La palabra como forma de resistencia para afrodescendientes

Mediante la actividad poética de Aleida Vázquez y el discurso de la abogada Jocelyn Morales Priego, la lucha por la reivindicación de las narrativas afro toma fuerza en el lenguaje

Además de la representación escénica, la palabra ha servido a las comunidades afrodescendientes para conservar y defender su identidad

Además de la representación escénica, la palabra ha servido a las comunidades afrodescendientes para conservar y defender su identidad

Comparte esta nota

Además de la representación escénica, la palabra ha servido a las comunidades afrodescendientes para conservar y defender su identidad a través de la memoria, los cantos y las historias, por ello es la herramienta que la poetisa Aleida Violeta Vázquez Cisneros utiliza para esparcir conocimiento y reivindicar la presencia de la población afrodescendiente en el país.

“Creo que trasciende en la medida en que nosotros pongamos fuerza y congruencia en aquello que estamos expresando. Por eso también escribo, porque creo firmemente que la palabra puede influir y conectar con otros mundos y otras ideas.

“Es importante subrayar que hay una memoria guardada en cada espacio, en cada platillo, en cada costumbre, en cada paso y, lo ideal, es que a partir de ahí nos reconozcamos, aunque nos hayan querido enseñar que vale más aspirar a otra idiosincrasia o a la blanquitud que nos dejó la colonialidad”, indica en entrevista.

La activista originaria de la Costa Chica de Guerrero dice que a través de la poesía y de los versos se cuenta la cotidianidad de su pueblo, “y eso puede servir como un espejo para otras personas, pero, sobre todo, para otras mujeres”.

Sobre el “deber ser” de las afromexicanas, menciona que las mujeres negras vienen de otros contextos y es necesario entenderlas, pues no pueden ajustarse a ningún parámetro.

“Tenemos formas de vivir nuestro cuerpo diferente, de reír diferente, tenemos la alegría sobrada, aquí, todos los días, y entendemos el mundo desde otra visión, y esa visión tiene que ser respetada, porque nosotras nos sabemos dignas”.

Política, alternativa obligada para representar a afrodescendientes

Jocelyn Morales Priego, abogada y diputada suplente del distrito 21 de Iztapalapa, cuya titularidad le corresponde a Indali Pardillo Cadena, de la coalición PT y Morena, explica que en sus planes no estaba el involucrarse en la política; sin embargo, ante la falta de representación, se ha mantenido ahí con el objetivo de buscar mejores oportunidades para su comunidad.

“Que no nada más sea un tema de representatividad y que se quede ahí, que realmente podamos llegar a abonar, construir, y jalar a los que vienen detrás de nosotros. Tenemos que empezar a mostrarnos, también queremos un mejor país donde nos incluyan.

“Debemos de empezar a buscar huecos para cambiar poco a poco, para ver qué necesitan los demás afrodescendientes. Sí sabemos, sí pensamos, sí queremos cosas diferentes”
Jocelyn Morales PriegoAbogada y diputada suplente del distrito 21 de Iztapalapa

Respecto al racismo que vive en la alcaldía gobernada por la morenista Clara Brugada, cuenta que esta práctica tiene su pilar en la ignorancia y en el temor de los mexicanos a que un extranjero les quite lo que les pertenece.

De ahí que destaca lo relevante de formar parte activa dentro de la política para contribuir en la construcción de normativas y planes de acción que contribuyan en la erradicación de las conductas discriminatorias.

“En algún momento creo que necesitaba toda esa fortaleza para poder aprender a decir, ‘aunque tú digas que no puedo, puedo, aunque tú digas que no puedo opinar, puedo. Lo que más peleo es que en los libros de historia haya historia afro, porque así nos vamos a reconocer, y no solo mujeres afro, también las mujeres de Iztapalapa, que vean que, a pesar de todo, se puede”, concluye.

Te puede interesar:

Afromexicanas exigen representación sin prejuicios

Estigmas y reivindicación de las personas afromexicanas

Salir de la versión móvil