis epilépticas, se le retiraron los medicamentos que lo sedaban, no ha habido descomposiciones y su sistema inmunológico está bien”, señaló y dijo que las visitas a los hospitales son cada vez más escasas.

Para Margarita, el reglamento que presentará la Cofepris no le resolverá nada, ya que los medicamentos que necesita su hijo seguirán siendo importados y el costo será alto.

“Esta ley no nos resuelve nada, seguimos siendo los criminales porque el único aceite que se permite actualmente cuesta 6 mil 500 pesos cada frasco, la compañía, para bien o para mal, se aprovecha y lo vende en México aunque no es legal, pero a los papás les ahorra el costo de importación, pero no es un aceite que les sirve a todos”, señaló la también activista.

Además de pagar caros los medicamentos, Margarita tiene que sacar permisos de importación y pagarle a un agente aduanal, elevando el costo de la salud de su hijo.

A los 8 meses de tomar el aceite de cannabidiol, el hijo de Margarita se hizo tolerante, por lo que tuvo que recurrir a otro medicamento que fue difícil de conseguir en México

“Esto ha propiciado el boom del cannabis, ya que un paciente que no puede pagar se pone a cultivar, si no se cura, por lo menos aminora los síntomas. La Secretaría de Salud ha incentivado el uso de la cannabis al recortar el cuadro de medicamentos, al no tener disponibles en el mercado los necesarios y con los altos precios de los mismos”, achacó Garfias.

A los 8 meses de tomar el aceite de cannabidiol, el hijo de Margarita se hizo tolerante, por lo que tuvo que recurrir a otro medicamento que fue difícil de conseguir en México, a diferencia de las opciones caseras que hay en otros países.

“Cuando haces tolerancia debes de buscar otra opción. La planta por sí sola tiene más de 700 subespecies y esto nos da a los pacientes más opciones, además no solamente es el THC, hay otras sustancias de la planta que nos dan diferentes respuestas a diferentes diagnósticos y se puede hacer una medicina personalizada”, manifestó Margarita.

Senado, el de las trabas

A mediados de abril del 2016, el Presidente Enrique Peña Nieto durante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas sobre Drogas en Nueva York descalificó la prohibición de la mariguana y mostró una apertura a la legalización con fines médicos y científicos para hacer frente al problema de la violencia.

“Inevitablemente, el negocio ilegal de estupefacientes ha generado muerte y violencia, principalmente en los países productores y de tránsito. Mi país forma parte de las naciones que han pagado un alto precio, un precio excesivo, en términos de tranquilidad, sufrimiento y vidas humanas; vidas de niños, jóvenes, mujeres y adultos. Como pocos, conocemos las limitaciones y las dolorosas implicaciones del paradigma eminentemente prohibicionista”, dijo el Presidente.

Ese mismo mes, el ejecutivo presentó al Congreso la iniciativa que despenalizaba la portación de hasta una onza de mariguana y legalizaba la medicinal.

Para el exdiputado federal Fernando Belaunzarán, la reforma progresista de Peña Nieto se vino abajo por fines electorales, ya que un ala del PRI consideró que con estas propuestas el partido perdió votos en 2016

“En el Senado tiene un rechazo de muchas senadoras del PRI y de senadores, el PRI es quien le mete el pie al presidente, a su reforma y cabildeando ahí logramos que salga solamente mariguana medicinal en diciembre.

También tuvimos que ir con los diputados, la cosa es que la Cofepris tenía hasta finales de octubre o noviembre para mandar un reglamento a la Cofemer, un reglamen to basado en lo que se aprobó en el Congreso”, dijo al respecto Rosemary Safie, directora ejecutiva de Procab y cabildera en el tema de la mariguana medicinal.

El 13 de diciembre de ese año, el Senado aprobó el uso medicinal de la cannabis, reformando la Ley General de Salud y el Código Penal Federal, facultado a la Secretaría de Salud a diseñar y ejecutar políticas públicas que regulen el uso medicinal de los derivados de la cannabis y la eliminó de la lista de sustancias que se consideran como un problema grave para la salud pública.

Además de indicarse que la siembra, el cultivo y cosecha no será castigada cuando se lleve a cabo con fines médicos y científicos.

“La Cofepris manda a la Cofemer un reglamento que no se apega a lo que se aprobó en el Congreso, nada más el reglamento señala que se pueda hacer siembra, cosecha y cultivo con fines de investigación que se tardarían 6 años y que cuesta más de 300 mil pesos el protocolo”, agregó Rosemary Safie.

José Manuel García del colectivo de pacientes AMEM, dijo que durante el cabildeo encontraron trabas por parte del ala conservadora del Partido Acción Nacional.

“Todo el bloque del Yunque cuando estuvimos en las negociaciones nos dijeron que sabían que era un requerimiento de la población y que tenía que haber cannabis medicinal en México pero que no iba a haber plantas y que no querían que se sembrara ni se cultivara”, dijo el activista.

Según el reglamento de la Cofepris, para la realización de productos con menos de uno por ciento de THC (principal psicoactivo del cannabis) se deberá de importar la materia prima, es decir, importar la mariguana, haciendo caso omiso a las más de 150 recomendaciones que les hizo la Cofemer mediante una consulta pública en la que participaron abogados, académicos, familiares de pacientes y legisladores.

“Si se aprueba el reglamento no servirá para nada, no se va a desarrollar en México una industria de mariguana medicinal como se está haciendo en la mitad de los estados de la unión americana. El gobierno mexicano pierde miles de millones de dólares, pierde la generación de nuevos empleos.

