¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

FERNANDOLARRAZABAL

Larry gana una partida

César Cepeda

El ex alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, empató ayer marcadores en la defensa legal de su diputación federal conseguida el pasado 1 de julio.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó ayer en “fast track” el acuerdo de Cabildo de Monterrey donde dejaba sin efectos la licencia otorgada a Fernando Larrazabal y se le ordenaba que regresara a su cargo.


Jul 11, 2012
Lectura 7 min
portada post

En la capital del estado no existiría ni alcalde, ni alcalde sustituto, ni responsable del despacho del alcalde.

El ex alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, empató ayer marcadores en la defensa legal de su diputación federal conseguida el pasado 1 de julio.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó ayer en “fast track” el acuerdo de Cabildo de Monterrey donde dejaba sin efectos la licencia otorgada a Fernando Larrazabal y se le ordenaba que regresara a su cargo.

La decisión del Ayuntamiento regio se tomó el lunes, en cumplimiento de una sentencia del Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Estado como parte de un juicio de amparo promovido en contra del “chapulineo” de Larrazabal.

El magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, José Alejandro Luna Ramos, consideró en su resolución que este acuerdo municipal violaba los derechos políticos del ex alcalde panista.

El magistrado argumentó que si Larrazabal acataba esta decisión del Cabildo quedaba en una situación de inelegibilidad para desempeñar el cargo de diputado federal conseguido el pasado 1 de julio.

El juicio para la protección de los derechos políticos electorales del ciudadano que interpuso apenas el lunes Larrazabal fue turnado al presidente del Tribunal Electoral bajo el expediente número SUP-JDC-1782/2012.

El acto reclamado por Larrazabal fue el acuerdo dictado por el Cabildo del Ayuntamiento de Monterrey, por el cual se le informa que se realizará  una sesión para dejar sin efectos la separación definitiva concedida y donde le ordena su reincorporación inmediata a este puesto.

La Sala Superior del Tribunal Electoral resolvió a favor de Larrazabal por mayoría de seis votos de los magistrados contra uno.

Hoy hay dos sentencias del mismo Poder Judicial de la Federación: una, la de un juez de distrito, donde se le ordena a Larrazabal regresar a su cargo.

Y la del Trife donde los magistrados revocan el acuerdo de Cabildo regio, hecho en cumplimiento de una suspensión de amparo, donde se le pide al ex alcalde que vuelva a su cargo.

Y SE DESATA CRISIS EN ALCALDÍA

El alcalde en funciones, Camilo Ramírez, condiciona seguir en el cargo a cambio de que le permitan ejercer el control

En Monterrey hay un ex alcalde, Fernando Larrazabal, quien no quiere volver a su cargo para no perder así su diputación federal.

Hay un ex alcalde sustituto, Jaime Bazaldúa, que pretende con un amparo regresar a su puesto del cual fue destituido el sábado por el Congreso del Estado.

Pero hay además un presidente municipal en funciones, Camilo Ramírez Puente, quien está condicionando el continuar con su encargo, para que lo dejen ejercer realmente su mandato.
El martes Ramírez Puente, secretario de Ayuntamiento de Monterrey, recién designado el lunes como alcalde en funciones, adelantó que dejaba su puesto a cambio de la responsabilidad del despacho del alcalde.

El diputado federal con licencia comunicó su decisión al regidor Jaime Bazaldúa, ex alcalde sustituto, y a Oswaldo Cervantes, secretario de planeación municipal e incondicional del ex alcalde Fernando Larrazabal.

Pero hasta ayer, no se había oficializado la salida de Ramírez Puente de la Alcaldía que ejerce desde el lunes, pero de concretarse, dejaría a la ciudad inmersa en un vacío de poder.

En la capital del Estado no existiría ni alcalde, ni alcalde sustituto, ni responsable del despacho del alcalde.

La intención de Ramírez Puente de dejar la Alcaldía tuvo que ver con las pugnas internas que se viven dentro de la administración municipal por el control del puesto de alcalde.

