¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

DíaDeMuertas

Las madres rastreadoras del Edomex

Laura Islas

Por primera vez en la historia de la entidad se conformó un grupo de madres como los que ya existen en otros estados para buscar a sus familiares desaparecidos ante la ola de feminicidios que se registra en la región


Nov 2, 2018
Lectura 5 min
portada post

Los pasos de las madres que con picos y varillas escarban la tierra para encontrar a sus hijos e hijas desaparecidas no se detienen. Pero esta vez el recorrido no es en los estados de Veracruz, Jalisco, Guerrero, Tamaulipas o Michoacán, sino en terrenos empinados ubicados en el municipio de Ecatepec, Estado de México.

El pasado jueves 25 de octubre, por primera vez en la entidad mexiquense, integrantes de la Red de Madres Buscando a sus Hijos acudieron a terrenos ejidales en la colonia Santa María Chiconautla, aproximadamente a una hora de la Ciudad de México, donde les aseguraron que arrojaban cuerpos.

El grupo, conformado por alrededor de 10 mujeres y algunos hombres, partió antes de que saliera el sol y esperó a las 8 de la mañana la llegada de los elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, quienes los acompañaron.

En total, la caravana estaba formada por seis automóviles particulares, dos patrullas y dos camionetas tanto de la policía estatal como municipal.

Esta colonia popular con calles de difícil acceso, curvas prominentes y vías sin pavimentar, está en los límites del municipio de Coacalco y cerca de la colonia Jardines de Morelos, una de las más peligrosas para las mujeres. En Chiconautla también están un penal y un basurero con ese mismo nombre.

“Ha pasado mucho tiempo para algunas madres que no han encontrado a sus desaparecidos pero la esperanza nunca va a morir, tenemos que buscar por cielo y tierra, como se dice, y esta es nuestra primera búsqueda que vamos a hacer, ahorita afortunadamente venimos acompañadas por el fiscal del Estado de México, Juan Joel Pacheco Vilchis, nos apoyó la Secretaría de Seguridad Pública y pues bueno es nuestra primera experiencia en este tipo de búsquedas”, explicó Lety Mora, una de las mujeres buscadoras.

Por cerca de cuatro horas, las madres buscaron indicios de cuerpos en la tierra que parecía estar floja.

Atravesaron el basurero de Chiconautla sólo con cubrebocas y recorrieron varios kilómetros de terracería y se dividieron en dos grupos, pero no todas llevaban sombreros ni zapatos especiales como botas; examinaron con la vista prendas abandonadas en los caminos enclavados y se mostraron desilusionadas al tener que abandonar la búsqueda sin éxito.

Al final de la expedición arribó junto con elementos del agrupamiento canino un perro de búsqueda para ayudar a rastrear los cadáveres.

“Ahorita estamos rebasados con los feminicidios, el último acontecimiento fue con el ‘Monstruo de Ecatepec’, pero hay más y probablemente salgan otros, es indignante, es demasiado riesgoso vivir en el Estado de México. Yo soy mujer, tengo familiares mujeres y no quisiera que esto siga pasando. Nosotros como sociedad hacemos un llamado para apoyar estas causas y no ser indiferentes”, agregó Mora.

“Tanto la fiscalía como el gobernador deben tomar cartas en el asunto, es su responsabilidad, y si él quiso tomar ese cargo pues que tome cartas en el asunto también”, dijo.

Si las madres tuvieron a su disposición palas, picos y varillas para emprender su búsqueda fue gracias a Margarita López Pérez, madre de Yahaira Guadalupe Bahena López, desaparecida el 13 de abril del 2011 en la colonia Matamoros, Oaxaca. Ella es defensora de derechos humanos y madre rastreadora.

“Es algo en lo que nos hemos convertido muchas madres en el país, iniciando la búsqueda de nuestros hijos y posteriormente el camino nos lleva a ir a buscar a los hijos de las compañeras, en este caso se está formando un precedente en el Estado de México, porque no hay un grupo de madres rastreadoras, no saben cómo rastrear, no saben cómo buscar.

Yo tengo ya casi 8 años en este tema y me genera gusto poderles mostrar y enseñarles a las mamás cómo tienen que aprender a buscar a sus hijos y de qué manera, me da tristeza ver que son mamás que no cuentan con las herramientas necesaria como son varillas, botas para poder andar en el lugar donde anduvimos ahorita que es el basurero”, dijo.

Margarita ya ha sufrido 3 atentados, un levantón y amenazas de muerte, por lo que acudió a enseñarles a varillar las zonas donde posiblemente pudiera haber un cuerpo y otras técnicas porque el gobierno nunca lo va a hacer, explicó.

“Posiblemente ellas pudieran dar con el paradero de muchísimas niñas que están desaparecidas en el Estado de México con o sin vida. Yo intento poner mi granito de arena y para mí es un gusto enorme poder enseñarles cómo y de qué manera opera la delincuencia”.

También puedes leer:

La agonía de ser mujer en México por Laura Islas


Notas relacionadas

Nov 2, 2018
Lectura 8 min

DíaDeMuertas

La agonía de ser mujer en México

Laura Islas


Nov 2, 2018 Lectura 8 min

Comentarios