Bajo el gobierno de Gabino Cué la población en pobreza extrema en Oaxaca aumentó de 23.3 por ciento a 28.3 por ciento


En el sexenio de Roberto Borge, la deuda de Quintana Roo pasó de 10 mil 37 mdp en el 2010; a 22 mil 442 mdp en el 2015


Sinaloa se ubica en los primeros lugares de homicidios del país. El diario El País adjudicó el aumento de los asesinatos a las pugnas de grupos del narcotráfico


Entre enero y mayo de este año se han registrado 154 homicidios relacionados con la delincuencia organizada en Zacatecas


En Durango, tres de cada 10 habitantes han vivido alguna situación que afecta su seguridad


Del 2010, cuando Duarte tomó las riendas del gobierno de Chihuahua, al 2015 la deuda del estado aumentó 240 por ciento

https://youtu.be/_fH3Wj-2zHY

Conflictos sociales por doquier, deudas impagables, condiciones impuestas por sus antecesores y zonas en total control del crimen organizado, es la realidad que varios de los nuevos gobernadores tendrán que afrontar.

Es la herencia que los actuales mandatarios dejarán a aquellos que ganaron la sucesión en las urnas, el pasado 5 de junio.

Un legado que les costará más de un dolor de cabeza y que, incluso, podría trastocar desde el primer momento sus planes de gobierno.

La mayoría de quienes asumirán el cargo en los próximos meses no podrán celebrar un nuevo comienzo. En sus estados hay problemas añejos.

Por ello, gran parte de los gobernadores electos han comenzado una campaña para deslindarse de las administraciones salientes y buscar que se rindan cuentas por las fallas del pasado.

La amenaza de llamar a cuentas a los gobernadores salientes pudo haberles hecho ganar miles de votos; ahora, los nuevos mandatarios deberán emprender una ofensiva para la rendición de cuentas.

En algunos casos ya ha comenzado. En Chihuahua, por ejemplo, el gobernador electo ya lanzó una página de internet para que los ciudadanos realicen denuncias anónimas contra el mandatario en funciones o cualquier servidor público de la actual Administración.

A los problemas específicos que haya en cada entidad debe sumarse la situación que priva a nivel nacional.

Las protestas por diversos temas a nivel nacional –como los médicos contra el sistema de salud universal o un sector del magisterio por la Reforma Educativa; la permanencia del precio bajo del petróleo y el alto costo del dólar-, estos nuevos gobernadores tendrán que lidiar con los problemas internos y externos a sus estados.

Las elecciones del pasado 5 de junio cambiaron también la configuración política del país, que también podría tener impacto en las negociaciones con la Administración central.

Ahora, el PRI gobernará 15 estados; el PAN, ocho; el PRD, cuatro; en tres estados habrá gobiernos de la alianza PAN-PRD; el PVEM tiene una gubernatura; y una entidad es gobernada por un independiente.

Las cartas están echadas. Los gobernadores entrantes no solo tienen en sus manos el futuro de sus estados; también tendrán que sanar las heridas que sus antecesores dejaron en las entidades.

Reporte Indigo presenta una radiografía de los principales estados donde los nuevos gobernadores enfrentarán un escenario complejo al asumir su cargo.

Javier Corral (PAN)
Chihuahua

En la entidad más grande del país, el panista Javier Corral recibirá la Administración con varios frentes abiertos.

En días pasados, los conflictos sociales han escalado y las manifestaciones han provocado hasta personas heridas. Las protestas más importantes han sido encabezadas por la organización Unión Ciudadana, que ha sido la más crítica al actual gobierno del priista César Duarte.

Las principales demandas de los inconformes contra el gobernador es que atienda el desabasto de gasolina, que detenga el endeudamiento del estado y que rinda cuentas por las acusaciones de supuesta corrupción y presunto desvío de recursos para conformar el Banco Unión Progreso, del que Duarte sería socio.

A esto se suman las demandas de mejor seguridad en toda la entidad, pero particularmente en Ciudad Juárez, una zona lastimada por los feminicidios y la presencia del crimen organizado.

La deuda de la entidad ha aumentado exponencialmente en los últimos años.

En el 2010, cuando Duarte tomó las riendas del gobierno, el estado estaba endeudado por 12 mil 247 millones de pesos; para el 2015, la deuda ya se encontraba en 42 mil 762 millones de pesos. Esto representa un aumento del 240 por ciento.

En Chihuahua, el gobernador electo Javier Corral anunció un sitio de internet para que los ciudadanos puedan presentar denuncias anónimas de actos de corrupción contra César Duarte o cualquier otro funcionario de la actual Administración.

Corral tomará protesta como nuevo gobernador el 4 de octubre de este año.

