30

Por ciento de incremento en el precio de los cereales internacionales de junio a la fecha


"Si hay una agricultura subsidiada (...) es la de EUA (...) Sus productos se venden a precios accesibles porque están altamente subsidiados”

Dr. José Luis Lezama

Colegio de México

El éxito de los cultivos siempre ha sido incierto. El clima, su variable más impredecible.

Sin embargo, hoy existen otros factores –que sí están en manos del hombre– que ponen en riesgo la producción de alimentos a nivel mundial.

En los últimos meses, la sequía en Estados Unidos ha afectado alrededor del 60 por ciento de su territorio, algo que no se había visto desde hace 50 años.

Para José Luis Lezama, profesor investigador del Colegio de México, este problema no solo surgió por el cambio climático, también por prácticas adquiridas durante años recientes.

El comportamiento de los inversionistas, los hábitos de alimentación y el consumo de energía de las personas –y hasta las acciones pro ambiente de moda– también tienen un fuerte impacto.

Errores humanos

“Hay otros fenómenos que están contribuyendo, por ejemplo, la especulación con los alimentos. Muchos inversionistas internacionales concentran la producción, la compran incluso por adelantado, para generar escasez y ponerla en el mercado cuando los precios están altos.

“Así se han enriquecido muchos consorcios y muchos personajes a nivel internacional”, dice en entrevista para Reporte Indigo.

El especialista en política y cambio climático agrega que el hecho de que en muchos países se esté destinando productos agrícolas a la producción de biocombustibles, también genera escasez.

“Estar dedicando la producción de cereales para alimentar a los automóviles en lugar de la población, se ha traducido en un problema de escasez y encarecimiento de los productos agrícolas y de los alimentos en general”.

Excesos con caducidad

Expertos proyectan que para 2050, se tendrá que aumentar hasta un 75 por ciento la producción de alimentos para satisfacer a la creciente población.

Lo mismo ocurre con la electricidad y los recursos naturales. Por lo que en pocos años será imposible mantener los privilegios de consumo de hoy en día.

“Acaba de salir un reporte que dice que tendríamos que cambiar nuestras dietas alimenticias, disminuir el consumo de carne que actualmente abarca el 20 por ciento de nuestros consumos.

“Tendremos que bajarla a un 5 por ciento porque no va a haber agua para producir los alimentos que se requiere para alimentar a las 9 mil millones de personas que seremos”.

Subsidios liberales

“Si hay una agricultura subsidiada en el mundo es la de Estados Unidos (…) en cambio aquí todavía se sigue debatiendo sobre si subsidiar o no el campo.

“Hay que cambiar la política agropecuaria de tal manera que se estimule la producción de los pequeños productores”, agregó.

Además de políticas implementadas por gobiernos, el cambio debe ser de raíz, agrega el especialista. Se requiere modificar hábitos personales y prácticas empresariales.