La lupa de la transición está enfocada en las finanzas del Gobierno estatal

https://youtu.be/8p0QNLsRYlg

Nuevo León está viviendo un proceso de transición entre el Gobierno actual y el próximo lleno de asuntos sorpresivos.

En las diferentes mesas de trabajo han saltado chispas en temas álgidos como seguridad, deuda estatal, la construcción de la Línea 3 del Metro, y apoyos a la armadora coreana Kia, entre otras.

Y es que la lupa de la transición sacó, en dos semanas, “los trapitos al sol” que no habían sido informados a la ciudadanía por la actual administración estatal.

La presión podría recaer en el gobernador electo Jaime Rodríguez Calderón, quien tras prometer que transparentará las finanzas del aparato estatal, ahora necesita enfrentar los temas polémicos que surgen cada día.

De lo contario, podrían surgir preguntas de la ciudadanía como ¿para qué hacer mesas de trabajos si no va a haber sanciones? El tiempo lo dirá.

Constantes cuestionamientos

Para el gobernador Rodrigo Medina también esta apertura podría traer consecuencias desfavorables.

Analistas aseguran que podría salir sumamente desgastada su administración.

Las mesas de trabajo por primera vez abiertas a los nuevoleoneses por Internet y a medios de comunicación, dejan en claro que este esquema permite evidenciar el trabajo bueno y malo de los titulares de las diferentes secretarías estatales en todo un sexenio.

Cada día en la transición estatal, se aprecian cuestionamientos del equipo entrante hacia los funcionarios actuales, quienes buscan de una u otra manera justificar los gastos del presupuesto, apoyos y hasta el pago de nómina de sus empleados.

¿Ahorita tienes adeudos en cuanto a infraestructuras reciente?, le preguntó el pasado 15 de julio Humberto Torres Padilla, representante del gobierno electo, a Sergio Alanís, director de Fomerrey.

“En cuanto a la deuda, así por rubro a proveedores, en la siguiente reuniones se les entregará, pero vamos al  corriente con los impuestos de la nómina”, respondió el funcionario de Fomerrey.

En esta reunión se destapó que el organismo cuenta con una cartera vencida de 240 millones de pesos.

Sin embargo, Alanís aprovechó el espacio para presumir que cuenta con ahorros en la dependencia.

“A lo largo de la historia Fomerrey tiene adeudos normales en proveedores de gasolina, talleres y maquinaria… en el mantenimiento del edificio hemos tenidos ahorros muy importantes”, aseguró Sergio Alanís.

Los trabajos de transición se aprecian tensas y largas, los funcionarios estatales explican la presentación de las finanzas de cada secretaría, y en muchas de las reuniones surgen dudas.

El costo del Metro

En la mesa de transición para revisar la situación de Metrorrey, salió a relucir que en la construcción de la Línea 3 del Metro habrá un incremento del 41 por ciento más de lo anunciado originalmente.

Fernando Gutiérrez, secretario de Desarrollo Sustentable, habló el pasado 18 de julio que el costo de esta obra sería de 8 mil 039 millones de pesos.

El mismo Gutiérrez dijo en diciembre de 2012 que el costo sería de 5 mil 692.5 millones de pesos.

Sin embargo, el tesorero estatal, Rodolfo Gómez Acosta, había informado en noviembre del 2014 que el costo del proyecto aumentó a 6 mil 900 millones de pesos.

En el diálogo con el equipo de transición del gobierno electo, Gutiérrez aportó información que no había sido revelada.

El Gobierno federal aportará 2 mil 468.7 millones a través del Fondo Nacional de Infraestructura, y mil 321.9 millones de su Presupuesto de Egresos; mientras que el Estado pondrá mil 500.1 millones.

Y por concesiones privadas, Gutiérrez informó que  se tendrán mil 683.5 millones de pesos para 26 vagones; 827.5 millones para la operación de autobuses troncales, y 237.7 millones para el sistema de cobro.

