¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
doPlay

SSPCDMX

La misión de dar seguridad a la capital

Icela Lagunas

Raymundo Collins, el nuevo titular de Seguridad Pública en la ciudad, tiene en sus manos el gran reto de devolver la confianza de la Policía a la ciudadanía a tan sólo 4 meses de terminar el sexenio


Ago 1, 2018

El reto de cambiar la percepción de inseguridad de la ciudadanía en cuatro meses suena a misión imposible, pero el Secretario de Seguridad Pública de la capital, Raymundo Collins, apunta los esfuerzos a cinco delitos que padecen los capitalinos: robo a transeúnte, robo a cuentahabiente, negocio, casa habitación y narcomenudeo.

Sin intentar matizar lo que ocurre en las calles los últimos meses, el recién llegado jefe de la corporación policiaca de la Ciudad de México habla sin tapujos de la criminalidad que genera la confrontación entre La Unión de Tepito y la Anti Unión.

Se refiere a los ejecutados, desmembrados y narcomensajes como “la violencia dura” de la que responsabiliza a estos grupos que por años se intentó ignorar, negar y minimizar.

“Existen, la Unión de Tepito y el grupo opositor, la Anti-Unión, son los responsables de la violencia dura que se ha visto en las calles de la Ciudad de México”, dice.

En cuatro meses, Collins no está pensando en cambiar una política ni entrar a fondo en las cuestiones estructurales que aquejan la corporación; la apuesta es lograr en tan corto plazo una disminución de los delitos y que la gente se sienta segura.

“Venimos por cuatro meses, no podemos entrar a cuestiones estructurales, no podemos prometer en cuatro meses que vamos a cambiar una política. Les estoy pidiendo (a los policías preventivos) que retomemos el servicio a la sociedad, para ser bien vistos”

- Raymundo Collins

Secretario de la SSP-CDMX

En este último intento de la última etapa del gobierno capitalino, Raymundo Collins, es el tercer secretario de Seguridad Pública durante el sexenio.

Dice que este mes de agosto es clave para darle resultados a la ciudadanía.

“Anoche fue la primera noche en mucho tiempo que no tuvimos homicidios, me dicen que sólo se ve una o dos veces al año”, dice en tono de triunfo a escasos diez días de haber asumido el cargo, luego de la salida de Hiram Almeida.

“No creo que sea una cuestión de política, hay una percepción de inseguridad en muchos aspectos de la ciudad, no podemos negarla, es innegable, pero tampoco podemos decir que la CDMX está paralizada o no tiene vida, todos los días hay eventos, culturales, deportivos, recreativos, esta ciudad vive. Tenemos un problema de delincuencia. Nunca negaremos, no tengo ninguna instrucción de negarlo”, asegura cuando se le cuestiona.

“Hay una percepción, ahora han tenido gente cercana que algo le pasó, no necesariamente de manera directa, sino con todas las noticias entra la preocupación cuando sus hijos salen o van a reuniones los fines de semana”, dice.

Habla de otros factores como facilitadores de esta crisis de inseguridad: la facilidad de los ciudadanos para conseguir armas de fuego; la falta de castigo para quienes portan armas y la reincidencia.

“Hay gente que abusando de las facilidades, que ya estuvo en reclusorios”.

Detuvieron a uno asaltando, relata, que tiene 16 ingresos.

“Quitaron la gravedad en la portación de las armas y se está volviendo un conflicto real, pero eso no quiere decir que tenemos el Chicago de los años 30 ni que la ciudad está en manos de la delincuencia, tenemos la capacidad para luchar contra ella”, agrega.

Raymundo Collins

>Trabajó en las administraciones de Andrés Manuel López Obrador y de Marcelo Ebrard

>Fue titular del Instituto de la Vivienda de la Ciudad de México (Invi) con Miguel Ángel Mancera

>Es el tercer secretario de Seguridad Pública del sexenio 2012-2018 en la Ciudad de México

Apenas llegó se cambió el esquema de actuación por cuadrantes a fin de eficientar la vigilancia, el patrullaje y que la ciudadanía note la presencia de los uniformados.

“Somos la policía preventiva, tenía otros esquemas de operación que en su momento funcionaron pero que había que darles un viraje”.

A contra reloj, el extitular del Instituto de Vivienda advierte que de momento dejó a todos los altos mandos en sus puestos como un gesto de confianza, sin embargo, los próximos meses podría ir rotando a de acuerdo a los retos que se vayan presentando

Rechaza hablar de si la tropa o los mandos estén coludidos con los grupos de la delincuencia en la capital; reconoce, en cambio, que existe un problema de ausentismo laboral al que hay que ponerle atención.

Más allá de los reportes internos que los mandos de las zonas le entregan para la toma de decisiones, Collins dice que se apoya con los diagnósticos de otras corporaciones a fin de tener una óptica real de lo que está ocurriendo en la ciudad.

“No es por sospecha de los mandos, es porque le pido a otras instituciones de procuración de justicia que me hagan llegar sus reportes de inteligencia de lo que pasa en la ciudad”.

En medio de la polémica que rodea su llegada a la SSP capitalina y el rechazo a su nombramiento por parte de diputados locales de la Asamblea Legislativa, Raymundo Collins, se trazó un objetivo casi único e inmediato de aquí a diciembre que concluye el gobierno de José Ramón Amieva.

“Que la ciudadanía vuelva a sentir que el policía es su amigo, que el policía los cuida y detener a la mayor cantidad de delincuentes posible para demostrar que la ciudad es una ciudad de leyes”, señala.

Cerrar el gobierno –asegurasin proyectar ni hacer cálculos de quién lo sucederá una vez que Claudia Sheinbaum Pardo, asuma al cargo el próximo 5 de diciembre.

Los principales delitos que enfrentan los capitalinos son:

>Robo a transeúnte

>Robo a cuentahabiente

>Robo a negocio

>Robo a casa habitación

>Narcomenudeo

Comentarios