José Rosas Aispuro Torres (PAN/PRD)
Durango

La entidad es una de las tres que probará por primera vez la alternancia en el gobierno.
De la mano de José Rosas Aispuro Torres, quien ganó la elección en una coalición del PAN y el PRD, en Durango gobernará por primera vez un partido diferente del PRI.

El panista tomará protesta el 15 de septiembre próximo.

Uno de los principales problemas de esa entidad es la presencia de grupos del crimen organizado.

Las voces que han alertado sobre la presencia de delincuencia organizada en la región vienen de diversos sectores, desde el social, empresarial y la Iglesia católica.

Y aunque las autoridades del gabinete del gobernador priista Jorge Herrera Caldera se han empeñado en decir que “ya no hay” crimen organizado en esa entidad, casi a diario se ofrecen reportes sobre aseguramientos de armas, vehículos o destrucción de plantíos de drogas.

En esa entidad, por cada 10 habitantes, tres han tenido alguna situación que afecta su seguridad.
Otro de los retos que tendrá Aispuro Torres será subsanar la deuda pública estatal.

En dos años –entre el 2013 y el 2015-, la deuda del estado creció un 51 por ciento, al aumentar de 4 mil 953 millones de pesos a 7 mil 497 millones.

Alejandro Tello Cristerna ( PRI)
Zacatecas

Este estado senfrentará las consecuencias del incremento exponencial de su deuda.
Ahí, el PRI mantuvo el Gobierno estatal, que pasará de Miguel Alonso Reyes a Alejandro Tello Cristerna.

En esa entidad, la peor herencia que recibirá Tello será su deuda pública, que creció 11 veces durante el periodo de su antecesor.

En el 2010, cuando Alonso tomó la gubernatura, Zacatecas debía 682 millones de pesos; para el 2015, la cantidad ya ascendía a 7 mil 609 mdp.

Otro de los retos que tendrá Tello será el combate a la delincuencia organizada.

Según reportes de medios locales, entre enero y mayo de este año se registraron 154 homicidios relacionados con la delincuencia organizada.

Los municipios más afectados son Fresnillo, Guadalupe, Calera, Ojocaliente, Río Grande y Jerez.
Tello Cristerna tomará protesta como nuevo gobernador el 12 de septiembre próximo.

Miguel Ángel Yunes (PAN)
Veracruz

El panista Miguel Ángel Yunes será el primer gobernador de esa entidad que provenga de un partido diferente al PRI, pues llegará por la coalición PAN-PRD.

El primer punto que tendrá en contra será la duración de su mandato, pues solo estará dos años al frente de la Administración estatal.

En febrero de este año, la Procuraduría General de la República dio a conocer que se tenía el reporte de 165 desaparecidos en esa entidad.

Del 2011 al 2016, durante el sexenio de Javier Duarte, la entidad ha sido el primer lugar en asesinato de periodistas, con 19 comunicadores asesinados.

En el gobierno de Duarte, la deuda de la entidad se duplicó.

En el 2010, el monto alcanzaba los 21 mil 499 millones de pesos; para el 2015, la deuda ya era de 45 mil 879 mdp.

Además de la deuda estatal, Yunes podría recibir la deuda a los proveedores del gobierno, universidades y otros órganos públicos que hasta hace unos meses protestaban por la falta de pago del Gobierno estatal.

Miguel Ángel Yunes tomará posesión como nuevo gobernador el 1 de diciembre próximo.

Quirino Ordaz (PRI)
Sinaloa

El priista Quirino Ordaz, gobernador electo de Sinaloa, enfrentará los problemas ya comunes en esa entidad.

El principal: un repunte en los hechos de inseguridad que han sacudido a diversas ciudades y comunidades en los últimos días.

La captura y posible extradición de Joaquín “El Chapo” Guzmán, podría traer un rompimiento al interior del Cártel de Sinaloa para obtener su control.

Esto ya ha traído algunos enfrentamientos en la zona serrana del estado; han llamado la atención particularmente los que han ocurrido en Badiraguato, de donde es originario Guzmán Loera.

Sinaloa se ubica en los primeros lugares de homicidios del país. El diario El País publicó en abril pasado que entre enero y febrero de este año, los asesinatos en esa entidad pasaron de 77 a 117; adjudicó el crecimiento a las pugnas de grupos del narcotráfico tras la recaptura de “El Chapo”.

En esa entidad, el número de personas en situación de pobreza pasó de 36.3 a 39.4 por ciento; quienes están en pobreza extrema pasaron de 130 mil a 155 mil entre el 2012 y el 2014, bajo el gobierno del aliancista Mario López Valdez (PAN-PRD).

Quirino Ordaz tomará protesta como nuevo gobernador el 1 de enero del 2017.

