¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

La ruta crítica a nuevas alcaldías en la CDMX

David Martínez

La recta final para la creación de nuevas alcaldías está en marcha. El instituto electoral local ya determinó que es factible la división y ahora solo falta que el Congreso tome la decisión final antes de que termine el año


Nov 4, 2019
Lectura 6 min
portada post

La propuesta de dividir las alcaldías con mayor extensión territorial y densidad de población avanza.

Esta una de las prioridades del Congreso antes del término de este periodo legislativo y el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) afirma que es viable desde el punto de vista técnico.

Con ello, el camino hacia nuevas alcaldías se abre. No obstante, falta que en la arena política se dé el último paso.

El análisis legislativo de la nueva división territorial es un mandato constitucional que está plasmado en el artículo 52 de la Carta Magna de la Ciudad.

Aunque en abril cuando comenzaron los trabajos en el tema se creía poco probable que la capital tuviera nuevas alcaldías, pues la jefa Gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló que no era urgente, el IECM indica que es viable debido a las necesidades de la población y que traería beneficios a las comunidades.

Actualmente, los trabajos legislativos para definir la nueva división de las alcaldías están en su ruta crítica. El 18 de octubre pasado la jefa de Gobierno y el Congreso acordaron el próximo 5 de diciembre como fecha límite para determinar si habrá nuevas o no

Lo cual significa que definir la creación de más demarcaciones políticas es una de las prioridades legislativas para este período de sesiones junto con la Ley de la Fiscalía General.

El consejero del IECM, Mauricio Huesca, indica que los estudios realizados por el órgano electoral en 2016 que entregó al Congreso demuestran que es factible una nueva división territorial para las alcaldías de Iztapalapa y Gustavo A. Madero; y con menor probabilidad, Álvaro Obregón

Iztapalapa cuenta con un millón 827 mil 868 habitantes, Gustavo A. Madero con un millón 164 mil 477. Mientras que Álvaro Obregón tiene alrededor de 749 mil 982, de acuerdo con cifras de la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

Las tres alcaldías rebasan el estándar internacional de población para una demarcación política definido por la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL) que es de 500 mil habitantes como máximo.

Por lo cual, Huesca indica que los estudios elaborados por el IECM demuestran que no sólo es factible, también es necesario hacer nuevas alcaldías.

Servicios, identidad y medio ambiente

De concretarse la nueva división territorial, Mauricio Huesca señala que la población de las nuevas demarcaciones se verá beneficiada en tres rubros: servicios, identidad y medio ambiente.

El consejero indica que una extensión menor de territorio donde una autoridad como la alcaldía esté al pendiente, puede eficientar la distribución de servicios.

Puso de ejemplo el caso de Iztapalapa, que históricamente ha padecido del suministro de agua y que podría mejorar si se divide su territorio.

Por otra parte, señala que una reducción y división territorial podría crear más cercanía con el gobernante e incentivar la identidad.

Refiere que Iztapalapa, que colinda con cuatro alcaldías y dos municipios del Estado de México, es muy grande y diversa, por ello, repartir su territorio va a ser favorable.

“Qué tanta identidad de Iztapalapa puede tener alguien que vive ahí pero está más pegado a Coyoacán en comparación con alguien que vive del otro lado próximo a Valle de Chalco”, señala.

Por ello indica que si Iztapalapa o Gustavo A. Madero se dividen en alcaldías más compactas, habrá mayor apego e identidad de sus habitantes, lo que podría aumentar la participación ciudadana.

“Es hacer núcleos urbanos más próximos y más identitarios a ellos, que rompan con esta inercia de una baja participación ciudadana”, explica.

Además, Huesca menciona que también tendría repercusiones positivas para el medio ambiente pues se garantizaría que las nuevas alcaldías cumplan con el mínimo de suelo verde por habitante.

Argumenta que en Iztapalapa y Gustavo A. Madero está mal proporcionada la extensión de áreas verdes.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número mínimo recomendado de árboles por habitante es de nueve.

Al haber alcaldías más compactas, el Gobierno tendría que garantizar que en ellas se cumpla dicha medida.

Huesca también recalca que para hacer la división, se tienen que considerar a los pueblos, colonias y barrios originarios de la ciudad así como los accidentes y condiciones geográficas tales como lagos, grietas, sierras, etcétera.

Cambios en alcaldías hasta 2024

La diputada local del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Yuriri Ayala Zúñiga, menciona que en caso de que se defina que sí habrá nuevas alcaldías, los cambios se verán reflejados hasta 2024.

Ayala Zúñiga es la diputada que en abril pasado presentó la iniciativa para el análisis de la nueva división territorial.

La legisladora indica que los artículos transitorios del artículo 52 de la Constitución capitalina detallan que en caso de que se apruebe la nueva división territorial, sería hasta 2024 cuando se creen formalmente otras alcaldías.

Hasta ese año también tendrán el presupuesto necesario y podrán participar en elecciones los habitantes de esas nuevas demarcaciones.

A pesar de esto, Ayala Zúñiga no quiso confirmar la creación de las nuevas alcaldías hasta que se discuta formalmente en el pleno y haya un proyecto de ley.

Igualmente, señala que con la jefa de Gobierno se han llevado a cabo reuniones en donde la mandataria a pedido que se haga un análisis extenso respecto al tema.

No obstante, Ayala Zúñiga hizo énfasis en que la decisión final será tomada por el Congreso con base en los estudios de los distintos organismos que están colaborando como el Programa de Estudios Universitarios de la Ciudad (PUEC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el IECM y el INEGI.

La UNAM y el INEGI tienen hasta el mes de diciembre para entregar los resultados de los estudios que avalen la nueva división territorial. Mientras que el IECM ya afirmó que sí es factible.

También puedes leer: Sheinbaum reitera rechazo a división de alcaldías; deja tema al Congreso

Comentarios