Esta disputa se da entre los colaboradores de Larrazabal y el nuevo presidente municipal, quien no forma parte del grupo cercano del ex alcalde panista.

Los motivos están relacionados con diferencias y desacuerdos que tuvo el martes Ramírez Puente con el personal de la Dirección Jurídica del Municipio de Monterrey.

Estos abogados llevan el caso de la defensa legal en contra del amparo donde se le está ordenado al ex alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, a regresar a su puesto.
Esto provocaría que Larrazabal resultara inelegible como diputado federal.

Como secretario del Ayuntamiento de Monterrey, Ramírez Puente diseñó y encabezó la estrategia legal para darle cumplimiento a la suspensión de amparo que dictó el Juez Tercero de Distrito en Materia Administrativa en el caso del “chapulineo” de Larrazabal.

El lunes, en sesión extraordinaria, el Cabildo de Monterrey acordó revocar la separación definitiva concedida a Larrazabal el pasado 17 de marzo y le ordenó regresar a su cargo.

Esto, en cumplimiento de la orden que giró el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa relativa al juicio de amparo que presentó un ciudadano en contra del “chapulineo” del alcalde.

El lunes, a pesar de existir una orden judicial de un juez federal, Larrazabal rechazó regresar al cargo de alcalde para no poner en riesgo su próximo cargo de diputado federal.

Larrazabal presentó ese día ante el Tribunal Electoral un juicio de protección de los derechos políticos-electorales del ciudadano con el que busca eludir la suspensión de amparo.

Sin embargo, el Municipio de Monterrey tenía que acreditar el cumplimiento de la suspensión con el acuerdo de Cabildo, a más tardar el martes, ante el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Administrativa del Estado.

Este acuerdo tenía que ser notificado al juez Héctor Pérez Pérez, titular del Juzgado Tercero de Distrito en Materia Administrativa en el Estado, quien incluso ya había dado vista a la PGR del posible desacato del Ayuntamiento regio.

Sin embargo, el Municipio no notificó oficialmente al juez de este cumplimiento del Cabildo regio, como el mismo Ramírez Puente había ordenado a los abogados de la Dirección Jurídica de Monterrey.

Extraoficialmente Adrián González, ex director jurídico del Municipio y diputado electo del PAN, habría intervenido y ordenado retrasar la notificación al Juzgado.

Eulalio Meléndez Rodríguez, encargado de la Dirección Jurídica del Ayuntamiento y colaborador cercano de González, retrasó la entrega de la documentación al Juzgado buscando ganar tiempo para la estrategia legal.

Esto habría provocado un enfrentamiento entre Ramírez Puente y Adrián González, lo que provocó que el diputado federal con licencia decidiera renunciar a su cargo de alcalde.

Contactado ayer vía telefónica, Ramírez Puente no quiso hacer comentarios sobre su posible renuncia que ayer circulaba en el palacio municipal de Monterrey.

El 27 de abril, Ramírez Puente pidió licencia para separarse de su cargo de diputado federal y asumir la Secretaría de Ayuntamiento de Monterrey, en sustitución de Juan Carlos Ruiz.

Ruiz fue designado por el PAN como candidato a diputado local por el Distrito 7 de Monterrey y desde la semana pasada es diputado electo al ganar la elección del 1 de julio.

Desde el lunes, Ramírez Puente quedó a cargo de la Alcaldía de Monterrey después de la destitución que hizo el Congreso del Estado del regidor Jaime Bazaldúa, quien había sido designado alcalde sustituto de Fernando Larrazabal el 17 de marzo pasado.


Notas relacionadas

Nov 5, 2012
Lectura 4 min

FERNANDOLARRAZABAL

Postergan resolver caso Larrazabal

César Cepeda


Nov 5, 2012 Lectura 4 min

Jul 9, 2012
Lectura 5 min

FERNANDOLARRAZABAL

Ponen en jaque su 2015

César Cepeda


Jul 9, 2012 Lectura 5 min

Comentarios