Francisco García Cabeza de Vaca (PAN)
Tamaulipas

Es uno de los focos más rojos de todo el país, por la presencia de grupos del crimen organizado en toda la entidad.

Por primera vez en 86 años, ese estado será gobernado por un partido diferente al PRI.

El panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca asumirá la gubernatura el 1 de octubre de este año; tomará la estafeta del priista Egidio Torre Cantú.

El principal reto que enfrentará será el combate a la delincuencia que, en algunos sitios, mantiene un control absoluto de las actividades y el gobierno municipal.

Uno de los delitos que más ha lastimado a la sociedad tamaulipeca es el secuestro.

En el 2015, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en ese estado se registraron 230 plagios –denunciados-, con lo que la entidad ocupó el primer lugar del país en la comisión de ese delito.

A esto se suman las ejecuciones, bloqueos, enfrentamientos y hallazgos de fosas clandestinas que son noticia a nivel nacional.

Otra de las herencias que recibirá el panista es una deuda estatal que creció exponencialmente en los últimos años.

En el 2007, la deuda de esa entidad era de mil 344 millones de pesos; en el 2015, el endeudamiento ya era de 12 mil 925 millones. Esto representa un crecimiento de nueve veces.

García Cabeza de Vaca llegará al gobierno después de una campaña política donde sus contrincantes lo acusaron de tener nexos con el crimen organizado.

Carlos Joaquín (PAN/PRD)
Quintana Roo

En la entidad que tiene uno de los mayores índices de turismo en México, el nuevo gobernador Carlos Joaquín (PAN-PRD) llegará el poder después de que su antecesor y todavía mandatario, el priista Roberto Borge, tomara algunas previsiones para garantizar su retiro.

Bajo la anuencia de Borge, el Congreso estatal convocó a un periodo extraordinario para aprobar una serie de medidas promovidas desde la gubernatura que fueron bautizadas como el “paquete de impunidad”.

El Congreso de Quintana Roo aprobó en ese extraordinario la transformación de la Procuraduría estatal en Fiscalía; de nombrar un Fiscal antes de la toma de protesta de Joaquín, éste duraría siete años en el cargo –todo su sexenio-.

El Legislativo, además, aprobó un aumento de la deuda del municipio de Solidaridad –que será gobernado también por la coalición PAN-PRD- por más de mil millones de pesos.

El todavía gobernador busca nombrar a dos magistrados numerarios y un supernumerario en el Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Con esto, han denunciado los ciudadanos, busca protegerse de cualquier acción en su contra.

Ante lo que se aprobaba en el Congreso, ciudadanos protestaron al exterior del recinto legislativo y algunos grupos lograron ingresar hasta el salón de sesiones. La policía se  enfrentó con ellos.

En el sexenio de Borge, la deuda estatal pasó de 10 mil 37 millones de pesos en el 2010; a 22 mil 442 millones en el 2015.

Quintana Roo conocerá por primera vez la alternancia. El 25 de septiembre, cuando Joaquín tome protesta, será el primer mandatario de un partido diferente al PRI.

Alejandro Murat (PRI)
Oaxaca

El conflicto magisterial en pleno será el que reciba al priista Alejandro Murat cuando asuma como nuevo gobernador de Oaxaca, el 1 de diciembre de este año.

En una de las entidades con mayores conflictos sociales, la lucha de estos días contra la Reforma Educativa recuerda a los conflictos que se tuvieron en la entidad en el 2006, con la APPO (Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca).

Aunque faltan todavía cinco meses para la toma de protesta de Murat, el conflicto magisterial ya complica el proceso de transición en ese estado.

Con las comunidades “heridas” por la incursión policial, que cobraron la vida de varias personas –algunos de ellos que ni siquiera participaban en los bloqueos carreteros-, Murat tendrá la titánica tarea de la reconciliación y de lidiar con el movimiento magisterial que ha adelantado no cesará en su lucha contra la Reforma Educativa.

Murat se enfrentará, además, a la división en el PRI oaxaqueño.

Dentro del tricolor, el grupo encabezado por el exgobernador Ulises Ruiz podría complicarle algunos movimientos en el Congreso estatal o en la negociación con algunos sectores allegados al exmandatario.

Oaxaca enfrenta, además, uno de los mayores índices de pobreza a nivel estatal.

Entre el 2012 y el 2014, bajo el gobierno del aliancista Gabino Cué (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano), el número de personas en pobreza pasó de 61.9 por ciento a 66.8 por ciento; la población en pobreza extrema aumentó de 23.3 por ciento a 28.3 por ciento.

Martín Orozco (PAN)
Aguascalientes

El gobernador electo, Martín Orozco, recuperó para el PAN uno de sus principales bastiones.

Cuando tome protesta, el 1 de diciembre de este año, Orozco tomará uno de los estados que arrastra escándalos de corrupción desde antes del gobierno del priista Carlos Lozano de la Torre.

