3.5

Mdd precio botella tequila Ley del Diamante


Martín Díaz sigue operando compañías en Miami registradas a través de la oficina de abogados en Coral Gables, una zona residencial en la ciudad


Puede alojar a 300 personas y tiene gimnasio, cinema y áreas de esparcimiento. Es el barco más moderno trabajando para Pemex 

https://www.youtube.com/watch?v=qX-aB641YQI

La mañana del viernes 28 de febrero todo lucía tranquilo en la oficina del octavo piso de la Torre Óptima, en Lomas de Chapultepec. 

Los pocos empleados que asistieron a la sede de Grupo GGM (Gasolineras Grupo Mexicano) no parecían alterados ni preocupados por el anuncio que apenas una hora antes había hecho en la Procuraduría General de la República su titular, Jesús Murillo Karam.

El procurador informó que se había iniciado una investigación contra Oceanografía, empresa cuyo socio mayoritario es Amado Yáñez Osuna, hoy refugiado en Estados Unidos. 

El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) había tomado las oficinas de la compañía con casa matriz en Ciudad del Carmen, Campeche.

También intervinieron sus barcos, los cuales en su mayoría tienen contratos vigentes con Petróleos Mexicanos. 

La sede de GGM, sin embargo, estaba en calma. No había allí reforzamiento de seguridad, ninguna presencia de la PGR ni los empleados habían recibido instrucción alguna para ponerse alerta o dejar de trabajar. 

En la recepción del octavo piso, donde radican oficinas de GGM Gasolineras, GGM Shipping y GGM Energy, no había ninguna referencia a estas empresas. 

En su lugar, presidiendo el espacio, se observa una foto gigante del Osa Goliath, el barco que en 2010 registró Oceanografía ante la Comisión Nacional del Agua para dar servicio a Pemex. 

No es la única referencia. 

Las oficinas en la Ciudad de México donde despacha Martín Díaz Álvarez, socio minoritario de Oceanografía, pertenecen al grupo GGM, que dirige Javier Rodríguez Borgio.

Este grupo es la conexión que une a los tres socios, (Yañez Osuna, Díaz Álvarez y Rodríguez Borgio) indispensable en el camino de la PGR para acreditar que en sus negocios pudo haber delincuencia organizada. 

Esto en caso de probarse ante la justicia que en efecto Oceanografía operó con facturas falsas y tuvo inyección de dinero proveniente del robo de combustibles, o del narcotráfico. 

Encubren lazos comerciales

El perfil de la compañía dirigida por Rodríguez Borgio es distinto a Libertad Servicios Financieros, administrada por Díaz Álvarez hasta su renuncia, y al de Oceanografía, cuyo rostro visible es Amado Yáñez. 

Sin embargo, los espacios más destacados del inmueble de la Torre Óptima, como la recepción y la sala de juntas, están llenos de referencias a Oceanografía. 

En esta sala adjunta se observan tres maquetas a gran escala de barcos de la empresa. Las alusiones no son casuales. 

Aunque Rodríguez Borgio ha negado ser socio de Oceanografía, su compañía GGM Shipping ostenta como su propiedad el Caballo Maya y el Osa Goliath, los dos barcos más importantes de la flota de la empresa que figura públicamente como parte del caudal de Amado Yáñez.

El perfil del empresario Javier Rodríguez Borgio pone como su actividad más relevante que dirige el Grupo GGM, compuesto por Grupo Gasolinero Mexicano, GGM Shipping, GGM Energy y Oceanografía. 

El sitio web IMDB indica que este grupo “maneja una flota de 14 barcos de fines múltiples que sirven a las necesidades de la industria petrolera en México”.

Oceanografía firmó en octubre del año pasado un préstamo para compra del Osa Goliath a través del fondo de inversión Pareto, con sede en Noruega, por 160 millones de dólares (2 mil 134 millones de pesos). 

Si el préstamo se otorgó a favor de Oceanografía, ¿por qué la foto del Osa Goliath preside las oficinas de GGM en la Ciudad de México? 

Rodríguez Borgio dijo al diario Excélsior que su vínculo con Oceanografía era la renta de algunos barcos, mas no especificó cuáles. 

El sitio web de Grupo GGM despeja la incógnita. Refiere que el Caballo Maya y el Osa Goliath forman parte de su flota, con la cual ofrecen “servicios marítimos relacionados con el desarrollo de campos petroleros utilizando embarcaciones especializadas para la asistencia en el área de exploración, explotación de yacimientos”.

A pesar de esto, el buque Osa Goliath, de 180 metros de largo, 24 de ancho y 12 de profundidad, construido en 2009, no aparece a nombre de Oceanografía ni de GGM en los registros públicos de tráfico marítimo. 