“México va a seguir poniendo los muertos, mientras sus socios comerciales del Nafta están generando empleos, están generando ingresos mediante impuestos. En México no solamente pierden los pacientes y los familiares, pierde el país completo, pierde la agricultura, pierde todo”, achacó la activista.

Para el exdiputado federal Fernando Belaunzarán, la reforma progresista de Peña Nieto se vino abajo por fines electorales, ya que una ala del PRI consideró que con estas propuestas el partido perdió votos.

“Luego de los resultados del PRI en 2016, en vez de culpar a los gobernadores corruptos como los dos Duarte y Borge le echaron la culpa a que el PRI había tomado una postura liberal respecto al matrimonio igualitario y a la mariguana, se echaron para atrás y le quitaron avances importantes a la reforma de Peña Nieto”, dijo el perredista.

El exlegislador culpó de estas trabas al sector conservador de los políticos y al gobierno actual.

“Le tienen pánico, son una bola de miedosos, no se atreven a dar pasos firmes y cambiar la política de drogas que es un verdadero fracaso, porque no hay ningún objetivo cumplido”, dijo Belaunzarán.

Víctor Gutiérrez, de México Unido contra la Delincuencia, señala que México debería de seguir el ejemplo de otros países que han legalizado la industria recreativa y medicinal de cannabis, quitándole el negocio al narco, ya que incluso las familias que no tienen acceso a medicamentos por sus altos costos se ven obligados a comprar mariguana a la delincuencia organizada.

“El mercado negro genera violencia, entonces quieren meter la Ley de Seguridad Interior y si metes más armas en la calle, metes más violencia y más muertos, si ataco este problema de seguridad pública con armas, lo que voy a generar son muertos, si yo ataco este problema con información, con divulgación, lo convierto en un negocio lícito, con reglas claras, con un impuesto alto, yo creo que se vale y además se generan ingresos para el Estado”, dijo el activista.

Por su parte, la Cofepris se encuentra próxima en publicar la reglamentación que sesga lo propuesto por el legislativo y no ha querido escuchar ni dar audiencia a las partes afectadas.

Víctor Gutiérrez, de México Unido contra la Delincuencia, señala que el país debería de seguir el ejemplo de otras naciones que han legalizado la industria recreativa y medicinal de la cannabis, quitándole el negocio al narco

Reporte Indigo buscó a la dependencia para pedir una respuesta a su postura pero al cierre de esta edición no hubo palabra alguna.

Por la falta de legalización en el tema de la mariguana, quienes perderán serán los pacientes que seguirán buscando opciones de mejor calidad de vida, incluso si estas son ilegales.

Y mientras tanto en ‘Hollyweed’

En enero de 2017, sobre las montañas de California donde se yergue el letrero de Hollywood, un hombre alteró las dos últimas letras “o” del anuncio para que se leyera “Hollyweed”.

A un año de que los americanos votaran a favor de legalizar la mariguana en el estado de California, toda aquella persona que tenga 21 años o más ya puede comprar, vender, cosechar o consumir el producto sin que esto sea considerado un ilícito

Sus acciones fueron para celebrar la votación del 8 de noviembre de 2016 mediante la cual se decidió legalizar la mariguana por completo.

A un año del hecho, tiempo que tomó la nueva ley para poder entrar en vigor, la venta, compra, cultivo y consumo en el estado ubicado en la costa oeste de Estados Unidos ya es completamente legal para toda aquella persona mayor de 21 años.

El fenómeno de la mariguana en nuestro vecino país del norte ha provocado una revolución cultural, industrial y política; realidad que parece esparcirse a cada vez más estados.

Al ser California uno de los territorios más liberales y más grandes del país que gobierna Trump, la región se ha vuelto el lugar ideal para explotar el mercado de la mariguana, otorgándole la posibilidad de llegar a convertirse en el mercado legal de cannabis más grande del mundo.

Actualmente el negocio de la planta generadora de THC es uno de los que más ganancias generan.

Las ganancias obtenidas por el mercado de la mariguana se han utilizado para construir escuelas y pagar la capacitación de miles de agentes de las fuerzas del orden

Nada más en los últimos cinco años, se calcula que en el país de las barras y las estrellas el mercado de la mariguana ha generado cerca de 7 mil millones de dólares, dinero que además ha sido utilizado para construir escuelas y pagar la capacitación de miles de agentes de las fuerzas del orden.

Pero para todos aquellos que se encuentran celebrando la legalización de la planta, el gusto podría durarles menos de los previsto, pues el actual Fiscal General de Estados Unidos, Jeff Sessions, decidió echar para atrás la política que desde los tiempos del expresidente Barack Obama permitía que las leyes estatales sobre la legalización de la mariguana pudieran llevarse a cabo sin que hubiera una intervención federal por parte del Estado.

7,000
Millones de dólares ganancias aproximadas que ha generado el mercado de la mariguana en EU en los últimos 5 años

Anteriormente la ley únicamente establecía que no se impediría la legalización del producto siempre y cuando las autoridades locales de los estados donde se buscara hacer legal la mariguana impidieran que la planta se llevara a otros estados donde aún es ilegal y que vigilaran que no llegara a manos de criminales y menores de edad.

El anuncio de Sessions ha causado polémica. Por un lado los grupos que están en contra de la legalización han celebrado la decisión. Sus contrarios, en cambio, han dicho que de llevarse este cambio en la ley, se estaría dando un retroceso terrible en la política del combate contra las drogas y afectaría la economía de diversos estados como Alaska, Oregon, Washington y Colorado.

La agresiva visión del Fiscal General en contra de la legalización también buscará que se castigue de manera mucho más severa aquellos delitos menores relacionados con la droga, hecho que también podría tener repercusiones en el sistema penitenciario estadounidense.

Salir de la versión móvil