Reporte Indigo

CDMX

Las atracciones de Aztlán, el parque que sustituirá a la Feria de Chapultepec

Aztlán es el nombre del parque de diversiones que sustituirá a la Feria de Chapultepec, luego de su cierre tras el accidente ocurrido el 28 de septiembre de 2019, donde dos personas perdieron la vida.

El nuevo centro de entretenimiento tendrá una inversión de 3 mil 600 millones de pesos y su objetivo es posicionarse como “un divertido homenaje a la Ciudad de México”.

Su nombre se decidió en honor al origen de la civilización mexica, fundadores de la CDMX. Así lo manifestó la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum:


“Este parque, la antigua Feria de Chapultepec que llevará el nombre de Aztlán, y que ya en los próximos meses podremos informarles exactamente qué atractivo va a tener en cada lugar”.

La empresa ganadora del concurso para diseñar el nuevo parque es Mota-Engil, encargada también de construir el primer tramo del Tren Maya y uno de los consorcios que manejan el suministro de electricidad en el país.

El gobierno capitalino espera que Aztlán se consolide como uno de los mejores parques de diversiones en el mundo.

“Es el compromiso del gobierno de la ciudad de tener uno de los mejores parques de diversiones de todo el mundo. Va a ser un atractivo maravilloso para la ciudad”, dijo Sheinbaum.

Así serán las atracciones en Aztlán

Según el proyecto presentado por Mota-Engil, el nuevo parque de diversiones no sólo tendrá juegos mecánicos, sino también espacios de recreación que incluyan cultura, historia y entretenimiento.

Las atracciones mecánicas se dividirán de la siguiente forma: juegos extremos, juegos moderados, juegos infantiles y juegos de destreza.

Entre ellos, destaca la “Rueda de los barrios”, un juego de 50 metros de altura que ofrecerá una vista panorámica de Chapultepec y la Ciudad de México. La montaña rusa desaparecerá y su estructura será utilizada para otros proyectos.

En tanto, las atracciones interactivas tendrán los siguientes nombres: “Vuelo en el tiempo”, “Viaje a Tenochtitlán”, “Máscara vs. cabellera” y “Plaza de los muralistas”. También construirán escenarios para exhibiciones, como el “Foro Yolotl” y el “Teatro Coltín”.

El lugar tendrá áreas verdes con cascadas y fuentes, pabellones culturales, un Paseo panorámico y Avenida Chilango; así como un sitio llamado “Xochitlán”.

En cuanto a los alimentos y souvenirs, los visitantes podrán asistir al “Mercado Chilango”, “Los chidos: restaurantes icónicos”y “Mexicarritos”; así como el “Tianguis Contemporáneo”, “El Imexinario” y la “tienda de recuerdos”.

El proyecto lo lleva Mota Engil, empresa encargada del Tren Maya

De seis empresas registradas para concursar, sólo dos cubrieron con todas las etapas de calificación: Mota-Engil México S.A.P.I. De C.V. y Sofmar Fun, S.A. De C.V., informó la Secretaría del Medio Ambiente de la ciudad (Sedema).

Tras ello, un grupo revisor decidió por unanimidad apoyar la propuesta de Mota-Engil, ya que, consideraron, cuenta con solidez técnica y financiera “por la calidad de documentación, propuesta conceptual y contenidos temáticos presentados”.

Mota-Engil es el mismo consorcio que construirá el primer tramo del Tren Maya, la obra más emblemática de esta administración, con un valor de 13 mil 394 millones de pesos.

Tampoco es la primera vez que firman un contrato con el gobierno capitalino. En 2018, a través de su subsidiaria “Generadora Fénix”, iniciaron el suministro de electricidad para la capital del país por un periodo de 20 años, con una facturación de alrededor de 31 millones de euros.

Desde 2015, Mota-Engil alcanzó un acuerdo con el gobierno mexicano para construir, mantener y explorar centrales de producción de energía eléctrica durante 30 años.

Estas actividades las realizan en asociación con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y conlleva la concesión de cinco centrales de producción eléctrica (Necaxa, Pepexic, Patla, Tezcapa y Lerma) más diez centrales hidroeléctricas.

En 2016, firmaron un protocolo de inversión con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) para el desarrollo de un proyecto de turismo en el municipio de Compostela, Riviera Nayarit; con un área de 268 hectáreas entre unidades hoteleras y residenciales.

La empresa, encabezada por Antonio Mota, María Manuela Mota, María Teresa Mota, María Paula Mota y Gonzalo Moura Martins, tiene una capitalización bursátil de más de 831 millones de euros.

Tras su salida en la bolsa, en 1987, la empresa incrementó su valor en más de 114 por ciento en 2017.

Te puede interesar: Mota-Engil construirá el proyecto Aztlán, nuevo parque de diversiones en Chapultepec

Exit mobile version