De acuerdo con la Federación Internacional de Periodistas (IFJ por sus siglas en inglés) las fake news o noticias falsas provocan un peligroso círculo de desinformación que, con las redes sociales, ha encontrado un camino fácil de difusión de contenido engañoso, falso o fabricado.

En este sentido, ayer resaltaron dos ejemplos de desinformación, el primero se dio en el marco de la inauguración de la Línea 1 del Cablebús en la Ciudad de México, cuando el creador de contenidos conocido como Vampipe compartió una imagen en su cuenta de Twitter en la que, según su descripción, a una parte del teleférico le faltaban pernos, en alusión a una de las fallas de la Línea 12 por las que ocurrió la tragedia en la estación Olivos.

Después de que la Secretaría de Movilidad capitalina le corrigiera que la estructura a la que se refería se trataba de la carpa donde ocurrió el evento de inauguración, Vampipe borró la publicación, sin embargo, varios usuarios lo criticaron por compartir información incorrecta.

De igual forma, a raíz de las protestas en Cuba, se difundió en redes sociales una imagen que pretendía ilustrar la dimensión de las manifestaciones, y cuentas como la de la organización Artículo 19 y la congresista Ileana Ros-Lehtinen la replicaron; no obstante, la imagen fue tomada en 2011 en Egipto por la renuncia del expresidente Hosni Mubarak.

La usuaria y activista Miriam Junne escribió “La foto que usaron hoy para hacerla pasar como parte de las protestas en el malecón de la Habana, en realidad es de hace 10 años en Egipto, donde miles de manifestantes celebraron la dimisión de Mubarak. Falsarios. Falaces. No dan una”.


También puedes leer: Gutiérrez Müller contra las fake news; no ganamos nada con compartirlas