Las redes sociales se han convertido en el nuevo campo de batalla para los candidatos que participan en las elecciones, opina Federico Arreola García.

El especialista en internet y redes sociales dice que los candidatos han sacado provecho de Twitter y Facebook para promoverse y operar sus ataques por la falta de regulación que existe sobre estos medios por parte de las autoridades.

Arreola García señala que el manejo de las redes sociales sólo beneficia a los aspirantes de un cargo de elección popular y para lanzar los ataques de guerra sucia en contra de sus opositores.

“Sí hay guerra sucia y es el pan de cada día, pero no es porque haya elecciones, más bien diría que se intensifica por éstas”, dice el director adjunto del periódico digital SDP Noticias.

-¿Qué peligros detectas en las redes sociales en estas campañas?

-El riesgo que hay es que debido a que no existe una regulación y queremos ser 100 por ciento libres en redes, y cuando nos toque alguna cosa que nos guste , algún video, un audio o lo que sea, no nos podremos quejar”.

Arreola García señala que, a diferencia de lo que ocurre en países como España, en México todavía las redes sociales no son un instrumento político de peso en las campañas electorales.

“Creo que nos hemos quedado un paso atrás. Aquí en México sólo se trata de salir o hablar mal de mi ‘político villano favorito,´ se puede cambiar algo con las redes y comparar la cerrazón de los medios oficiales, pero por ahora ahí nos quedamos”.

“No somos tan manipulables como los partidos lo creen, pero tampoco tan santos, y nos gusta estar poniendo nuestro ´granito de arena´”.

Arreola García tiene sus reservas sobre la verdadera influencia que tendrán las redes sociales en los resultados electorales del próximo 7 de junio.

“Es divertido gritar y festejar en las redes desde el sillón de tu casa, pero eso no va a cambiar nada”, concluye.