En el mundo de las tribus perredistas y el cabildeo capitalino se les ubica como piezas clave de Miguel Mancera

Si de lealtad se trata, hay tres mujeres que han sido incondicionales al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, desde antes que asumiera el cargo. 

Martha Laura Almaraz, Evangelina Hernández y Zulma Eunice Campos Mata son las “adelitas” del mandatario capitalino, que hoy buscan ser diputadas en diferentes distritos.

En el mundo de las tribus perredistas y el cabildeo capitalino se les ubica como piezas clave, a partir de las cuales el jefe de Gobierno busca ampliar su fuerza política en personas que puedan confiar plenamente.

Por esa cercanía es que algunos les abren las puertas y otros no ven cómo bajarlas.

Las tres son protagonistas de momentos clave en la carrera del político, algunas desde la juventud, otras desde que asumió el cargo de procurador de Justicia del Distrito Federal.

La maestra

Martha Laura Almaraz fue por mucho tiempo el brazo derecho de Mancera cuando éste tuvo el encargo de Marcelo Ebrard Casaubón de estar al frente de la Procuraduría capitalina.

La procuraduría hervía por el trágico y escandaloso hecho en el que fallecieron jóvenes y policías en el fallido operativo en busca de drogas en la discoteca News Divine.

Miguel Ángel Mancera en ese tiempo dejó la Suprocuraduría de Procesos para asumir el rol estelar al frente de la PGDF, y Martha Laura Almaraz heredó el cargo que él tenía.

Desde esa área, la especialista en derecho penal desahogó codo a codo los procesos contra las decenas de policías de la Secretaría de Seguridad Pública local que fueron procesados por su participación en los hechos, y también las reuniones con los enfurecidos deudos que exigían justicia.

“El doctor Mancera” y “La maestra Martha Laura” sortearon juntos el secuestro del hijo del empresario Alejandro Martí, que alcanzó vuelos internacionales, por mencionar sólo algunos casos en los que fueron de la mano.

Años antes, la abogada había sido reconocida en múltiples ocasiones por la PGJDF por su “brillante desempeño como Agente del Ministerio Público”, de ahí que Mancera Espinosa la sumó de inmediato al círculo de todas sus confianzas.

Cuando Mancera llegó a la jefatura de Gobierno, muchos esperaban que nombrara a Martha Laura como la próxima procuradora.

La sorpresa fue que Mancera le encomendó una tarea que la llevó a terrenos nunca antes pisados: consejera del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), donde dio batalla a la comisionada presidente de extracción bejaranista, Diana Talavera.

Cerrado ese capítulo, la exsubprocuradora hoy cumple con otra misión, conseguir la diputación federal por el Distrito 16 que se localiza en la delegación Álvaro Obregón. Los ataques no se han hecho esperar.

La periodista

Evangelina Hernández Duarte es periodista y comprometida con la cruzada contra la trata de personas.  De ahí surgieron sus títulos “Del Cielo al Infierno en un día” y “Tierra de Padrotes”, en el que recopila información valiosa de la problemática que afecta a miles de mujeres en nuestro país.

Muchos años antes de que fuera procurador y jefe de Gobierno, Evangelina Hernández conoció a Mancera. Eran los tiempos de la Universidad, después de eso, se dejaron de ver.

Cuando Mancera Espinosa desahogaba plena campaña como candidato a jefe de Gobierno en todo el Distrito Federal, ella era editora en “El Universal”, en donde volvió a rencontrarse laboralmente con su antiguo amigo.

Una vez que ganó, el jefe de Gobierno la invitó a colaborar en la Secretaría de Desarrollo Social que encabeza Rosa Icela Rodríguez, donde duró poco tiempo para después asumir el cargo de directora de Comunicación Social en el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

Recientemente apareció en las listas oficiales del PRD como la candidata a diputada local en el Distrito 26 en la delegación Coyoacán, donde bajaron a Fernando Cravioto, un personaje cercano a Héctor Serrano.

La periodista es vista con recelo. El fuego interno del PRD la señala como cercana a Mancera, adjetivo que ha tenido que sortear para poder alcanzar la diputación local en Coayocán, en una zona no sencilla de ganar.

La subprocuradora

Aún estaba en la Procuraduría de Justicia capitalina cuando Miguel Ángel Mancera nombró a Zulma Eunice Campos Mata como subprocuradora para Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad.

Antes, la abogada había estado en la Agencia Federal de Investigación (AFI) de la Procuraduría General de la República. 

En la Procuraduría local, Zulma arropó con especial interés el combate de la trata de personas, aunque también le tocó como caso destacado la desaparición de los jóvenes de Tepito que fueron secuestrados cuando estaban al interior del bar Heaven de la Zona  Rosa.

El pasado febrero, para sorpresa de muchos, la exsubprocuradora apareció en la lista del PRD como candidata a diputada por el Distrito 30 en la delegación Coyoacán.

Las tres “cercanas a…”, “amigas de…” tienen su propia historia de trabajo. 

El 7 de junio se sabrá si las “adelitas” de Mancera sobrevivieron.