En todas sus imágenes disponibles, muestra una inscripción que dice Oceanografía en ambos lados.

Pero sus registros de bandera de Panamá, indican que pertenece al astillero Coastline Maritime, con sede en Singapur.

La empresa de Amado Yáñez dice sobre el Osa Goliath que ha trabajado para Pemex desde enero de 2010 en “inspección, mantenimiento y reparación de instalaciones marinas en la sonda de Campeche”. 

Está considerado como el barco más grande en el mundo para trabajos costa afuera, ya que tiene una grúa con capacidad para cargar dos mil toneladas y un helipuerto que puede recibir aeronaves hasta de 12 toneladas. 

Puede alojar hasta 300 personas y tiene “gimnasio, cinema y áreas de esparcimiento”. Oceanografía afirma que es “el barco más moderno trabajando actualmente para Pemex”.

Los otros miembros del consejo de administración de Oceanografía refieren que desconocían esta sociedad. 

En los últimos años no se ha convocado a juntas de accionistas ni se les ha otorgado información sobre cuáles son las sociedades de la empresa ni qué porcentaje tienen los socios. 

En la misma situación se encuentra el Caballo Maya, un buque construido en 2010 por Coastline Maritime y que presentan como propio al mismo tiempo Oceanografía y GGM Shipping, es decir, Yáñez y Rodríguez Borgio.

Actualmente, la empresa que fue asegurada por el SAE cuenta con 69 barcos que anuncia como suyos, entre los buques, los de perforación, los abastecedores, personales y de apoyo.

Los abogados de GGM Shipping son del despacho Loar, comandado por Antonio López Arguijo, el mismo que representa a Big Bola Casinos, Grupo Gasolinero Mexicano y Libertad Servicios Financieros. 

La conexión entre Borgio y GGM Shipping, que se asume como dueña del Osa Goliath y el Caballo Maya, está también registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

El registro de marca para GGM Energy que obtuvieron en junio de 2012 indica que el titular de esta empresa es Gasolineras Grupo Mexicano (GGM), la empresa de Rodríguez Borgio.

En mayo de 2011, Rodríguez Borgio firmó la solicitud de petición para el registro de marca de GGM Shipping, como representante de Grupo Gasolinero Mexicano.

Problemas legales en EU

El socio mayoritario de Oceanografía, la empresa investigada por operaciones ilegales, ha enfrentado también procesos  en Texas 

La figura del caballo de mar que sirve como logotipo a Oceanografía es también una pista hacia las empresas y los procesos ilegales que enfrenta Amado Yáñez en EU. 

En septiembre de 2008, el empresario fundó en Spring, Texas, la compañía OSA International, LLC. OSA es la forma en que el personal de Oceanografía se refiere internamente a la empresa. 

Con este mismo nombre se registró en Houston otra compañía que aparece en los registros públicos de EU como administrada por Gustavo Azcarate, director de operaciones de Oceanografía en Villahermosa. 

Dos años antes, en febrero de 2006, se fundó también en Spring, Texas, Sea Horse Marine, Inc., la cual ahora está inactiva y era administrada por Mindy Kay, la misma persona que representaba a Osa International en esa ciudad texana. 

Mindy Kay también fue utilizada como administradora en 2004 de Sea Horse Miami, Inc., empresa ahora inactiva que se fundó en Nevada. Su presidente era Amado Yáñez.

En febrero de 2011 Mindy Kay fue arrestada en Houston como parte de un operativo para desmantelar una red de narcotráfico que trabajaba para el Cártel del Golfo. 

En el operativo fueron detenidas 13 personas, entre ellas la operadora de Yáñez, acusadas de haber transportado cocaína, marihuana, y haber lavado dinero mediante la distribución de millones de dólares en medicamentos llevados desde México a Nueva York, Filadelfia y Baltimore.

El nombre de Kay aparece junto al de Amado Yáñez en  un juicio iniciado en 2009 en la Corte del Distrito Sur de Texas contra Osa International y Oceanografía. 

El demandante era la compañía Adams Offshore, competidor para contratos marinos. 

El juicio, en el que también Gustavo Azcarate Padilla aparece como parte de Osa, culminó en diciembre de 2011 gracias a un acuerdo amistoso entre las partes. Confirmó la presencia de Yáñez en compañías en Estados Unidos. 

El tequila da pistas

El segundo socio de Yáñez en Oceanografía es Martín Díaz Álvarez, quien funge como presidente del consejo de administración de Libertad Servicios Financieros y era, en principio, el único vínculo entre Borgio y Yáñez.

