¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

ConflictoVecinal

La película convertida en pesadilla

Icela Lagunas

Colonias como La Condesa, La Roma y Santa María la Ribera están de moda para hacer filmaciones, lo que ha provocado la molestia de los vecinos por los problemas que traen consigo, como el cierre de calles durante las grabaciones


May 14, 2018
Lectura 6 min
portada post

Balazos en plazas públicas, autos encerrados en los garajes porque camiones bloquean sus entradas, calles cerradas sin previo aviso y trabajadores que portan playeras con la leyenda “staff” son algunas de las escenas que viven vecinos con las filmaciones realizadas en sus comunidades.

Una decena de colonias consideradas “trendy” como la Condesa, Roma, Hipódromo, San Ángel, Contry Club, Santa María la Ribera, Centro Histórico y Chimalistac padecen las consecuencias de su paisaje, historia y locaciones naturales al ser invadidos de noche, madrugada o día por decenas de camiones que se apuestan en sus calles para filmar comerciales, películas, telenovelas o series.

Representantes de comités vecinales acusan que el director general de la Comisión de Filmaciones de la Ciudad de México que depende de la Secretaría de Cultura, Mauricio D´ Aguinaco, facilita permisos a empresas privadas para que conviertan el espacio público en un “set” a costa de la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos.

Quetzal Castro, del Comité Vecinal Hipódromo en la Delegación Cuauhtémoc, es una de las dirigentes que ha emprendido una batalla porque la industria de las filmaciones respete la Ley, sin embargo, se ha encontrado que las compañías tienen como aliado a D´Aguinaco.

“Es un precio muy alto que pagan los ciudadanos a costo del enriquecimiento de la industria”, asegura Castro.

La dirigente refiere un caso específico con Dante Casas, una filmadora que obtuvo permiso de la Comisión de Filmaciones para simular una lluvia en las calles de Aguascalientes y Ometuzco, parte de la considerada “zona cero” después del sismo del 19 de septiembre de 2017.

“El edificio de Aguascalientes con Ometuzco, fue afectado por el sismo, todo estuvo des ocupado, excepto el penthouse y ahí realizarían las grabaciones y dijeron que llevarían una grúa para simular el efecto de la lluvia de donde dejarían caer agua hasta por diez minutos, somos una zona cero, eso nos pone en riesgo”, explicó respecto a la oposición de que se grabara en esas condiciones.

Muy cerca de ahí hay una guardería y justo se grabaría a la hora en que aún hay movimiento de menores. De ahí que la maestra de dicha escuela, junto con la integrante del Comité Vecinal, intentaron exponer sus preocupaciones respecto a la filmación.

No obstante, ese día Mauricio D´Aguinaco afirmó frente a los vecinos y gente de la producción que los integrantes de los comités vecinales no son los autorizados de emitir permisos o negarlos.

“El comité no es nadie, la autoridad soy yo, la representación la tengo yo, soy el comisionado, a mí me delegaron esa tarea”, gritó, según la versión de Quetzal Castro.

“Saca una hoja y dice: aquí está una hoja en la que me firmaron, al parecer era el dueño del edificio, el conserje, el de a lado y al que le pusieron encima la grúa”, recordó Quetzal Castro de aquel capitulo que protagonizó el funcionario local, quien también ignoró las preocupaciones de la maestra de la escuela.

“Para los vecinos, son un dolor de cabeza las filmaciones”

- Quetzal Castro

Comité Vecinal Hipódromo

La activista dice que las empresas tienen que conseguir el permiso para filmar que lo otorga la citada Comisión de Filmaciones y otro, para utilizar el espacio público lo emiten las delegaciones.

Pero obtener un permiso no lo es todo, ya que ha encontrado que muchas empresas sí cuentan con el permiso pero lo sacan para grabar en otras colonias que no son tan populares pero que finalmente lo utilizan en aquellas que son parte del “boom” en la capital.

“San Ángel no es un set”

El sur, fundamentalmente San Ángel, parece ser una de las zonas favoritas para las filmaciones.

Susana Kanahuati del comité vecinal, refiere que apenas la semana pasada se hicieron unos disparos en plena Plaza de San Jacinto, lo que provocó que algunos paseantes y trabajadores se aventaran pecho a tierra para protegerse.

“Hay protocolos y no se cumplen, tenía que haber un perifoneo previo de que eso ocurriría, además, la Secretaría de Seguridad Pública tiene que acudir a revisar el tipo de arma que se utilizará y nada de esto ocurrió”, acusa.

“Ni la Comisión de Filmaciones sabía que habría disparos, la filmación de José Alberto Castro, el “Güero Castro, violó los protocolos”.

Kanahuati recuerda que en el caso de San Ángel existe un elemento adicional, ya que cuenta con una declaratoria de patrimonio cultural, por lo tanto, las empresas productoras y de filmaciones están ignorando al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“San Ángel no es un set”, sostiene.

“Las filmadoras llegaron ofreciendo plantas a cambio de que se les permitiera grabar y es que, hay comités de vecinos que les reciben dinero o donaciones en especie a cambio de permitirles grabar sin problema”, señala.

Debido a los problemas y a la falta de atención por parte de la Comisión de Filmaciones, los vecinos ya expusieron esta problemática ante la Secretaría de Gobierno, que encabeza Guillermo Orozco Loreto, quien reconoció tener antecedentes de este problema sin atender.

De manera oficial, la Comisión de Filmaciones de la Ciudad de México informó que desde enero de este año y con la finalidad de mitigar afectaciones a la vida cotidiana de la ciudadanía, la actividad fílmica debía ajustarse a los horario habitaciones entre las seis de la mañana y 22 horas, en las colonias Pedregal, Hipódromo Condesa, Roma, Bosques de las Lomas, Paseos de Taxqueña, Ciudad Jardín, Santa Fe, Toriello Guerra y Santa María la Ribera.

La dependencia hizo hincapié en que desea contribuir al desarrollo de la industria con la menor afectación posible a la vida cotidiana de la ciudadanía.

Llamó a cumplir los acuerdos con la Secretaría de Seguridad Pública, en el sentido de instrumentar condiciones de seguridad y a la vida privada de los vecinos, aunque los representantes vecinales aseguran que en la práctica eso no ocurre.

“Te quieren vender el cuento de que exhibirán a tu colonia como un punto turístico ante los ojos del mundo, que paguen un set, que no sea a costa de los vecinos, cuánto cuesta y quién se queda con el dinero de los permisos”, plantea Kanahuati.

Las colonias favoritas para las filmaciones son:

> Condesa

> Roma

> Hipódromo

> San Ángel

> Country Club

> Santa María la Ribera

> Centro Histórico

> Chimalistac

Comentarios