Aunque Morena continúa expandiéndose en el territorio nacional como la fuerza política más votada del país, los resultados del pasado 6 de junio también arrojan una tendencia poco favorable para el partido oficial en los grandes centros urbanos. Al sorpresivo repunte de la oposición en la Ciudad de México se sumaron derrotas en otras capitales de peso, tanto por el frente conformado por PAN, PRI y PRD como por la alternativa de Movimiento Ciudadano.

De las 10 zonas metropolitanas con mayor número de habitantes, de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020 elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Morena apenas controla Tijuana, el municipio más poblado del país, y Ciudad Juárez, cuya área metropolitana abarca regiones de Texas y Nuevo México. Mientras que perdió presencia en La Laguna ya que, de tres ayuntamientos que se renovaron en Coahuila, sólo ganó uno.

En Puebla, entidad que gobierna desde 2019, Morena apenas logró cuatro de los 18 municipios del área metropolitana. En tanto que la alianza entre PRI, PAN y PRD, ya sea unidos o por separado, ganó ocho, incluyendo la capital del estado. Movimiento Ciudadano sumó dos más a la oposición. Sin embargo, el partido oficial se recupera al tomar en cuenta los municipios de Tlaxcala, estado que también gobernará, ya que ganó otros cuatro y el PT, su aliado más añejo, dos.


De las 10 zonas metropolitanas más grandes del país, Morena solo logró victorias contundentes en Tijuana y Ciudad Juárez, así como en los municipios de Tlaxcala que colindan con Puebla, ciudad que perdió

Para sorpresa de muchos, el frente opositor Va Por México logró su avance más significativo en la Ciudad de México, bastión histórico de la izquierda, al ganar un total de nueve alcaldías contra siete que obtuvo Morena. Resultados similares se replicaron en la periferia capitalina, donde la coalición tripartita también se alzó con el triunfo en importantes municipios del Estado de México que forman parte del área metropolitana.

De 59 municipios mexiquenses que junto con la capital de la República integran la zona metropolitana del Valle de México, Morena ganó 22, incluyendo algunos de los más poblados como Ecatepec, Nezahualcóyotl y Valle de Chalco. En el Área Metropolitana del Valle de Toluca apenas pudo rescatar cuatro. Va Por México ganó 27 en la primera área y 11 más en la segunda, obteniendo ayuntamientos como Toluca, Metepec, Huixquilucan, Naucalpan o Tlalnepantla.

En solitario, Acción Nacional barrió en sus bastiones de Guanajuato y Querétaro. En la Zona Metropolitana de León, compuesta por cuatro municipios, el PAN se llevó tres, con Morena rescatando el triunfo en Silao. Mientras que en la Zona Metropolitana de Querétaro, donde son cinco las localidades, los azules ganaron cuatro, pero el partido guinda se fue con las manos vacías ya que el Partido Verde se alzó en Huimilpan.

No solo el frente opositor cosechó victorias en zonas urbanas, siendo que Movimiento Ciudadano refrendó su dominio de la Zona Metropolitana de Guadalajara, la cual ganó por primera ocasión en 2015. De 10 municipios, el partido naranja tendrá seis, incluyendo Guadalajara y Zapopan. Mientras que Morena se hizo con Tonalá y Zapotlanejo.

Con la elección del segundo gobierno estatal de MC en Nuevo León el partido también logró entrar a la Zona Metropolitana de Monterrey, si bien sólo será con los ayuntamientos de dicha ciudad y de Salinas Victoria, Morena logró el mismo número, en Escobedo y El Carmen. En tanto que el PRI ganó cuatro, el PAN tres más y en San Pedro Garza García, el municipio más rico del país, fue reelecto el independiente Miguel Treviño.

‘Síntomas, no enfermedad’ para Morena

Para analizar estos resultados, Reporte Índigo entrevistó a Javier Santiago Castillo, profesor-investigador del Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana, quien considera que esta situación es producto del distanciamiento de sectores de la clase media con el proyecto de Morena, si bien no llegan a ser tan alarmantes como para poner en riesgo su continuidad de cara a las elecciones de 2024.


“Son un síntoma de la distancia que están tomando, de Morena, ciertos sectores medios, indiscutiblemente. Eso sí es un síntoma, pero el síntoma todavía no llega a enfermedad como para decir que esta enfermedad los pueda hacer perder la elección presidencial”

Javier Santiago Castillo

Académico de la UAM

“Si las elecciones presidenciales hubieran sido este 6 de junio, Morena hubiera ganado. Se da esta circunstancia, hay una pérdida de votos, pero no al nivel para poner en crisis a Morena todavía”.

Por el contrario, recalca el panorama general en el que Morena, nuevamente, se alza como el partido más votado a nivel federal. Esto al haber tenido prácticamente la misma cantidad de sufragios emitidos en su favor que Acción Nacional y el Revolucionario Institucional en conjunto. Aunado a que, con la renovación de gubernaturas, controlará un total de 16 estados.

“Estos reveses de carácter electoral, resulta que no son tan relevantes como para hacerlo perder. Creo que, a pesar de estos pequeños descalabros, el partido en el poder tiene todas las posibilidades de ganar en un escenario como este. Todavía no son tan adversas, tan grandes las derrotas como para poner en riesgo un posible triunfo. Tiene la mayoría de los votos”, agrega.

Pese al resultado cuantitativo en áreas metropolitanas, las victorias de Morena resultan significativas en términos cualitativos ya que ganó siete de las 13 localidades más pobladas del país: Tijuana, Mexicali, Ciudad Juárez, Ecatepec, Ciudad Nezahualcóyotl, Iztapalapa y Gustavo A. Madero. Acción Nacional se queda con León, Puebla y Querétaro, en tanto que Movimiento Ciudadano retuvo Guadalajara y Zapopan además de ganar Monterrey.

Por otro lado, Juan Manuel Aguilar Antonio, investigador del Centro de Análisis de la Seguridad con Democracia, opina que esta tendencia podría agudizarse con el paso del tiempo. Postulando que los grandes centros urbanos podrían continuar buscando alternativas a la plataforma de gobierno que han implementado los mandatarios emanados de Morena.

“Será importante ver que hay un capital político que se está alejando de la opción de la 4T, principalmente en las zonas urbanas. Entonces, el crecimiento de Morena puede darse, más a lo largo del tiempo, en espacios rurales, porque parece ser que los centros urbanos precisamente son aquellos lugares que están cuestionando más la autoridad y la forma de gobernar del partido del presidente”.

También puedes leer: La sucesión presidencial anticipada confronta al interior de Morena: Ricardo Monreal