La revolución no será posible sin las criptomonedas. Mientras el mundo avanza hacia la realidad virtual y los metaversos, el internet evoluciona y cada día crece más la venta y compra de NFT (Non Fundable Tokens), activos digitales únicos e irrepetibles cifrados con tecnología blockchain, en México las autoridades insisten en que las monedas digitales, como el bitcoin, no son de curso legal.

El hartazgo y la inestabilidad del sistema financiero tradicional ocasionaron que las monedas digitales avanzaran a pasos agigantados en todo el mundo

Con esto, se le está dando la espalda a la tendencia mundial de incluso países de la región como El Salvador o Argentina, dicen expertos en la materia.

La semana pasada, desde el Senado de la República, la gobernadora del Banco de México, Victoria Rodríguez Ceja, insistió en su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Crédito Público, que las criptomonedas solamente son reguladas para prevenir actividades delictivas como lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, pero no son respaldadas por el Banco Central.

“Estos son activos que no están respaldados por el Banco de México, no es una moneda de curso legal. La legislación emitida sobre estos activos, dejó la libertad para realizar operaciones con dichos activos fuera del sistema financiero y sólo impone obligaciones a las empresas que se dediquen a realizar operaciones con ellos, para establecer medidas y controles de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo”, dijo.

Después, la primera gobernadora en la historia de Banxico, justificó la falta de reglas del juego señalando que esto ocurre también en varios países de mercados desarrollados.

Lo cierto es que en la estrategia de México las criptomonedas se encuentran en segundo término, ya que para 2024 Banxico busca expedir su moneda digital, o Central Bank Digital Currency (CBDC)

Y aunque criptomonedas y CBDC comparten su naturaleza digital, existen un sinfín de diferencias.

Por ejemplo, el Bitcoin puede ser creado por cualquiera, su desarrollo es a través de la comunidad, la emisión de sus monedas es fija y predecible a través de una estructura descentralizada, su privacidad es muy alta, su accesibilidad no requiere permiso, su usabilidad es ilimitada, su código es abierto y es imposible censurarla por su tecnología blockchain.

Por su parte, las CBDC al ser creadas, controladas y gestionadas por el Estado a través de los bancos centrales, tienen una estructura centralizada, privacidad nula y para acceder a ellas se requieren permisos e incluso podrían ser censuradas.

Durante su comparecencia, Rodríguez Ceja insistió en que la moneda digital que crearán será un complemento que ayude a la inclusión de la población al sistema financiero “con la certeza de que está respaldada por el Banco Central”, a diferencia de las criptomonedas.

El futuro de las criptomonedas

Para el especialista en criptomonedas, el doctor Oswaldo Reyes, el hartazgo y la inestabilidad del sistema financiero tradicional ocasionaron que las monedas digitales avanzaran a pasos agigantados en todo el mundo.

“Es un movimiento que viene de una situación de hartazgo. En la Bitcoin 2022, celebrada en Miami, todos coincidieron en que los sistemas ya están desbordados, es decir, la situación política, social y los conflictos golpean el aspecto económico y eso te hace voltear a ver todos los recovecos que existen como las criptomonedas que están empoderadas en este momento y que están creciendo de manera mucho más sólida.

“Es un sistema que no está centralizado, tiene un valor fijo por la oferta y la demanda, no está nadie detrás que manipule esas finanzas. A diferencia del tipo de cambio que lo puede modificar un banco central o la Secretaría de Hacienda. Además, tú mismo puedes ser partícipe del proceso de creación de criptomonedas (a través de la minería), algo que antes era inaudito”, comenta.

La punta de lanza para esta revolución tecnológica, dice el entrevistado, serán las criptomonedas.

“El futuro, el sol de todo este universo son las criptomonedas. No es el caso todavía en México, pero en otros países ya puedes incluso tener el NFT de tu propiedad. Próximamente en el metaverso, que es a lo que está evolucionando la Web 3.0 y la inteligencia artificial, se podrán utilizar sin la necesidad de cambiar de sistema o lenguaje de programación, y para eso, se necesita una moneda también descentralizada”, agrega.

Sobre la situación en México, el especialista comenta que es un país privilegiado, ya que cuenta con la Ley Fintech para regular las empresas emergentes de servicios financieros, se pueden conseguir permisos para operar criptomonedas y tenemos una empresa, Bitso, la plataforma más grande del país, Argentina y Brasil para comprar, vender y usar criptomonedas.

Incluso, en días recientes, el club de futbol Tigres, patrocinados por Bitso, anunció que aceptaría criptomonedas para la compra de boletos para los partidos que se jugarán en Nuevo León

“Sí estamos preparados, sí existe la tecnología y sí existe la legislación. Lo que pasa es que los mexicanos estamos muy acostumbrados a la banca tradicional y mientras no nos salgamos de esas ideas no nos vamos a ir de la banca normal”
Doctor Oswaldo ReyesEspecialista en criptomonedas

“Pero todo está listo, yo creo que en cuestión de meses o un año y medio va haber empresas muy interesantes y México se va a adelantar. México y América Latina están listos para dar el cambio”, concluye.

Continúa leyendo:

La casa del Bitcoin, hospedaje con monedas digitales

Carnaval Art, una oportunidad para artistas con NFT