Jesús Humberto Torres, representante del Gobernador electo, cuestionó el motivo por el cual no se tiene un supervisor de los avances de la Línea 3 del Metro.

¿Contradicciones en las finanzas?

La lupa de la transición está enfocada en las actuales finanzas del Gobierno estatal.

El 17 de junio, Fernando Elizondo Barragán, coordinador de gabinete de la próxima administración independiente,  encontró que un apoyo multianual extraordinario que recibía el actual gobierno para “sanar” las finanzas nunca existió.

De acuerdo con el tesorero estatal, Rodolfo Gómez Acosta, se recibe una partida de la Secretaría de Hacienda para financiar el excedente de gasto.  

Pero personal de Hacienda informó en la junta de transición que ese apoyo no se tiene y que nunca se había otorgado.

“Yo pregunté si (para) el faltante éste podríamos contar con un apoyo para financiarlo, y dijeron: ‘no, la verdad es que no tenemos apoyos de esa naturaleza, ni ahorita ni en años pasados’”, declaró Elizondo a un medio local.

Durante el diálogo, que duró unas dos horas, se llegó a la conclusión de que existe un faltante y que el estado no había cumplido con la reducción de gasto.

Pero se aclaró que con el Plan de Ordenamiento de las Finanzas (el POFIF) se irá reduciendo el faltante.

Y este esquema fue anunciado en febrero de 2014 por el gobernador Rodrigo Medina.

“Ya estamos mejorando de manera importante a través del Plan de Ordenamiento y Fortalecimiento Integral de las Finanzas Públicas (POFIF), de no haber presentado este plan, hubiera crecida más (la deuda)”, declaró el mandatario. 

El apoyo a Kia

Otra información relevante ocurrió el mismo 18 de julio, la transición estatal destapó un apoyo de 108 millones de pesos para la construcción de la planta armadora coreana Kia Motors.

Y es que el gobierno de Rodrigo Medina privilegió los estímulos a esta compañía en el proceso de construcción.

Pero lo que llamó mucho la atención, fue que el apoyo se mantendrá hasta septiembre del 2016 por medio de un esquema de factoraje financiero.

En la mesa de trabajo se reveló que faltaría por liquidarse mil 620 millones de pesos.

Organizaciones civiles han criticado la opacidad en la información sobre los estímulos a la armadora coreana.

Incluso, ni diputados de los partidos de oposición habrían preguntado por estos apoyos para la armadora coreana. 

Lo que no se informó fue desde cuándo se realizan estos desembolsos.

Déficit de armas

La grabación de un supuesto líder del Cártel de Los Zetas, que exhibe la carencia de armas de los elementos de Fuerza Civil, resultó ser realidad.

“Pobre gente inocente que trae a la muerte sin balas ni cargadores. Les debería dar vergüenza mandarlos a la muerte sin con qué defenderse”, dice el audio en poder de Reporte Indigo.

En la mesa de transición sobre seguridad, realizada el 16 julio, salió a relucir que se han comprado armas, pero no se han entregado.

Pero esto ya estaba señalado por la Auditoría Superior de la Federación, quien había informado de compras irregulares de armamento. 

Julián Ontiveros, coordinador del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), aceptó el señalamiento de la autoridad federal, y argumentó que la Sedena tarda en entregar las armas, pero no precisó cuánto tiempo.

Mencionó que existe un informe sobre el rezago en la Sedena para la entrega de municiones y cartuchos adquiridos no sólo en Nuevo León, sino en otras entidades federativas.

Manuel González, integrante del equipo de transición del gobernador electo, solicitó un informe para determinar cuánto armamento y equipo existe, así como a quiénes está asignado.

En el pasado, este informe jamás se ha transparentado, sólo se detallaba que se compraban armas y equipo para uniformados.

González dijo que la ciudadanía debería saber cuánto armamento se adquirió en estos seis años, en los que la inseguridad tuvo niveles muy altos.