Tras el sismo de 7.1 grados que sacudió el centro del país, miles de mexicanos mostraron uno de los mejores rostros de México saliendo a las calles para ayudar en lo que les fuera posible a las víctimas y rescatistas del mortal terremoto del pasado 19 de septiembre.

Sin embargo, al mismo tiempo comenzaron los reportes de actos delictivos por parte de personas que, aprovechándose del caos que se ocasionó en la Ciudad de México y la concentración de esfuerzos de los cuerpos de emergencia y de seguridad pública en los labores de rescate, comenzaron a asaltar a los habitantes de la capital del país que huían despavoridos de los edificios derrumbados o en riesgo de colapso.

Las cosas no se detuvieron ahí, durante las primeras 48 horas después el sismo, decenas de voluntarios y ciudadanos que acudían en transporte público a los centros de acopio reportaron asaltos e intimidaciones en los microbuses y camiones que circulaban cerca de las zonas de desastre.

Días después, algunas personas fueron detenidas por robar herramientas de rescatistas que trabajaban en los edificios colapsados. Además que el 21 de septiembre un camión que transportaba víveres la Ciudad de México fue asaltado.

Los reprochables actos de vandalismo subieron de tono cuando este miércoles un grupo de voluntarios católicos fueron asaltados mientras transportaban víveres paras las zonas afectadas en Oaxaca por el sismo del 7 de septiembre.

Los asaltantes hirieron de bala a dos de los voluntarios y agredieron sexualmente a una de las jóvenes, la Arquidiócesis agregó les robaron el contenido de los vehículos, sus teléfonos celulares y 40 mil pesos que usarían para hacer más compras en Oaxaca.

Roban tarjeta de joven fallecida en el sismo

Uno de las hechos más recientes y que han causado más indignación es el robo del dinero de una de las víctimas mortales del sismo de martes 19 de septiembre.

Alejandra Vicente, de 24 años, vivía en un edificio que colapso durante el sismo ubicado en la colonia Narvarte. Alejandra falleció en el lugar y días más tarde sus padres logran recuperar su cuerpo.

Pero el martes 26 de septiembre los padres de Alejandra, Porfirio y María del Rosario, acudieron al banco para cancelar la cuenta de su hija y se encontraron con que alguien robó la tarjeta de débito de Alejandra de los escombros y se gastó 24 mil pesos en tiendas de ropa y en línea.

A los padres de la joven les informaron que el fin de semana (posterior al sismo) se realizaron cinco movimientos en la cuenta de su hija comprando en Zara y Best Buy.

Porfirio Vicente, padre de la joven aseguró que el dinero robado eran los ahorros que él realizó toda su vida para su hija.


“Lo que iba depositando desde que ella nació en una cuenta de 100, 200 pesos, fueron creciendo, fueron creciendo, de ahí agarraba para comprar sus cosas, su escuela, su ropa, era su dinero y cada vez cuando gastaba una cantidad de mil para arriba me buscaba: ¿papá, puedo gastar para esto?, adelante, hija, es tu dinero”

Porfirio Vicente

Esta mañana el  banco HSBC informó a través de su cuenta de Twitter que ya devolvió todos los ahorros de Alejandra y lamento la situación por la que está pasando la familia de la estudiante de Sociología en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

“Sobre el caso [del robo de tarjeta], resolvió a favor y devuelve fondos”, precisó el banco.