Por medio de redes sociales, usuarios criticaron a la actriz Laisha Wilkins  quien se quejó del servicio de la aerolínea Volaris en pandemia de COVID-19, pues denunció que se permite el consumo de alimentos y bebidas.

Wilkins señaló que es incorrecto que la aerolínea venda alimentos y bebidas, incluyendo alcohol, durante los vuelos que son menores a dos horas.

De acuerdo con la actriz, los pasajeros que consumen estos alimentos no utilizan cubrebocas y cuando se les increpa acerca de ellos argumentan que no están obligados a portarlo debido a su consumo.

“Así pasaron todo el vuelo sin protección. Nuestra seguridad te vale”, reclamó la actriz a Volaris por medio de su cuenta de Twitter.

Ante su queja, no fueron pocos quienes le recriminaron viajar en estas condiciones y le recomendaron quedarse en casa y no quejarse por un servicio.

“La verdad no son tiempos para viajar. Aunque usen cubrebocas. La gente es terca y valemadrista. Mejor me quedo en casa”, le comentó una usuaria.

Sin pronunciamiento

Hasta el momento, la aerolínea no se ha pronunciado al respecto a pesar de que en los últimos meses ha incrementado su demanda luego del mejoramiento de las condiciones de la pandemia.

De hecho, durante abril, Volaris transportó un millón 912 mil pasajeros, lo que representó un incremento del 3.3% en comparación con el total de viajeros que tuvo hace dos años, previo al inicio de la pandemia del COVID-19.

El segmento doméstico de Volaris es el que mejor se ha recuperado: la aerolínea transportó un millón 606 mil pasajeros en este rubro, un incremento del 6.7% en comparación con abril de 2019.

También lee: Volaris, sobrevolando la gran crisis de aviación