La comunidad feminista se pronunció en contra del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, luego de que mandara amurallar la periferia del Palacio Nacional a tres días de la marcha del 8 de Marzo, en conmemoración del Día de la no violencia contra las mujeres.

Esta mañana el Palacio Nacional, sede y hogar del poder Ejecutivo mexicano, amaneció rodeado por vallas que se instalaron desde la noche del jueves; sumándose al cercamiento de otros edificios como el Palacio de Bellas Artes.

“El reflejo de la misoginia del presidente”, apuntó la Colectiva Feminista “Ningún agresor en el poder”, quienes se pronuncian en contra de la candidatura de Félix Salgado Macedonio a la presidencia de Guerrero.

“¡Las morras tenemos motivos para gritar, rayar, quemarlo todo!”, sentenciaron.


“Decirnos que marchemos calladitas, pacíficas, tranquilas, y además proteger a los monumentos es reflejo de la misoginia Estatal porque el mensaje es: los monumentos van primero, sus demandadas no son legítimas y además esas violentas están equivocadas”.

El despacho del presidente de México fue cercado días después de que él anunciara que “las manifestaciones de mujeres al Zócalo capitalino son bienvenidas”.

Ante esas acciones las colectivas feministas advirtieron, “presidente, !lo vamos a quemar todo!”.


“Precisamente porque su respuesta es la patriarcal. Usted encubre violadores, usted no escucha a las mujeres, usted es parte de este sistema feminicida”.

Otros usuarios de redes sociales apuntaron que el presidente de México, literalmente, está “atrincherado” en el Palacio Nacional debido a las manifestaciones de mujeres y apuntaron que en ninguna otra ocasión el recinto había estado tan protegido como ahora.


“Atrincherado en el gran Palacio, acorde con su inmenso ego, el medio presidente se pasea por los laberintos de sus miedos. ¿Tanto teme al día 8 de marzo? Nunca, que yo recuerde, este lugar se había visto así de blindado”.

En más de una ocasión, el presidente de México ha realizado señalamientos que desacreditan el movimiento feminista en México.

En febrero del año pasado, acusó a “los conservadores” de tener injerencia en la lucha contra la no violencia hacia las mujeres.

Recientemente, acusó que el movimiento feminista es utilizado para “otros fines” a manos de la oposición y señaló que él desconocía el significado de “romper el pacto patriarcal” hasta que le explicó su esposa.

Aunado a ello, López Obrador desechó las acusaciones por abuso sexual y violación contra Félix Salgado Macedonio aludiendo a que, aún cuando existen expedientes que las víctimas iniciaron contra el precandidato, los señalamientos en su contra son producto de una “campaña de linchamiento”.

Te puede interesar: El “falso feminismo” en la nueva línea de tenis Panam, “rayados” con las pintas del 8M