La marcha no estuvo libre de altercados, al tiempo que decenas de miles de personas mostraron el músculo político con el que cuenta el presidente Andrés Manuel López Obrador, un joven pedía apoyo de la Policía al denunciar que fue víctima de robo, mientras el canciller, Marcelo Ebrard, recibió un escupitajo durante el recorrido.

Nada rompió la caminata de 1.2 millones de personas, según las autoridades. La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y el titular de la Secretaría de Gobernación, Adán Augusto López, principales aspirantes para suceder a Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia, caminaron juntos para mostrar su respaldo al jefe del Ejecutivo.

El evento, que partió del Ángel de la Independencia hacia el Zócalo capitalino, comenzó minutos después de las 9:00 de la mañana con el primer mandatario al frente. Detrás de él gobernadores emanados de Morena, como Evelyn Salgado, de Guerrero; Layda Sansores, de Campeche; Alfonso Durazo, de Sonora; Alfredo Ramírez Bedolla, de Michoacán; Indira Vizcaíno, de Colima; Américo Villarreal, de Tamaulipas; Ricardo Gallardo, de San Luis Potosí, y Cuauhtémoc Blanco, de Morelos, entre otros.

Los legisladores federales también se hicieron presentes y no faltó el político que aprovechó para hacer campaña, como Fernando Vilchis, alcalde de EcatepecFrancisco Chíguil, alcalde de Gustavo A. Madero, u Octavio Rivero, diputado local morenista.

Sin embargo, en calles aledañas personas con banderines y playeras se alejaban del contingente: unos decían haber cumplido “y tomarse la foto”, mientras otros aseguraban que no irían “más allá de Madero, ahí nos regresamos”.

La marcha convocada en la Ciudad de México por el Presidente de la República abarrotó las calles del Centro Histórico, pese a los señalamientos de la oposición sobre un presunto acarreo de asistentes.

Durante el recorrido, que duró más de cinco horas, miles de asistentes llenaron las calles que conducen hacia la Plaza de la Constitución con la intención de ver y saludar al mandatario. Mientras que otros decidieron aguardar el arribo de la comitiva presidencial directamente en el Zócalo para escuchar el discurso que López Obrador tenía programado tras la caminata.

En el trayecto hubo batucada, mariachis, baile, cánticos y arengas, de las que resaltaron: “Es un honor marchar con Obrador” y “No estás solo”.

Los asistentes de diversas entidades del país mostraron pancartas para desmentir la supuesta presencia de acarreados: “Soy de Pachuca, no soy acarreado, apoyo a AMLO”, “No somos acarreados, somos pueblo, pero sí somos patas rajadas” o “Soy una más india pata rajada que viene por convicción”.

Pasado el mediodía, con una temperatura de 23 grados Centígrados bajo un sol abrumador, las sombrillas, sombreros y camisetas sirvieron de protección para los presentes, quienes se mantuvieron atentos al paso del Presidente a lo largo de la caminata, quien era escudado por un “López Obrador” en zancos que pedía a la gente abrir paso.

En la plancha del Zócalo, frente a Palacio Nacional, sobresalía el plantón que mantienen profesores de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), quienes buscan sostener una mesa de diálogo con el Gobierno federal para que mejoren sus condiciones laborales.

Al punto de las 15:00 horas, con una plaza medianamente llena, pero con las calles aledañas abarrotadas de gente, el primer mandatario emitió su mensaje, en el cual resaltó la amplia convocatoria de jóvenes al evento y enlistó 110 acciones realizadas en lo que va de su administración. Como primer lugar, subrayó, una mejor atención a los pueblos y comunidades indígenas.

Te puede interesar: 1.2 millones de personas en la marcha de AMLO, anuncia Claudia Sheinbaum