Jalisco figura como el segundo estado del país con las mayores afectaciones por incendios forestales en las últimas cinco décadas, solo por detrás de Chiapas, según se diagnostica en el Programa de Manejo del Fuego de México (PMF) 2020-2024, que elaboró la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

En el documento presentado por la Conafor el 23 de febrero de 2021 se analizan los “incendios forestales ocurridos y superficie quemada en el periodo 1970 al 2019”:

“Para el periodo antes citado, las entidades federativas con mayor superficie acumulada por incendios forestales son Chiapas con un millón 220 mil 485 hectáreas, seguido de Jalisco (un millón 182 mil 348 ha), Chihuahua (1 millón 108 mil 944 ha), Coahuila (un millón 094 mil 129 ha), y Durango (979 mil 995 hectáreas). Estas superficies no necesariamente se desforestaron por incendios en virtud de que en México alrededor del 97% de los incendios forestales son superficiales”.

7 mil

incendios forestales hay en promedio en el país cada año desde 1970, de acuerdo con un informe de la Conafor

En esa superficie de Jalisco afectada por los incendios en estas cinco décadas, y que supera 1.1 millones de hectáreas, cabrían al menos 38 bosques como La Primavera, el área natural protegida que es vecina del Área Metropolitana de Guadalajara, con una extensión de 30 mil 500 hectáreas.

En este lapso de 1970 al 2019, cada año se presentaron en promedio más de siete mil incendios en todo el país, detalla el documento.

“Durante el periodo 1970 al 2019 se presentaron en promedio un total de siete mil 095 incendios por año con 260 mil 998 hectáreas como media. En este periodo, destacan los años de 1998, 2011 y 2017 como los más críticos en cuanto a la superficie con presencia de incendios forestales con 849 mil 632; 956 mil 405 y 726 mil 361 hectáreas, respectivamente”.

Además de las afectaciones directas en las zonas forestales, los incendios son grandes generadores de contaminación atmosférica: el que se presentó recientemente dentro del área natural protegida del Bosque La Primavera, en Zapopan, en la zona de Las Canoas, ameritó inclusive que se activara la Alerta Atmosférica en Guadalajara.

“En este momento hay presencia de humo generado por el incendio en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), lo que representa altos índices de contaminación atmosférica, situación que se verá reflejada en los niveles IMECA (Índice Metropolitano de Calidad del Aire) en las próximas horas, por lo que se mantiene la Alerta Atmosférica se activa para los municipios de Guadalajara, San Pedro Tlaquepaque, Zapopan, Tlajomulco de Zúñiga, Ahualulco de Mercado, Ameca, Cocula y Tala, no realizar actividades al aire libre, así como cerrar puertas y ventanas”, informó entonces el Gobierno de Jalisco.

La información oficial publicada el 4 de abril, indica que el incendio fue declaró controlado luego de que había comenzado el jueves 1 de abril a las 10:52 horas y se requirió la participación de 554 elementos de los tres niveles de gobierno para contenerlo. Los daños se estimaron sobre 4 mil 500 hectáreas.

Mal pronóstico

Tanto el Gobierno federal como el de Jalisco han advertido que este será un año difícil en materia de incendios, no obstante que el estado dice contar con mil 585 combatientes forestales aportados por la Federación, el Gobierno estatal, los municipios e incluso la sociedad civil.


Debido a la presencia del fenómeno de ‘La Niña’, el pronóstico climático para el año 2021 es sumamente adverso; se presentarán temperaturas muy cálidas y con poca humedad, por esta razón la temporada de incendios forestales inició temprano, y se espera un impacto poco favorable en la calidad del aire, debido a la presencia de incendios forestales al inicio de la Primavera

Comunicado del Gobierno de Jalisco

20 de marzo de 2021

Por su parte, el 23 de febrero de 2021, durante la primera sesión del Comité Interinstitucional del Manejo del Fuego (compuesto por 27 instituciones federales), la Conafor informó:

“Se presentó la perspectiva meteorológica 2021 en cuanto a incendios forestales se refiere, a cargo del Servicio Meteorológico Nacional. Se mencionó que derivado del efecto del cambio climático se pronostica un año atípico con sequías ocasionadas por el fenómeno meteorológico ENOS-’La Niña’, lo que representa mayor riesgo de incendios forestales asociados a la existencia de material combustible, fuertes vientos, altas temperaturas y malas prácticas culturales del uso del fuego que no se han erradicado”.

Estrategias contra incendios forestales

El Programa de Manejo del Fuego de México 2020-2024 de la Conafor contempla la implementación de 15 estrategias para la protección y conservación de los ecosistemas forestales, varias de ellas fundamentadas en la coordinación entre las instancias de los tres niveles de Gobierno.

Por ejemplo, la segunda de ellas señala: “Establecer y realizar las acciones de coordinación y corresponsabilidad para el manejo del fuego en ecosistemas forestales con las entidades federativas, municipios y demarcaciones de la Ciudad de México, con base en las atribuciones establecidas en la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable”.

Otras buscan el involucramiento en estas tareas de instancias privadas, como la siguiente: “Estrategia 3. Fortalecer la participación y corresponsabilidad de los propietarios y poseedores de terrenos forestales, agrícolas, pecuarios y los ubicados en ANP en las acciones de prevención, detección, combate y control de incendios forestales”.

1,585

combatientes forestales tiene Jalisco, aportados por la Federación, el Gobierno estatal, los municipios y la sociedad civil

También se apostará por el uso de herramientas tecnológicas: “Estrategia 5. Desarrollar herramientas científicas y tecnológicas basadas en la investigación, tecnología disponible, conocimiento y escenarios de cambio climático para la planeación regional y toma de decisiones en materia de prevención, pronóstico, detección de incendios forestales y manejo del fuego”.

Y se evitará dirigir apoyos productivos a las zonas que han sido impactadas por incendios para no incentivar las modificaciones de uso de suelo: “Estrategia 15. Fortalecer la coordinación y colaboración con SADER con el propósito de evitar la entrega de apoyos o programas que favorezcan el cambio de uso del suelo forestal a agrícola o ganadero en zonas que fueron afectadas por incendios forestales”.

También puedes leer: Protección Civil: incendios forestales han bajado 40 por ciento