La prensa internacional ha hecho una cobertura extensa al terremoto de 7.1 grados que ocurrió el pasado 19 de septiembre y que ocasionó derrumbes y muertes en la Ciudad de México, Puebla y Morelos.  Entre los ángulos que destacan, está el del la escuela Enrique Rébsamen que tiene al país y a la comunidad internacional en suspenso.

Así lo demuestra el diario de Estados Unidos The New York Times, en el que también califica a México como un país “propenso” a registrar estos eventos catastróficos.

Por otro lado también dan información sobre como ayudar a donar a las víctimas que dejó el terremoto. “Lastimados, no rotos” es el titular que rescata el diario estadounidense al segundo día de la catátrofe. 

Otros medios también enfatizaron en la ayuda y movilización ciudadana después del sismo, como el periódico francés Le Monde que describió los actos como “solidarios”.  

El medio alemán Der Spiegel señala por otro lado que el “regreso a la normalidad” tras el terremoto en el centro del país “tardará meses” y contrasta que se ha elogiado la confianza en la protección civil, “a pesar” de contar con mil 500 edificios dañados y miles de personas que recurrieron a albergues temporales.

A pesar de la crítica, Der Spiegel también da a conocer que “la solidaridad de los mexicanos “no conoce límites” al explicar que las iniciativas de vecindarios, colegios, escuelas se encuentran en tareas de búsqueda de sobrevivientes. 

The Guardian compartió un video tomado del canal Foro TV en donde el presentador en el estudio se vio interrumpido por el sismo. A la prensa internacional le impacta el profesionalismo y la seriedad con la que la mayoría de los comunicadores se dirigen a su audiencia en momentos de alertas, al menos también desde 1985.