Fue un verdadero fiestón. 

Con motivo de su cumpleaños 44, el alcalde de San Blas, Nayarit, Hilario Ramírez Villanueva, quien hace meses saltó a la fama tras admitir en campaña que había “robado poquito” cuando había sido alcalde previamente del municipio, festejó en grande este sábado. 

Los asistentes disfrutaron de unos 50 mil cartones de cerveza, con un costo de 13 millones de pesos; 50 cabezas de ganado para birria, de 600 mil pesos, así como de la música de la banda El Recodo, que cobró 1.2 millones de pesos por su presentación, de acuerdo con Reforma.

En total, el festejo costó casi 15 millones de pesos, uno menos que los 15.9 que el Ayuntamiento nayarita invierte este año en la Dirección de Seguridad Publica, Tránsito, Vialidad y Protección Civil, detalló el diario, que se basó en datos de la página de Transparencia del municipio.

‘Es para el pueblo’

El alcalde justificó el festejo con el argumento de que es para consentir a todo el pueblo de San Blas y aseguró que el dinero para la fiesta no provino del erario. 

Sin dar nombres, dijo que hubo quienes le regalaron el ganado; otros, la cerveza, y que la contratación de la banda El Recodo estuvo a cargo de tres amigos cercanos. 

A él sólo le tocó poner alrededor de 250 mil pesos para meseros y mobiliario, indicó.