Servando Gómez Martínez, la Tuta, y otros exlíderes de cárteles del narcotráfico recluidos en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, interpusieron un amparo contra la presunta tortura psicológica que sufren a manos de las autoridades y penitenciaros.

Los exoperadores de cárteles del narcotráfico dejaron atrás sus diferencias y se unieron para promover un amparo con el que demandan protección ya que aseguran que son hostigados por el personal penitenciario.

Ante esta situación, el agente del Ministerio Público Federal, de la Fiscalía General de la República (FGR), solicitó a la jueza que dio entrada a la demanda que sobresea el caso.

No obstante, la juez declaró que en su momento “dictará la resolución que en derecho corresponda”.

De este modo, Abigail Ocampo Álvarez, jueza Primero de Distrito de Amparo y Juicios Federales con sede en la ciudad mexiquense de Toluca concedió a los capos y operadores una suspensión de plano para que cesen los presuntos actos denunciados.

Asimismo, la demanda fue firmada por La Tuta, exlíder del cártel de Los Caballeros Templarios; Mario Cárdenas Guillén, El M1 o El Gordo, exlíder del cártel del Golfo, y por Fernando Sánchez Arellano, El Ingeniero, exlíder del cártel de Tijuana, entre otros.

Puedes leer: Servando Gómez, ‘La Tuta’, es condenado a 55 años de prisión por el secuestro de un empresario

Cabe recordar que previamente La Tuta tramitó un amparo para que la dirección del donde está recluido le permita ingresar prendas interiores a través de su defensa o familiares.

Según la denuncia del Profe, los presos del penal del Altiplano no cuentan con ropa ni zapatos adecuados, además, aquella que poseen se encuentra en muy malas condiciones o en estado deplorable, de ahí su petición a las autoridades. Entre otras ropas solicita que puedan llevarle trusas, camisetas, playeras y tenis, según parte del reclamo compartido en redes por el periodista Marcos Muedano.

“La falta de insumos de uso personal, autorización inmediata de ingreso por parte de los defensores particulares y/o familia por medio del área de oficialía de partes común deropa interior (truzas y/o bóxer, camisetas, playeras), calcetas, calzado, calzado tipo tennis ya que la mayoría de los PPLS [Personas Privadas de la Libertad] no cuentan con ropa y calzado adecuada, es decir la que poseen se encuentra en su mayoría en estado deplorable y en muy malas condiciones (sic)”, señaló el capo.