Al mismo tiempo que ha sido investigado por la PGR por lavado de dinero, Díaz Álvarez ha instalado en los últimos años una serie de inversiones en Estados Unidos. 

El empresario opera una serie de empresas en EU, entre ellas una productora de tequila donde hasta diciembre del año pasado también fungía como socio Pedro Aspe, exsecretario de Hacienda con Carlos Salinas y actual presidente de Protego-Evercore.

Esta se anunció en noviembre de 2010 y tuvo por objeto público la elaboración de la botella de tequila Ley del Diamante, la más cara del mundo, que costaría 3.5 millones de dólares. 

Los socios en este empeño serían los empresarios Víctor David Mena, José Oleszcovski, Pablo Brener, Israel Brener, Martín Díaz Álvarez y Pedro Aspe.

La elaboración correría a cargo de la Tequilera Hacienda La Capilla y fue presentada en una gala especial. 

Las crónicas publicadas en 2010 indican que el tequila había sido elaborado por la tequilera La Capilla. 

Pero esta sociedad no fue registrada en México sino en Texas, Estados Unidos. 

Los registros públicos de la Secretaría de Estado de Texas indican que el 4 de diciembre de 2008, dos años antes de que se presentara la botella de tequila, se conformó la sociedad Hacienda La Capilla, LLC, con una dirección fiscal en San Antonio. 

La compañía se encuentra activa. Como los socios fundadores los registros muestran a Martín Díaz Álvarez, Pedro Aspe, Golden Boy Enterprise, Naiv, S.A. de C.V. y Brama, Inc.

El reporte anual que suscribió Hacienda La Capilla al Estado de Texas en 2013 muestra un cambio en los socios. Se sustituye el nombre de Martín Díaz por una sociedad suya. 

Agregan a la compañía DRT, S.A. de C.V., iniciales de la queretana Desarrollos Residenciales Turísticos, fundada por José Oleszcovski, fallecido en junio pasado en un accidente aéreo en Tamaulipas.

El otro nuevo socio es la empresa FMSD Spirits, LLC, una compañía registrada en julio de 2012 en Miami, Florida, la cual tiene a Martín Díaz Álvarez como único socio.

El agente registrador es Todd Prins, el mismo a través de quien se compraron las propiedades del Luis Armando Reynoso López, hijo del exgobernador de Aguascalientes, Luis Armando Reynoso Femat, quien enfrenta varios procesos penales por desvío de recursos durante su administración.

Aclara participación

Al ser consultados sobre esta sociedad, Sylvia Martínez, representante legal de Evercore Partners México, la compañía que dirige Aspe, confirmó que él fue “accionista minoritario en lo personal del 5 por ciento en dicha empresa, participación derivada de una invitación que le hiciera el Sr. José Oleszcovski”.

La representante de Evercore aseguró que en septiembre del año pasado, luego del fallecimiento de Oleszcovski, se firmó un acuerdo de entendimiento con el que Aspe decidió vender su participación en Hacienda La Capilla. 

“El 6 de diciembre de 2013 se formalizaron los acuerdos de compraventa, y a partir de esa fecha dejó de ser accionista minoritario con el 5 por ciento de la mencionada sociedad”, escribió Martínez en una carta dirigida a Reporte Indigo.

El empresario Martín Díaz Álvarez fue solicitado por este diario para responder a sus vínculos con Oceanografía y las empresas de Estados Unidos.

Aunque en principio accedió a una entrevista con Reporte Indigo, al cierre de esta edición dicho encuentro no se había concretado. 

Al mismo tiempo que en México iniciaban las investigaciones sobre Martín Díaz, él seguía operando compañías en Miami, registradas a través de una oficina de abogados en Coral Gables, una zona residencial de esa ciudad. 

El 15 de septiembre de 2011, abrió AMDI Air Services, con la misma dirección fiscal en Coral Gables. No hay ningún registro público de a qué se dedicaba.

Su estatus actual es “inactiva”, ya que los abogados no llenaron su reporte anual correspondiente al año pasado. 

El mismo día el empresario ahora investigado registró FSMD Legacy Holding, la cual también se encuentra activa y con la dirección del despacho Aragon Registered Agents en Coral Gables. 

En 2011 Díaz buscó hacerse de una parte accionaria del Legacy Bank of Florida, un pequeño banco ubicado en Boca Raton, una ciudad al norte de Miami, en el condado de Palm Beach.

El empresario pretendía la dirección del banco y comprar 4.5 millones de acciones, de acuerdo con notas publicadas por el South Florida Business Journal. 

Las negociaciones finalmente no prosperaron y el acuerdo para la compra se canceló en febrero del año pasado.