Después de concluir su sexenio al frente del gobierno de Aguascalientes –del 2004 al 2010-, el panista Luis Armando Reynoso Femat fue acusado de ejercicio indebido del servicio público y peculado.

Lozano de la Torre, empero, también ha enfrentado algunos escándalos. El primero es que su sobrino, José Alejandro Díaz Lozano, ha sido el encargado de manejar las finanzas del Gobierno estatal desde el inicio de su gobierno.

Díaz Lozano ha sido el encargado del despacho de Finanzas de Aguascalientes; el gobernador nunca nombró a un secretario en forma.

Omar Fayad Meneses (PRI)
Hidalgo

Aunque en esa entidad no hubo alternancia y el PRI continuará en la gubernatura, el mandatario electo, Omar Fayad, también recibirá una pesada herencia de su antecesor, Francisco Olvera Ruiz.

En Hidalgo nunca ha habido alternancia; siempre ha sido gobernado por el PRI.

La revista Forbes publicó en marzo pasado su Índice de Mala Administración Gubernamental, donde colocó a Olvera en el tercer lugar, solo debajo de Baja California Sur y Morelos.

¿El motivo? La publicación consideró que el gobernador hizo un uso ineficiente de los recursos financieros, hubo despilfarro en sus recursos materiales y realizó una mala política de adquisiciones.

Un ejemplo, es que el gobernador invirtió millones de pesos en vehículos oficiales para empleados del Gobierno estatal, a pesar de que es una de las entidades con mayores niveles de pobreza.

Olvera también fue cuestionado por Forbes por la adjudicación de sus contratos de obras, pues el 70 por ciento no fue licitado, y el 45 por ciento se otorgó a empresas de otros estados, diferentes de Hidalgo.

En el gobierno de Olvera, la deuda estatal también aumentó. En el 2010, cuando tomó el cargo, los pasivos estatales eran de 4 mil 23 millones de pesos; para el 2015, la deuda estatal ya se encontraba en los 6 mil 246 millones; un aumento del 55 por ciento.

Omar Fayad Meneses tomará protesta como nuevo gobernador el 5 de septiembre próximo.

Marco Antonio Mena (PRI)
Tlaxcala

En la entidad tampoco hubo alternancia; el PRI mantendrá la gubernatura, que pasará de Mariano González Zarur a Marco Antonio Mena el próximo 1 de enero del 2017.
Mena enfrentará una de las herencias más difíciles de erradicar: la de la trata de personas.

La entidad es un referente en cuanto a ese delito. La población de Tenancingo es considerada uno de los núcleos principales de los grupos delincuenciales que se dedican a esa actividad.

A pesar de que es un secreto a voces que en esa comunidad se comete el delito de trata con total impunidad, poco se ha hecho para remediarlo.

En el gobierno de González Zarur, la pobreza en Tlaxcala aumentó un punto porcentual; sin embargo, la gente en condiciones de pobreza extrema disminuyó 2.6 por ciento.

En el primer caso, en el 2012 el 57.9 por ciento de la población estaba en pobreza; esta cifra aumentó a 58.9 por ciento.

El crecimiento en este índice representó a más de 33 mil 200 personas.

En el caso de la pobreza extrema, el porcentaje pasó de 9.1 por ciento de su población a 6.5 por ciento; un total de 29 mil 600 personas dejaron esa condición.

Tlaxcala es la entidad con la menor deuda financiera de todo el país. Al 2015 tenía una deuda de 33 millones de pesos; sin embargo, durante los años 2013 y 2014, la deuda era cero.

Antonio Gali Fayad (PAN/Nueva Alianza)
Puebla

En Puebla tampoco hubo alternancia en el gobierno. Bajo el cobijo del PAN y Nueva Alianza, Antonio Gali Fayad se convertirá en el nuevo gobernador el 1 de febrero del 2017.

Aunque Gali Fayad no solo es panista, sino uno de los políticos más cercanos al actual gobernador, Rafael Moreno Valle, no lo exime de recibir un estado con algunos conflictos y fallas.

Al ser tan cercano a Moreno Valle, Gali Fayad deberá deslindar su imagen y su gobierno del gobernador.

Una de las polémicas fue la que ocurrió con la salida de Facundo Rosas como secretario de Seguridad Pública Estatal, una vez que se descubrió que presuntamente estaba involucrado en una red de robo de combustible.

Algunos de los críticos del gobierno poblano aseguran que la deuda de esa entidad terminará de pagarse hasta dentro de 50 años y que, además, casi el 80 por ciento de los recursos para obras fueron ejercidos en la ciudad de Puebla, dejando olvidadas otras zonas del estado. Gali Fayad fue alcalde de la capital poblana.